miércoles, 31 de marzo de 2010

UN POSMODERNO TREN REVOLUCIONARIO


JUAN PABLO VITALI

Retomando mi recorrido por los viejos bares de la ciudad, prácticamente todos ellos fundados por inmigrantes españoles, me doy cuenta de que las cosas cambian mucho más rápido de lo que me esperaba. Estamos rodeados, digamos, , por una turba marginal que, como en la novela de Jean Raspail, viene de no se sabe dónde

Y como las ideologías se han aflojado mucho últimamente, entre turbas marginales, militantes sociales, revolucionarios posmodernos y progresistas capitalistas, la diferencia es solamente con cuánto dinero cuenta cada uno a la hora de diferenciarse del otro en medio del amasijo cultural en el que vivimos. Esa es la única distinción que continúa siendo válida. Con dinero y dejando de pasar por lugares por los que que no debemos pasar en nuestro propio país, podemos andar más o menos bien si es que tenemos la cabeza lo suficientemente vacía.
Pero eso sí, no hay que equivocarse. Y equivocarse puede ser incluso viajar en tren, como le pasó a esa joven miserablemente agredida que viajaba en el trayecto de Leganés a Atocha, sin que ningún español de los 72 que iban sentados en el vagón intervinieran, considerando quizá que aquella chica no merecía ser defendida. Acaso dentro de poco los españoles no puedan viajar en los trenes españoles,
Pero volviendo a Buenos Aires. Al final de mi periplo por los bares (y juro que no había tomado) quise justamente volver en tren. Me apuro a decir que los trenes que quedan en la Argentina no son en calidad como los españoles, lo cual resulta obvio. Pero ese tren y ese día tenían una particularidad más: se conmemoraba el aniversario del golpe de Estado de 1976, cuando se derrocó un gobierno democrático que sólo defendimos un puñado de argentinos, al parecer también bastante “derechistas”. Por ese motivo, las “masas” que volvían de los actos alusivos abordaron ese tren.
El vagón estaba inhumanamente lleno, como esos trenes que a veces vemos en los documentales sobre la India. Pero sus pasajeros eran el reflejo de un sincretismo muy particular.
Para que haya verdadero latinoamericanismo y convicción democrática, hay que conseguir muchos inmigrantes, de esos que ya no pueden llamarse ilegales, porque sería un insulto y podría acarrearnos algún problema.
De todos modos, la raza opresora siempre está presente, y sentados justo en frente de mí –que tuve que viajar de pie–, cuatro jóvenes con aspecto céltico hablaban fluidamente en francés, emocionados quizá por lo que habían vivido en nuestra capital revolucionaria.
A unos pasos de distancia, unas veteranas de clase media, profesoras universitarias o bien militantes de algún sindicato profesional, celebraban una especie de asamblea, como corresponde a un verdadero pensamiento socialista, para decidir quién se sentaría en un asiento que había quedado vacío.
Una gorda inmensa, aborigen de un país limítrofe, bastante favorecida por este país productor de alimentos, trataba de calzarse el asiento en sus asentaderas mientras empujaba a su acompañante hacia la ventanilla.
Un hombre algo alcoholizado se bajó la gorra adornada con la foto de Guevara y una estrella roja hasta los ojos, y comenzó a roncar sonoramente.
Un travesti flaquísimo, gritaba en el vagón siguiente. Una señora que no formaba parte de la movilización social, leía atentamente su Biblia evangelista, haciendo caso omiso del entorno, y subrayando algunos versículos.
Mi mujer comenzó a sospechar que yo miraba a las veteranas militantes (más veteranas y más militantes que yo) o bien que ellas me miraban. Me calcé entonces mi gorra nada revolucionaria y bajé la vista para no sufrir represalias.
Los militantes universitarios habían plegado sus banderas eternamente rojas (antes y después de la caída del muro), sus retratos de Guevara y sus pedidos de memoria eterna y de esa justicia tan particular que siempre quiere encerrar a alguien antes de juzgarlo. Porque en eso sí nos adelantamos por un poco a los españoles, y lanzamos primero nuestra ultra memoria igualitaria antiderechista.
Dos policías a los que justo les había tocado guardia en el tren, pasaron rápidamente sintiendo un fuego de miradas sobre sus uniformes, con pánico a que pasara cualquier cosa y perder sus trabajos al ser acusados de represores.
Pero no se crean tampoco que era como uno de esos trenes que uno ve en los documentales sobre la guerra civil española, donde los revolucionarios iban verdaderamente a luchar. No. Nuestro tren era de una inmensa ternura revolucionaria. En él viajaba el prototipo del “hombre nuevo posmoderno”. Ese hombre que se está forjando en Argentina como en España, en Irlanda como en Italia. Una revolución del amor donde todos somos iguales, y hasta que no haya ninguno de los que están más abajo en todos los sentidos, que no quede promiscuamente nivelado con todos los demás, no parará el amor revolucionario de señalarnos como racistas, opresores, derechistas, o cualquiera de esas cosa que son los anatemas de hoy.
Y si nos atreviéramos a disentir con ese amor, algo –y ese algo no se puede llamar represión porque nace justamente del amor revolucionario a todos los hombres– nos aplanará la cabeza a golpes o nos enviará a reflexionar a un confortable calabozo revolucionario.
http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=3407

RESTAURACIÓN Y ACTO





La agrupación Nacionalista La Barbarie (Tucuman) informa que:
El día de ayer, 30 de marzo de 2010, luego de realizarse la restauración del busto, y el acondicionamiento de su base, y la del mástil, ubicados en la plaza que lleva el nombre del Restaurador de las Leyes, se llevó a cabo un acto, con la colaboracion de Argentuc y Unafyc, con la asistencia de representantes de Reivindicación Historica y Social, y la Agrupación Belgraniana, y la conducción de Lorenzo Villafañe (de la Agrupaciñon Belgraniana). Tuvieron la palabra diversos oradores, y luego se depositó una ofrenda floral. Destacamos la participación de los vecinos de la zona.
Fotos 1 y 2 imagenes del acto
Fotos 2 y 3 el busto antes y despues de la restauración

martes, 30 de marzo de 2010

NUESTRO FUTURO


Turbio proceso judicial con delitos "a medida" permite la quema de libros en Barcelona.
Editarlos vuelve culpable a un editor y en delincuentes a sus autores. ¿Debe la justicia determinar qué puede y qué no puede publicarse? ¿Debe la justicia establecer qué es verdad y qué es mentira en la historia?


Por Julio Martino

Llegamos al número 12º de la calle Séneca, en el centro de Barcelona, a escasos metros del clásico cruce de Gracia y Diagonal. Aquí es Librería Europa, una librería que se caracteriza por la difusión de textos de carácter histórico, filosófico, político y doctrinario, generalmente vinculado a las teorías nacionales de los pueblos europeos e hispanoamericanos. Venimos a encontrarnos con Pedro Varela, su propietario, editor y librero, en la ciudad condal, de larga data. Nos saluda un hombre de mirada firme, segura, que trasluce equilibrio, serenidad. A lo largo de la entrevista nos trasmitirá el reflejo de una personalidad firme, de convicciones profundas, sólidas. Recientemente ha sido decretada su prisión por una jueza, acá en Barcelona, acusado de difundir ideas de genocidio.


Annha- ¿Cómo es esta historia de que Ud. difunde ideas de genocidio, en dónde están? Porque además nos gustaría leer donde dice eso en alguna parte.


Varela- Se trata de una manipulación del lenguaje y de la jurisprudencia para conseguir hacer de un editor normal, que hace su profesión de editor, un genocida. Esta historia no empezado ahora, hace ya un siglo que tenemos un proceso de ingeniería lingüística para vaciar las palabras de su contenido e imponer otras palabras con un nuevo contenido. En España como sabéis no existe una ley que permita perseguir a aquellos que niegan hechos históricos, en un proceso anterior llegamos hasta el Tribunal Constitucional de Madrid y este admitió que no se podía perseguir a un editor, ni que se podía prohibir la venta de libros que negasen el holocausto, el famoso holocausto judío. ¿Qué han hecho aquí en Barcelona? Han dicho: bueno como no lo podemos condenar por negar el holocausto, le condenamos por justificarlo, lo cual es un absurdo absoluto, porque si niegas el holocausto no lo puedes justificar, no puedes justificar aquello en lo que no crees, pero es una forma de condenar la alteridad ideológica. Ellos lo que no quieren en la Barcelona izquierdista, masónica actual, es una librería nacional en el centro de la ciudad, no. Entonces la excusa es cómo encontrar un mecanismo jurídico que les permita prohibir los libros, perseguir a los editores y cerrar cualquier ventana al exterior.


Annha- Una pregunta un poco técnica. ¿Hay alguna disposición legal en Cataluña o en España que disponga que hay libros permitidos y libros no permitidos?


Varela- No, en absoluto, es una cosa absolutamente arbitraria, la ley que se utiliza para perseguir nuestros libros, se introdujo a partir del año 95, aceptada en el 96 en el Parlamento de Madrid, a pesar de que el departamento técnico desaconsejó admitirla a trámite porque era jurídicamente inviable, no era seria, era elástica, pero luego las componendas de los partidos nacionalistas y nacional españoles llevaron a introducirla.


Annha- ¿No hay un catálogo de libros prohibidos?


Varela No existe un catálogo de libros prohibidos, ni un índice de libros prohibidos, tampoco existe un inquisidor al que preguntarle qué libros se pueden o no se pueden editar, ni tampoco existe un censor que se dedique a leerlos. Simplemente ellos envían a la policía, el policía de turno con boina que llega aquel día coge los libros que le parecen bien, se los lleva y entonces nos acusan de genocidio. La forma de hacer un proceso judicial es extraer fuera de contexto frases, por ejemplo se han llevado el libro de Hans Eysenck Raza Inteligencia y Educación, que es un señor de padre judío, aunque fuera adoptiv,o y además anti nazi, que se fue de Alemania por estar en contra de Hitler. Que es un sicólogo reconocido mundialmente y se recomienda en todas las universidades españolas de sicología, pero el policía vio que en la portada ponía Raza Inteligencia y Educación, y se lo llevó. Todo el libro defiende a los negros, defiende la igualdad humana de las personas, defiende la igualdad de oportunidades, pero en cierto punto él dice: los estudios de IQ demuestran que el IQ de la población negra es inferior en medio punto, pongamos, al de los blancos. Luego dice más adelante que los blancos somos inferiores intelectualmente a los asiáticos , pero el policía de turno extracta esa frase: un libro que vende el señor Varela dice que los blancos son superiores intelectualmente a los negros, y ya está, la frase anterior es a favor de los negros, la posterior es contra los blancos, todo el libro es un libro científico, pero ellos solo le presentan al juez esa frase fuera de contexto.

Annha- Esto refleja una total falta de garantías.


Varela- Absolutamente , sobre todo en nuestro caso porque no se aplican estas leyes de promoción del genocidio, ellos dicen; en el momento que usted vende un libro de un régimen que se dice que cometió un genocidio-que justo es un tema en discusión, porque no se cometió dicho genocidio- entonces usted está promoviendo el genocidio, pero no se persigue ninguna librería ningún editor que venda libros de MAO, de Stalin, del genocidio de Camboya, del holocausto de Ucrania, todo esabsolutamente unilateral.

Annha- En la sentencia se dice que hay un menosprecio al pueblo judío y otras minorías, el carácter de menosprecio se puede encontrar en la abundante obra del marxismo-leninismo, un desprecio hacia clases sociales determinadas, que sin embargo no caen en este tipo de renglón de persecución ¿verdad?

Varela- Pero no solo eso, ¿hemos de borrar de la historia todo aquello que no nos gusta? es decir El mercader de Venecia de Shakespeare, que pone a los judíos fatal ¿la borramos, decimos que no existió? quemamos todos los libros del Mercader de Venecia que hay? ¿Hemos de hacer responsables a los editores del contenido de los libros? ¿Ha de ser el editor responsable de lo que escribió un señor en el siglo XVI como Quevedo? En el juicio por ejemplo el fiscal estuvo leyendo durante un montón de rato frases fuera de contexto, que serían políticamente incorrectas, sobre las desigualdades raciales o sobre el lobby judío internacional, pero no dijo en ningún momento que primero: ninguna de esas frases era de Pedro Varela y segundo: los autores de los libros citan a los clásicos románticos, griegos, romanos, hindúes, que era el pensamiento de aquella época, entonces ellos me acusan de lo que los autores, que no soy yo, citan de autores clásicos.


Annha- Y de promover lo que usted asegura en algunos momentos que no sucedió.


Varela- Exacto.


Annha- Este proceso es un poco carnavalesco, nuestra Agencia no se caracteriza por ser neutral. Entonces no vamos a fingir acá cierta indiferencia de criterio, tenemos juicio formado y nos parece bochornoso lo que le está sucediendo y por eso estamos aquí. Pero yo leí en otra parte de la sentencia que se lo acusa de una absoluta falta de pluralidad, y que toda su actividad está dirigida hacia una línea de pensamiento único. En ese caso caerían dentro de ese renglón cualquier librería de carácter católico, las acciones de la doctrina Dianética, la de Ronald Hubbard, los Testigos de Jehová, todas las teorías marxistas leninistas, son todas de pensamiento único, pero no veo que hayan procesos en ese sentido acá en Barcelona.


Varela- Sí, es una sentencia absurda, porque primero no es cierto que la librería solo tenga una temática, cualquiera que venga a ver los libros verá que es diversa, pero aun suponiendo que fuera monotemática, ¿qué? Cualquier librería dedicada a libros de montaña no va a vender libros de cocina y una librería talmúdica no va a vender libros musulmanes, lógicamente no. Entonces es poner en manos de la justicia permitir el libre mercado. Donde hay interés hay demanda, donde hay demanda hay producción y donde hay producción hay venta. Por lo tanto si el público quiere tener estos libros, no van a poder impedir que se editen. La tecnología moderna permite vía Internet poner en el espacio sideral toda información, es absurdo prohibir hoy en día textos. Tanto hablar de la inquisición, de Franco, de la quema de libros en Berlín en el 33 y resulta que ellos ordenan por segunda vez consecutiva primero 20900 libros, ahora 5000 más, destruirlos, simplemente porque no les gusta lo que dicen, pero yo no estoy dispuesto a aceptar una censura, ni un índice de libros prohibidos, y todos los libros secuestrados han sido editados automáticamente, acto seguido.


Annha- En otra parte de la sentencia dice que usted edita libros de un determinado sesgo ideológico y organiza y divulga unas conferencias que tienen una estética determinada incluso en su sala de conferencias. En ese sentido, yo mirando un poco los libros que usted vende, he visto que no son monotemáticos, en primer lugar hay libros de política, hay libros de historia, hay libros militares, hay libros de diferentes tendencias ideológicas, hay libros que tratan sobre las ideas de Falange, del fascismo, del nacional catolicismo, del carlismo, creo que se hace agua por los cuatro costados. Su defensa que va a hacer a continuación para detener esta situación.


Varela- Claro, pero el problema está en que esta decisión judicial sienta un precedente peligrosísimo, cada cual puede decorar su casa como le dé la gana, faltaría que ahora me dijeran lo que puedo tener en mi casa o no. Usted como sabe en la sala de conferencias hay unas fotografías de la película de Leni Reifensthal Olimpia, si la señora juez decide que eso es tener una sala con decoración nazi y genocida, pues bueno, ya es peor que en la época de Stalin de alguna forma. En segundo lugar no podemos aceptar que un juez decida si podemos o no vender libros de un tema, a mí me da igual que sean monotemáticos o no, no es admisible que nos dicten lo que podemos o no podemos vender. Nuestro abogado hizo una defensa muy buena afirmando que efectivamente no existe en España una persecución ideológica, no existe en España una persecución editorial, ni índice de libros prohibidos y además hay libre mercado y es el público el que decide entrar aquí, no obligamos a nadie a entrar. La juez dijo que como les invitamos a las conferencias, los intentamos adoctrinar, pero eso es pretender que el público español es estúpido. Ya tienen criterio propio para darse cuenta si alguien les quiere adoctrinar o no. La televisión les adoctrina cada día, sectas como la Dianética les adoctrina cada día, los Testigos de Jehová les adoctrinan cada día, pero la gente ya tiene el criterio suficiente para saber lo que puede o no puede pensar.


Annha- ¿y entonces qué se hará?


Varela- Lo que ocurre es que a nivel políticamente correcto un juez, en este caso una juez que era sustituta, sabe que si decide contra el viento de la historia entre comillas, no le van a dar plaza fija, no le van a promover del juzgado penal a la audiencia provincial, al tribunal supremo o a Madrid. En teoría la justicia es independiente, pero ella sabe que si quiere sobrevivir y tener una plaza fija de juez, no puede decir algo contrario a la ideología imperante. Entonces ella no puede decir: estos señores que son denominados nazis a nivel de prensa, se les han de devolver los libros y además son inocentes porque no han matado a nadie, ella sabe que nos tiene que condenar y nos condena, el problema lo tiene ella con su conciencia, lógicamente, con su profesionalidad. El tema es que por muy bien que el abogado nos defendiera y por muy convincentes que fueran sus argumentos, la juez no quería escucharlo, y el fiscal es un amigo de SOS RACISMO, un hombre de extrema izquierda, marxista, que parece sacado de un juicio a la soviética, en la época de las purgas estalinistas. La gente de extrema izquierda, con ideas disolventes, antes estaban corriendo delante de la policía, ahora están aquí en el poder, entonces están vestidos de togados, de jueces, de fiscales o de ONGs. He visto recientemente en un libro legal que se ordenó el asesinato de José Antonio Primo de Rivera, era todo legal, había un juez que le condenó, había un fiscal que le condenó, había un ministerio de gobernación y ordenaron a la policía que ejecutara la sentencia y lo fusilara, era un asesinato, pero era todo legal, claro. El mero vapuleo mediático y policial no es suficiente, necesitan a los togados y a los magistrados para vestir con cierto empaque la destrucción del enemigo. Cuando al enemigo se le quiere aniquilar como al perro, se le acusa de tener la rabia, y entonces se consigue el aplauso público, no, pero en realidad la pregunta final es cuál es mi crimen, a quién he asesinado yo, a quién he matado: a nadie, mi crimen es editar libros. Libros de los que la mayoría he leído, que no los he leídos todos, ahí no se lee de nadie que quiera aniquilar a nadie, ni que quiera el genocidio de nadie, simplemente cuentan verdades históricas y políticas y sociales del mundo de hoy, donde es evidente que hay un predominio absoluto del sionismo internacional en los medios de comunicación, en la economía, en las finanzas, en los gobiernos políticos de las naciones, y donde se va a la pérdida de identidad de los pueblos mediante una inmigración masiva provocada por ellos, que va a causar la disolución de las naciones, de las fronteras, de los pueblos, entonces eso alguien tiene que decirlo, hay autores que lo escriben, yo los publico, ese es todo mi crimen.


Annha- ¿Va a haber una apelación por parte de la defensa?


Varela- Vamos a intentar hacer una apelación que caducaba el 22 de marzo, no pudimos hacer la apelación el 22 de marzo, porque no se nos ha comunicado la sentencia por escrito, paso previo a que podamos apelar, estamos esperando que se nos comunique, a pesar de que la sentencia es pública, es conocida, salió en los periódicos, para poder apelar a la audiencia provincial y de allí a otras instancias superiores.


Annha- Hasta aquí el testimonio del señor Pedro Varela, propietario de una librería, acá en Barcelona, que se llama Europa, objeto de un proceso penal, acusado de editar libros y de invitar a conferencias a personas que quieran venir. Son los delitos de los que se le está acusando, un verdadero bochorno, una verdadera vergüenza para la jurisprudencia española, si alguien se sonroja todavía con estas cosas. Un hecho y un evento que la Agencia de Noticias Nacionales Hispanoamérica, no podía dejar pasar y que va a estar al pendiente de todo lo que pase con este editor barcelonés, que ha tenido la valentía como pocos en los últimos años de no someterse a la versión oficial del mundo. De ese mundo que como bien el decía, marcha hacia un mundialismo sin patrias, sin identidad, sin pasado y sin tradición…

Agencia de Noticias Nacionales Hispanoamericanas

Foto: Pedro Varela

domingo, 28 de marzo de 2010

NATALICIO DEL RESTAURADOR


1.-CONFERENCIA EN SANTIAGO

PARTIDO FUERZA PATRIOTICA de SANTIAGO DEL ESTERO

INSTITUTO DE ESTUDIOS HISTORICOS “JULIO IRAZUSTA”
al cumplirse un nuevo aniversario del natalicio del Brigadier General don JUAN MANUEL DE ROSAS, invitan a la conferencia magistral en su memoria a cargo de

LUIS ALEN LASCANO.

Martes 30 de marzo- 19,30 hs Museo Histórico Provincial (Urquiza 354, Sgo del Estero)

PARTIDO FUERZA PATRIOTICA

NACIONALISMO MILITANTE


2.-ACTO EN TUCUMAN

La Agrupación Nacionalista La Barbarie de Tucuman

Invita al acto a realizarse en la ciudad de San Miguel de Tucuman como homenaje al Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas al cumplirse un año mas de su natalicio. El mismo se realizara el dia 30 de marzo a las 17.30 hs. an la Plaza que lleva el nombre del Restaurador ubicada en calle Pio XII y Luis Maria Drago (Altura Brigido Teran al 700) San Miguel de Tucuman

AGRUPACIÓN NACIONALISTA LA BARBARIE
DIOS PATRIA HOGAR

sábado, 27 de marzo de 2010

PEPE EL FACHO

El presidente Uruguayo y ex Tupamaro "Pepe" Mujica se despachó con una iniciativa que podría haber suscripto cualquier miembro de este Colectivo. La misma se refirió a los adictos a las drogas, especialmente a ese verdadero cáncer social denominado "Paco", que hace estragos en la salud física y mental de una porción importante de la juventud.
Para escandalo del progresismo oriental que lo llevara al poder, afirmó en forma mas que tajante lo siguiente:

"A los adictos hay que sacarlos del medio ambiente, tenerlos un poco aislados y que se cansen. Se les puede dar instrucción militar. Hay que diferenciar servicio militar de instrucción", lo que "no significa andar a los tiros ni nada de eso". Dijo que "el asunto es sacarlos (a los adictos) de sus lugares y ponerlos a hacer trabajo físico".

Lógicamente los progres ya se despacharon diciendo que la iniciativa violaba los Derechos Humanos a lo que Mujica acotó:

"El problema es que te tiran una parafernalia de derechos, que no sabés lo que es; me rindo. ¡Hay una producción "abogadil" en este país, brutal! Te agotan".

Nosotros desde esta orilla y en esta humilde trinchera decimos
¡ GRANDE CAMARADA PEPE!

Info:La Nación

viernes, 26 de marzo de 2010

MATRIX (Insólito reportaje de La Nación)

"La deuda es la gran matriz de la corrupción"

Cecilia Scalisi
Para LA NACION


El embajador y doctor en Derecho Internacional Público y Diplomacia Miguel Angel Espeche Gil ha dedicado 27 años al estudio de la deuda externa argentina desde una perspectiva jurídica. Su tesis, que le valió la nominación para el Premio Nobel de la Paz en 2002 y en 2008, sostiene que la Argentina debería reclamar una opinión a la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre lo ilícito del aumento unilateral de las tasas de la deuda argentina.

Espeche Gil considera que ésa es "una práctica usuraria propiciada por algunos países contra la Argentina". Propone también que el Congreso investigue las negociaciones de la deuda como "matriz de la corrupción" en el país y que inicie un censo de acreedores para saber quiénes son los que reclaman, cómo consiguieron los títulos y cuánto pagaron por ellos.

"Nuestra deuda ha sido pagada casi tres veces, y el tema no se resuelve porque las negociaciones son una industria próspera y nuestros presidentes, desde 1983 hasta acá, se asustan cuando llegan al poder."

¿Debe pagarse la deuda?

Las deudas se pagan, por supuesto. La pregunta es cuántas veces. El sistema hace que cuanto más pagamos, más debamos. Es la trampa del anatocismo, figura jurídica por la cual los intereses se suman al capital en una bola de nieve financiera que no termina.Desde los años 70, hemos pagado casi tres veces la deuda original.

¿Les conviene a los acreedores que la Argentina cancele definitivamente sus obligaciones?

Quieren que paguemos los tramos que nos exigen a sabiendas de que no resolveremos el problema. Al usurero nunca le interesa desembarazarse de la obligación de su deudor, sino asegurarse rentabilidad perpetua. La deuda no es sólo una cuestión económico-financiera, sino, básicamente, política.

¿Qué opina de los grupos de izquierda que ahora apoyan el pago?

Por apoyar incondicionalmente al Gobierno cayeron en una incongruencia muy difícil de calificar. Pierden toda coherencia en su discurso ideológico.

¿Usted apoyaría una posición como la que adoptó Rodríguez Saá cuando fue presidente?

Lo que Rodríguez Saá dijo, y el Congreso aplaudió en su momento, fue: vamos a pagar cuando el Congreso diga qué es lo que hay que pagar. Hizo lo que dispone la Constitución, porque es el Congreso el que debe ocuparse de la deuda, y no el Poder Ejecutivo, al que ilegalmente se le ha delegado la facultad con la ley de presupuesto. Es una aberración.

¿Cree que hay un sistema corrupto detrás de la deuda?

Claro que lo hay. Una manera segura de seguir el hilo de la corrupción es verificar las comisiones pagadas por cada tramo de renegociación. Siempre se han enriquecido los mismos, porque las negociaciones son una industria muy próspera. La deuda externa es la matriz de la corrupción en la Argentina.

¿Cómo llegó usted a interesarse por este tema?

Cuando se produjo el alza de las tasas de interés, en los 80, me propuse analizar la deuda desde el derecho internacional. Ocurrió lo que ocurre con cualquier usurero que le hace firmar un pagaré a su deudor por una suma mayor que la que prestó. La usura está castigada en todas las legislaciones del mundo desde que hay memoria histórica en la humanidad.

¿Cómo se aplicó esa práctica en este caso?

Con el aumento unilateral e ilimitado de las tasas, lo que es una conducta usuraria. Si un Estado permite esa práctica usuraria, incurre en un ilícito. Ese es el argumento más fuerte que permitiría una reclamación de la Argentina en defensa de sus legítimos derechos, pues no es lo mismo una quita por insolvencia que negarse a pagar lo que no corresponde.

¿Cómo propone el reclamo?

Con un proyecto de resolución para que la representación argentina ante la ONU solicite que ésta pida a la Corte de Justicia de La Haya una opinión consultiva sobre los aspectos jurídicos de la deuda externa. La opinión de este tribunal es obligatoria para los órganos de la ONU. El FMI ya no podría someternos a ajustes salvajes ni exigir al Congreso argentino la humillación de votar leyes, como en el caso de la derogación de la ley del delito de subversión económica.

¿Qué suerte cree que ha corrido su doctrina?

La Convención Nacional de la UCR la aprobó y los legisladores radicales la presentaron en el Congreso, donde fue aprobada como declaración por unanimidad, en 1996. La Cámara de Diputados exhortó al Ejecutivo, pero en plena época de Cavallo, la respuesta fue "terminantemente no"

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1246862
Foto: Emb. Espeche Gil

miércoles, 24 de marzo de 2010

DIA DEL "ZURDITO"


Por: Guillermo Rojas


El sistema siempre tiene algo con que romper los pies y agregar una gotita mas al balde de la destrucción cultural, la idiotización de las masas y la falsificación del pasado que sirva para abonar y legalizar o blanquear el espanto que él mismo representa en el presente.

El tema remanido del 24 de marzo de 1976 les viene de perilla para cargar las pilas con la renovación de viejas mentiras, las repeticiones lacrimosas, la entronización de la amnesia inducida como remedo de memoria. Bien que cada vez van quedando menos personajes a los que el tema les interese o al menos los apasione. Digamos que es una temática en retroceso Tantos años escuchando lo mismo. Produjo mucha guita pero la ubre va secándose.

No obstante lo cual aun queda una apreciable masa de sujetos que si bien ignoran todo lo referente al tema (o casi) han sido equipados con el microchip que permite en forma automática repetir todos los lugares comunes de la propaganda realizada masivamente en los últimos 30 años y cuyo logro mas preciado ha sido el desarme unilateral de nuestro país sin que a la sociedad le importara nada el tema. Es más, parte de dicha sociedad lo valora como un progreso, acto de justicia o un castigo a los milicos por haber “reprimido a los chicos” o haber producido la “desaparición forzada de 30.000 personas” y la “violación masiva de los Derechos Humanos”, haber acabado con los “integrantes de toda una generación de militantes populares” y palabrerio barato similar. Los ingleses están agradecidos a los miles de creyentes en esa propaganda y a quienes dan letra a dichos esperpénticos especimenes de la triste y degradada sociedad argentina. Nos los dejan a nosotros y ellos se llevan millones de litros de crudo malvinense. Hicieron un negoción

Estos ya clásicos personajes son los denominados “zurditos”

Es gente, por lo general de clase media urbana, a la que no se le cae de la boca la democracia al mismo tiempo que “valoran al Che” por que “luchó por sus ideas”. No les importa que las ideas del Che poco y nada tuvieran que ver con la democracia liberal por la que se babean ni con la religión de los derechos humanos a la que son devotos fanáticos. Consideran a Videla un asesino pero aman a Fidel por que es un asesino que les resulta simpático por que asesina teóricamente para el bien del pueblo cubano.

Por lo general no han vivido la década de los 70 y han sido adoctrinados en el pensamiento histórico políticamente correcto u ortodoxia publica, por la TV, las revistas del corazón (que en la década mencionada lamían las botas de los militares) y por solicitas “trabajadoras de la educación” con la ayuda de los “mas modernos planes en la materia”. Pergolini, Petinatto o los israelitas de TV Registrada son sus ídolos, los que le dan el terminado definitivo.

La historia zurdita dice que en esa década había grupos que luchaban (generalmente no expresan como) por “un mundo mejor”, integrados por gente sensible, altruista, desinteresada buena buenísima casi santos, Pero que el 24 de marzo del 76 unos militares dementes y crueles, malos malísimos. Monstruos. Se dedicaron a masacrar por que sí, a estos luchadores generalmente jóvenes e idealistas. Que los primeros jamás cometieron crimen alguno y que los segundos “reprimieron brutalmente al pueblo” matando 30 mil personas. Nadie sabe que paso antes de 1976, ni se lo cuestionan si quiera.

A veces hablan pestes de los EEUU pero cuando los Kirchner pusieron en vigencia la legislación yanqui-sionista de Newremberg para sancionar los denominados delitos de lesa humanidad, aplaudieron alborozados. Ya sabemos para esa legislación la única humanidad lesionable son judíos, yanquis y zurdos (estos últimos una versión un poco mas seria de los zurditos).

Esta chatarra ideológica integra el acervo cultural de este personaje que al mismo tiempo de vivar a Bonafini disfruta sobremanera del capitalismo. Les gusta la guita digamos y vivir bien, el placer, la fiesta, la joda para ellos nada tiene que ser obligatorio que la obligación o el deber es represión siempre. Nada tiene que remitir a la autoridad por que la autoridad siempre es arbitrariedad o corrupción, sinónimo de Dictadura: la policía es siempre coimera y gatillo fácil, los militares son genocidas, todos los curas son homosexuales o pedofilos. El maestro exigente es un ortiba y el padre es castrador (siempre que no sea zurdito como el. Con el tiempo se va formando una tradición zurdita) Fumate un “churro” tranqui y disfrutá de la vida que es muy posible que Dios no exista, podría ser uno de sus lemas. El del bus ateo importado de Inca la Perra como decía el Martín Fierro.

Lo peor es que se creen revolucionarios y de tan revolucionarios que son han seguido al pie de la letra las recomendaciones del Imperio: la destrucción de las FFAA los alegra (a los Ingleses también), generalmente piden el aborto libre y gratuito y el control natal (con los argumentos del Memo 200 del Departamento de Estado Norteamericano) aplauden el “patriótico” pago de la deuda externa por parte de los Kirchner (la usura mundial de parabienes), Defienden el garantismo penal (para después llorar ante la tumba de un familiar), festejan la droga libre o la contranatura sexual, como en las “sociedades mas adelantadas” (los países centrales) odian la religión y no se dan cuenta que tienen una en el conjunto de dogmas truchos que adoran. (Democracia, Derechos Humanos, temática de género, no discriminación etc.) Hasta tienen una inquisición propia el INADI

Son unos revolucionarios de aquellos…

Así piensa y siente el zurdito. Es lo mismo uno alfonsinista en 1984, un aliancista en 1999 o un kirchnerista hoy

Son todos iguales, su cabeza es un frasco con el mismo relleno (mejor no digo cual) al que con el tiempo se le cambia el rótulo. Para ellos esta hecho el feriado de hoy. Que lo disfruten, que como dijera aquel cantante gallego de los 70, la vida volando pasa y deja lo malo para mañana…

martes, 23 de marzo de 2010

SILENCIO HIPÓCRITA


Mientras que el Vaticano guarda espeso silencio en relación a la necesaria y justa excomunión del Rey Juan Carlos I de España, aun resuenan los ecos de la hipócrita respuesta de la Conferencia Episcopal Española quien a través de su vocero habría dicho que: la Conferencia Episcopal no tiene un juicios sobre el acto del monarca y reiteró que "es distinto y con una calificación moral distinta a la de los parlamentarios que dan su sí o su no a una ley" o sea que el Borbón seria una especie de Dios, para él no correrían las sanciones del Código de Derecho Canónico. La Jerarquía de la Iglesia ya nos tiene acostumbrados a estas agachadas y estos disparates tanto aquí como allá. No esperábamos otra cosa.
En realidad lo que nos dice el vocero y obispo auxiliar de Madrid Mons. Martinez Caminos es que está justificada una inmoralidad (firmar la ley del aborto) apelando a un interés superior (la estabilidad del Estado, que identifica erróneamente con la monarquía).
El aborto tiene el mismo mecanismo lógico: se comete una inmoralidad, un crimen ( la eliminación de una vida inocente) considerando que hay intereses más importantes como el deseo de la madre, la libertad y cuanta otra puñeteria progresista se pueda ocurrir. Este obispo sabe de sobra que el Rey podría no firmar y abdicar también sabe que la excomunión en la cuestión del aborto es "latae sententia" por muchos paños tibios que quiera poner. Lógicamente si el Rey abdica corre el peligro ( él y su troup) de salir menos o tal vez ser desterrado de la revista Hola.

Foto: Juan Carlos I y el Generalisimo Francisco Franco

domingo, 21 de marzo de 2010

JUTICIA SOCIAL


Como al parecer ha tenido bastante éxito el posteo "Un par de Reflexiones" donde se habla entre otras cosas sobre el liberalismo económico y su incompatibiidad con el nacionalismo y que algunos lectores han calificado de peronistas y comunistas o anticatólicos a aquellos que hablan de la Justicia Social, en especial a nosotros, vamos a redoblar la apuesta y subimos un fragmento del Padre José María Iraburu, seguramente un comunista de tomo y lomo, donde se refiere brevemente a la lucha de la Iglesia en pro de la Justicia Social.


La lucha por la justicia en la cuestión social

Hubo siglos en que la mayoría del pueblo cristiano veía como normal el abismo entre ricos y pobres, y desoyendo no sólo las terribles predicaciones de los Padres, sino la voz del mismo Evangelio, consideraba conforme al orden natural que se dieran esas diferencias tan gravemente injustas.

Piadosos cristianos que se acusaban, quizá, de distracciones en la oración, trataban miserablemente a sus servidores sin hacerse problema alguno de conciencia. Tales conductas, participadas en mayor o menor grado por muchos pastores y doctores, no eran denunciadas sino consentidas, y en ciertos casos aconsejadas en nombre del honor y del respeto a un orden justo y jerárquico. No había dificultad para hallar moralistas que justificaran, e incluso elogiaran, las riquezas más desmesuradas e injustas. El mismo pueblo veía a los ricos como honorables, y a los pobres como gente menospreciable. Y los que intentaban, a veces por medios muy brutales, cambiar la situación -sin cambiar previamente el espíritu de las gentes- terminaban fácilmente en la horca.

Sin embargo, esa oscuridad no ofuscaba la doctrina de la Iglesia, y los santos, con minorías caritativas más o menos amplias, no participaban de ese pecado social: creían en el peligro de las riquezas, administraban justamente sus propiedades, honraban a Cristo en los pobres, e incluso no pocos fieles -también de la aristocracia más alta- dejaban todos sus bienes, y elegían para siempre a la pobreza y a los pobres.

Y así pasaron muchos siglos. Cuando León XIII escribe la encíclica Rerum novarum (1891), sobre la justicia social, aunque no estaba del todo solo (Ketteler, Manning, Gibbons y otros pocos le precedieron o acompañaron), halla no pocas resistencias, y en algunos lugares recusaron o demoraron publicar su documento magistral. Les parecía «inaceptable».

Pero sigue pasando el tiempo, y la doctrina social de la Iglesia, junto a muchos otros movimientos sociales cristianos o profanos -éstos más o menos procedentes del cristianismo-, se va haciendo un río caudaloso. Los predicadores y escritores enseñan ya la buena doctrina y denuncian la injusticia social incesantemente. Se forman organismos, secretariados, se impulsan campañas, se instituyen Días (del amor fraterno, contra el hambre, contra el paro, en favor del extranjero), se lleva el tema a la catequesis, a los cantos religiosos y a toda la literatura cristiana. El pueblo -realmente, no sólo a nivel verbal- no por eso se hace demasiado entusiasta de la pobreza y de la solidaridad, pero al menos va cobrando un cierto nivel de conciencia moral sobre el tema, y ya no es fácil -al menos si de verdad se vive en la Iglesia- gozar de riquezas injustas con tranquila conciencia. Incluso algunas minorías, amando de verdad a los pobres y a la pobreza, entran realmente en el camino evangélico de la austeridad y de la solidaridad fraterna: son fermento en la masa. No faltan, en fin, teólogos que se pasan al extremo opuesto, y que vienen a hacer lamentables simbiosis de Evangelio y marxismo, increíbles llamadas a la violencia revolucionaria en el nombre de Jesús de Nazaret, etc.

RP. José María Iraburu "De Cristo o del Mundo"
Foto: P.Iraburu

sábado, 20 de marzo de 2010

GARANTISMO SIONISTA II


Como ya resulta escandaloso el tema, la Corte Suprema a pedido de parte, citó al embajador de la entidad sionista a que de explicaciones respecto del supuesto "procedimiento por izquierda" mediante el cual se habría asesinado a los autores del atentado a la Embajadade de dicha entidad, en 1992. Esta acción que el universo "progre" llamaría típicamente "procesista" y "violtoria de los Derechos Humanos" deja a las claras que pese a las vestiduras rasgadas, jamas hubo de parte de Israel voluntad de esclarecer el atentado. Nos preguntamos el por que. Algunas claves para contestar esa pregunta.

a.- "La investigación sobre el atentado a la Embajada de Israel que lleva adelante la Corte Suprema tuvo movimientos esta semana, luego de la nota publicada por PERFIL el domingo pasado en la que el embajador israelí, Daniel Gazit, declaró: “Sabemos quién estuvo detrás del atentado a la embajada, quién lo organizó, quién dio las órdenes y quién lo hizo con nombres y todo, y ya dimos cuenta de ellos”.

Luego de haber leído la nota, Ignacio Irurzun y Rita Janá, los abogados que representan a los familiares de las víctimas y sobrevivientes del ataque terrorista, presentaron el martes un escrito ante la Corte Suprema de Justicia con el artículo de PERFIL y solicitaron que se convoque a Gazit para que dé más datos al respecto.

“Presentamos el recorte ante la Corte y pedimos que se lo convoque a prestar declaración para que suministre la información que maneja. Estamos totalmente sorprendidos, ya que nunca tuvimos estos datos desde la querella”, destacó Irurzun".(1)

b.- "Copio a continuación parte del relato del periodista Dante López Foresi, quien trabajaba el día del atentado a la Embajada como cronista de Canal 7, entonces ATC, en el programa “Despertar al país”, conducido por el malogrado Daniel Mendoza. Transcribo parte del extenso relato. Habla de un rescatista. “Me tomó del brazo pidiéndome “acompañame por favor”. Me llevó hasta donde –según se decía- se encontraban los primeros subsuelos de la embajada. Se encontraba en sentido opuesto a la pequeña sala que había sido improvisada como “centro de operaciones” de los amateurs rescatistas voluntarios en una edificación lindera con la embajada. Me llevaba del brazo hacia la zona de la embajada más cercana a la calle Suipacha. Una versión circulaba insistentemente: debajo del sitio exacto donde nos dirigíamos habría algo que el gobierno israelí no estaría dispuesto a mostrar al público y que deseaba esconder celosamente. Y recordemos que el terreno de una embajada es considerado diplomáticamente como territorio del país al cual representa. ESE LUGAR puntual era territorio israelí. Una guardia numerosa de la Policía federal nos impedía a los periodistas o voluntarios llegar hasta la zona. Recordemos que las labores de rescate estaban suspendidas por órdenes del embajador. ¡A pocas horas de ocurrido el atentado!. Los agentes del Mossad (servicio de inteligencia de Israel) ya estaban en el país. Todo era terriblemente desconcertante y confuso y, reitero, era la primera experiencia argentina en atentados de semejante magnitud. El muchacho que me guió, que no llegaba a los 30 años, golpeó 3 veces en el suelo (suelo argentino...a centímetros del suelo considerado como israelí) con ese trozo de madera. Y escuchamos, solo él y yo, como desde las profundidades nos devolvían el mismo código de comunicación: “TOC..TOC...TOC...”. Era la prueba de que aún quedaban sobrevivientes. Inmediatamente corrí al móvil de exteriores de ATC y pedí que me dejaran salir al aire de manera urgente. Mi intención era hacer público mi descubrimiento o, mejor dicho, el descubrimiento de ese voluntario anónimo. Es más. Todos los voluntarios insistían ante los cronistas que había sobrevivientes y era un verdadero crimen suspender las tareas de rescate. Desde el canal me dijeron: “Esperá Dante...ya viene Daniel (Mendoza) y contale a él”. La respuesta de Daniel fue: “Todavía no digas nada...esperá”. Esperé una eternidad. Seguramente fueron pocos minutos, ya que Daniel estaba aprovechando una tanda publicitaria para...¿para qué?. Pero sentí esos minutos como una vida entera cargada de ansiedad. Y lo noté a Daniel tan ansioso como yo por dar a conocer esa información lo antes posible. No olvidemos que Daniel Mendoza fue uno de los mejores (sino el mejor) cronista de Argentina. La distancia de los años me impide recordar detalles, como el tiempo que demoró una voz desde el canal a través del móvil de exteriores en decirme: “Dante...ni se te ocurra decir todavía lo que viste o escuchaste...después Daniel te va a explicar”. “¡¡ Pero van a dejar morir a personas...no sean hijos de puta !!”- grité. La respuesta fue un “quedate tranquilo”, y después...el silencio. Así ocurrió, palabras más, palabras menos. Ninguna prueba. Ofrecí acercarme al lugar con cámara y micrófono y que se escuche en vivo y directo lo que yo había escuchado. Fue en vano(2)

(1) Diario Perfil de la fecha
(2)http://demodirecta.blogspot.com/


Foto: interesante vista de la zona del atentado en el momento mismo de la explosión, parece tomada desde la autopista por una fotógrafo que se encuentra parado en la misma esperando el instante. Otra curiosidad de los tantos misterios no esclarecidos de esta saga.


viernes, 19 de marzo de 2010

UN PAR DE REFLEXIONES


Es común que nos definamos como anti liberales y antimarxistas, pero suele ser común tambien que tengamos actitudes propias de los que profesas esas ideologías que decimos repudiar. En la vida diaria, en nuestra relación con amigos, camaradas, parientes.
Que fácil es muchas veces dejar de militar por mera conveniencia económica, a pesar de estar convencidos, tenemos temores de que "se den cuenta" y perder el trabajo, perder un cliente vinculado a tal o cual tendencia. Nosotros pensando en lo nuestro y en nuestro bolsillo, mientras la Argentina muere de a poco. Ya hemos visto tantas cosas terribles que tenemos miedo al hambre, a la cárcel al descrédito o bien en muchos casos a la muerte. Es lo común en un mundo donde priva el prestigio y ya sabemos que el prestigio sera directamente proporcional a la adscripción al pensamiento políticamente correcto, priva el dinero pues tanto tienes tanto vales, priva a su vez para ello la defensa de ciertos "valores" (democracia, libertad, derechos humanos, el socialismo o la libertad de los mercados). Lógicamente el "valor " base de todos los demás es "la vida" por que ya sabemos (nos dicen) después de esta vida terrena nada hay, entonces hay que defenderla desesperadamente aun a costa de nuestro honor, de nuestra dignidad, de nuestra religión y en definitiva también de nuestra Patria. Solo existe la materia y nuestro destino final es el cementerio ese es el corolario metafísico del liberalismo y el marxismo.
Por eso vale la pena reflexionar en esos puntos: saber que tanto somos de ese sistema y que tanto el repudio al mismo no es mas que una pose circunstancial o declamatoria.


Hay personas que afirman ser camaradas, se dicen nuestras, nacionalistas. Defienden la Religión, la cultura patriótica, la familia como Dios manda, la vida contra los embates de la cultura de la muerte, el orden y la seguridad publica, repudian la Argentina inerme del Sistema de Dominación. Pero...siempre hay uno parece... a la hora de definirse en lo económico y aun en lo político, priva la ortodoxia pública del pensamiento convencional, la ignorancia o la desesperación.
La corrección política que defiende la "libertad de los mercados" la consideran normal y lógica pese a que ha causado las mas brutales desigualdades sociales y la destrucción económica de la Nación (estas personas no suelen ver lo social y sus consecuencias) Protestan contra los piqueteros protestan contra el desorden en las calles, pero no advierten que el liberalismo dio letra y argumentos a los epigonos del clientelismo político que hoy manejan en base a dineros publicos a una creciente masa de indigentes en lugar de darles trabajo real, les otorgan una migaja para tenerlos como clientes cautivos
Algunos como no conocen de economía tampoco se plantean las cosas y solo creen en un régimen de orden impuesto a palos. La ignorancia sobre el tema económico social lleva a la desesperación de imponer el orden meramente por la fuerza. Es la ignorancia de los que no saben de los principios de la justicia social como base de ese orden, orden que solo se dará en la armonía propia de la República Orgánica. Armonía entre el Estado, las instituciones sociales intermedias y finalmente los particulares. Lo contrario será seguir pidiendo orden y seguridad, autoridad y jerarquía cuando seguimos fomentando el caos.
En consecuencia es bueno darse cuenta que el orden económico y social es de importancia capital para que nuestra Patria recupere lo que perdio en años de caos y desgobierno.
Recordemos que ser nacionalista y liberal es una contradicción absoluta por mas que se lo sea en economia "solamente" como muchos afirman.
La justicia social es inherente al nacionalismo

Foto:liberalismo-clientelismo-marxismo la genesis del caos. No podemos olvidar "lo social"

jueves, 18 de marzo de 2010

CRISIS DEL CAPITALISMO

Socialismo y comunismo buscan un objetivo ideal sin relación alguna con la realidad de las cosas, pues la igualdad completa no existirá jamás y menos a través de la supresión de la propiedad privada, porque la propiedad responde a uno de los más fuertes instintos del hombre. Por eso la igualdad social-comunista es una pesadilla que no tiene en cuenta la fuerza de las cosas ni el carácter de los hombres.

El capitalismo no es menos atroz ni menos injusto que el social-comunismo. La crisis que estamos viviendo es la propia esencia del liberal-capitalismo provocada por sus especuladores ambiciosos y fieros que, desde sus tribunas políticas, económicas, periodísticas y financieras predican la jibarización del Estado con tanto éxito, por cierto, que desde el desmoronamiento de la Unión Soviética hemos admitido como indiscutible el fundamento del capitalismo, que es tan antiguo como el dinero que inventaron los fenicios.

Los liberales y los capitalistas que con su codicia han provocado la crisis económica y financiera que hoy padecemos ya comercializaban en la época grecorromana en la lonja de Delos, el mayor mercado de esclavos del Mediterráneo. En el Aventino se reunían en casa de Balbo, el banquero y financiero hispanorromano que hacía acopio de trigo cuando los augures le soplaban que la cosecha iba a ser escasa.

Son los descendientes de los que vendieron, a buen precio y a mejor interés, los maderos y los clavos a Marco Licinio Craso para que crucificara en las cunetas de la Vía Apia a los seis mil insurrectos de Espartaco. Estaban en el Templo de Jerusalén cuando el Hijo de un carpintero judío los expulsó a latigazos. Pagaban de su bolsillo a las partidas de bandoleros que jalonaban la ruta de la seda y de las especias para encarecer el producto y venderlo a precios astronómicos en Europa. Se encastillaron en las fortalezas feudales y redujeron a los campesinos a la infamante condición de siervos de la gleba.

Durante la Revolución Francesa se tocaron con el gorro frigio y auparon al cadalso primero a la aristocracia para quedarse ellos con sus palacios y comprar lo único que el dinero no otorga: nobleza, y luego a los jacobinos para someter el poder político al poder económico.

De ese semen envenenado viene el liberal capitalismo que ha provocado la crisis que hoy padecemos y que ahora clama para que el Estado, en el que ellos no creen, intervenga un poquito y un ratito, socialice las pérdidas y socapa de salvar a los más débiles, o sea a la inmensa mayoría, les devuelva a ellos la libertad de volver a robarnos a todos.

La verdad llega siempre sin haber sido invitada, aunque cueste oírla entre el ruido de Wall Street. Y la verdad es que, en una crisis como esta, provocada por la codicia del capitalismo liberal, nuestra única esperanza es el Estado. La intervención del Estado, cuyo objetivo prioritario en las actuales circunstancias no es tanto conseguir la victoria sobre el capitalismo, como evitar la aniquilación económica y social de centenares de millones de desgraciados que iremos a la ruina si el Estado no embrida las salvajes leyes de la libertad de mercado en virtud de las cuales unos cuantos se hacen multimillonarios jugando en los casinos financieros con el dinero de todos.

Si el Estado no interviene no habrá sitio para tantas cruces, ni cruces para tantos cuerpos.
http://eduardogarciaserrano.blogspot.com/

miércoles, 17 de marzo de 2010

ESCANDALO


El boludaje políticamente correcto se escandalizó como comadre de barrio, ante el supuesto saludo fascista del delantero argentino Mauro Zarate cuando alentaba al primer equipo de la Lazio junto a la hinchada de Curva Norte el reducto barra brava del mencionado club italiano de fútbol.
Esta verdadera idiotez, puesto que la hinchada de la Lazio siempre exhibió sus inclinaciones políticas o mas bien folclóricas, deja en evidencia que el Decàlogo tiene un único pecado para el pensamiento masivo convencional: el pensamiento fascista o sus similares, pensamiento que no se debe permitir exteriorizar ( a contrapelo del marxismo o el sionismo por ejemplo) sino que habría que erradicar como lo afirma el periódico progresista Perfil

La Curva Norte es conocido en Italia como la hinchada más fascista del fútbol italiano. Desde hace tiempo se busca erradicar estos signos en las tribuna pero se hace complicado cuando jugadores y políticos los apoyan.

Curiosa muestra de apertura, de dialogo y de tolerancia a que nos tienen acostumbrados los epigonos de la ortodoxia publica cultural y política del Nuevo Orden Mundial y su aparato de prensa, sus "intelectuales comprometidos", sus periodistas y movileros, sus maestritas o sus inquisidores, formadores y deformadores del pensamiento de la gilada que les cree.

martes, 16 de marzo de 2010

PARA TENER EN CUENTA


"...las nociones freudianas de felicidad y libertad son eminentemente críticas, en cuanto que son materialistas y protestan contra la espiritualización del deseo."

HERBERT MARCUSE


Comprender la genealogía de la revolución moral y sexual que viene gestándose en el mundo occidental desde la segunda mitad del siglo XX, implica reconocer la gigantesa conspiración de la que es víctima nuestra civilización desde la decisiva victoria de los poderes plutocráticos en 1945. A partir de esta fecha, no es difícil observar una progresiva incursión ideológica en las esferas más privadas del individuo por parte de toda una serie de "agitadores pseudointelectuales" que fueron convenientemente financiados por los grandes magnates del Dinero, demostrando una vez más que detrás de las palabras "liberalismo" y "democracia" se esconden los poderes fácticos que se encargan de crear, promover y consumar los conflictos sociales necesarios para desestabilizar los principios del organismo que pretenden destruir.
La llamada "revolución sexual" y los diversos movimientos contraculturales (que comprenden desde el feminismo y el nihilismo hippie hasta el misticismo de la New Age) revelan un panorama desolador en el que la intensiva propaganda sobre disparatadas tendencias filosóficas o políticas casi siempre termina generando un clima de convulsión social que puede llegar a paralizar una nación o incluso un continente entero. Tal fue el caso de la "revolución de mayo del 68", donde Francia se vio envuelta en un torbellino de continuas revueltas estudiantiles bajo el prisma de una situación laboral en la que más del 50% de los trabajadores no campesinos se hallaba en huelga.
Pero es necesario indagar en los orígenes de esta especie de "suicidio cultural" para obtener una imagen clara y precisa de la grave crisis que atraviesa Occidente en estos delicados momentos.Fundado en 1929, el Instituto para la Investigación Social, posteriormente rebautizado con el célebre nombre de la Escuela de Frankfurt, fue sin duda la escuela filosófica que más influyó en el pensamiento postmoderno del que son deudoras las corrientes revolucionarias de los años 60. Su fundador, el neomarxista húngaro Georg Lukacs, no ocultó que el cometido principal de esta escuela era provocar cambios sociales a escala masiva.
A mediados de los años 30 la Escuela de Frankfurt halló en Estados Unidos el escenario idóneo para desarrollar su particular agenda ideológica; tras un breve período de participación en diversos medios de comunicación, pronto sus integrantes comprendieron la necesidad de promocionar sus doctrinas filosóficas infiltrándose en el sistema educativo norteamericano. En la década de los 60 la presencia de la Escuela de Frankfurt en las principales universidades del país era ya casi hegemónica, y en poco tiempo sus postulados antropológicos y sociológicos se convirtieron en dogmas de fe para la nueva generación de estudiantes que no tardaría en respaldar el proyecto político de Kennedy y la ampliación de los Derechos Civiles de la mano de Martin L. King.
En general, el objetivo de la Escuela de Frankfurt era ofrecer un nuevo replanteamiento de las teorías de Marx y Freud a la luz de la crítica hacia las modernas sociedades industrializadas del siglo XX, incidiendo en la complejidad del "sistema de dominación" organizado por el "capitalismo", así como en su capacidad para "reprimir" la dimensión instintiva del hombre hasta transformarlo en mero "instrumento de trabajo" a través de la "racionalidad tecnológica" y la constante "enajenación" de su personalidad.
Entre los autores que representaron un papel protagónico en las revueltas del año 68 descolla la figura del archiconocido Herbert Marcuse, filósofo que escribió hacia la década de los 50 una de las obras más laureadas de la Escuela de Frankfurt: "Eros y Civilización". En este libro Marcuse especula con la posibilidad de crear una "civilización no represiva", corrigiendo la pesimista opinión de Freud, para quien la restricción de los instintos sexuales era un hecho constitutivo de toda civilización. Marcuse expone en este ensayo que la sociedad contemporánea puede liberarse del "sistema represivo capitalista" mediante la creación de una "razón libidinal" que impida "la desviación de la líbido hacia actividades culturalmente útiles". Pero aun más inquietante es la circunstancia de que el propio autor reconoce sin tapujos que:

"Este cambio en el valor y el panorama de las relaciones libidinales llevaría a una desintegración de las instituciones en las que las relaciones privadas interpersonales han sido organizadas, particularmente la familia monogámica patriarcal."

El ataque a la institución familiar salta a la vista, toda vez que el propio Marcuse simpatizó con las ideas del psiquiatra vienés Wilhelm Reich, el cual aseveró en su obra "La Revolución Sexual" que la familia no era más que un dispositivo represivo impuesto por el capitalismo para dominar y adoctrinar a los hijos desde su más tierna infancia. Sin embargo, esta postura "anti-familia" no debería extrañarnos del marxismo-freudianismo, ideología que continúa desarrollando la monumental falacia que considera a los instintos sexuales degenerados como "la libido del hombre", (ya que para los seguidores del psicoanálisis las pulsiones sexuales están orientadas por el hedonista principio del placer corporal), mientras que los instintos sanos que reclaman una mayor disciplina en el trabajo y en la vida son considerados por ellos como "trastornos neuróticos".
Es innegable que los precursores de los movimientos contraculturales han encontrado sus valedores en los grandes magnates plutocráticos (buena parte de las obras de la Escuela de Frankfurt fueron sufragadas por la Fundación Rockefeller) y en esos centros neurálgicos del actual Sistema que son las universidades de todo Occidente, las cuales son las encargadas de preparar a los ejércitos de funcionarios que administrarán -y controlarán- nuestro más inmediato futuro. ¿No es reconocible la siniestra mano del Falseador de la Cultura en todas estas tendencias encaminadas a la desintegración de los valores que otrora forjaron la civilización más poderosa del planeta?.
FOTO:La Escuela de Frankfurt, el primer equipo de la cultura progre.
http://lamaldiciondespengler.blogspot.com/

domingo, 14 de marzo de 2010

GARANTISMO SIONISTA

Israel habría asesinado a los autores del atentado a su embajada en Buenos Aires

El siguiente articulo tomado de la prensa políticamente correcta de nuestro país, nos da a entender a las claras por donde se pasan los gobernantes de la entidad sionista los principios generales del derecho internacional, las garantías del debido proceso
y demás lugares declamatorios a los que recurre el conjunto de políticos delincuentes del Nuevo Orden Mundial (incluidos los de aquí) cuando se ponen el disfraz de justicieros. También deja en evidencia el verdadero carácter del denominado Estado de Israel: para el no existen reglas ni normativa internacional alguna.Tienen patente de corsarios para hacer cualquier cosa. Preguntamos que dirá de esto el fiscal Nisman. Preguntamos por que si los localizaron no los pusieron a disposición de la justicia para que hablaran ¿O los mataron justamente para callarlos?
¿Si esto no es terrorismo de Estado el terrorismo de Estado donde está?


"A pocos días de cumplirse 18 años del atentado a la Embajada de Israel, su representante en Buenos Aires afirma por primera vez que su país ya encontró a los responsables del ataque y tomó medidas contra ellos. Ni los abogados querellantes ni la Corte Suprema están al tanto de esta información.

“Sabemos quién estuvo detrás del atentado a la Embajada, quién lo organizó, quién dio las órdenes y quién lo hizo con nombres y todo, y ya dimos cuenta de ellos”, afirma Daniel Gazit, embajador de Israel en la Argentina en una entrevista exclusiva con PERFIL. Esto significa, en otras palabras, que no sólo encontraron a los responsables del ataque terrorista del 17 de marzo de 1992 sino que, además, los mataron.

Eso lo confirma una fuente cercana a la legación diplomática que sostiene que “cada uno (de los implicados) ya está junto a las 72 vírgenes”, en alusión a la cantidad de mujeres que dispondrán en el cielo quienes entreguen sus vidas para realizar atentados contra el Estado hebreo y otros blancos de Occidente, según las promesas que reciben de sus líderes los terroristas musulmanes.

La fuente, que pidió permanecer en el anonimato, también destaca que uno de los responsables del atentado fue Imad Fayez Moughnieh, el líder del aparato de seguridad exterior del grupo integrista libanés Hezbollah, a quien los servicios de inteligencia israelí “identificaron y eliminaron” en 2008."

Info: Diario Perfil

Foto: el brutal atentado de 1994

RESTAURADOR


Don Juan Manuel de Rosas no ha muerto. Vive en el espíritu del pueblo, al que apasiona con su alma gaucha, su obra por los pobres, su defensa de nuestra independencia, la honradez ejemplar de su gobierno y el saber que es una de las más fuertes expresiones de la argentinidad.
Vive en los viejos papeles, que cobran vida y pasión en las manos de los modernos historiadores y que convierten en defensores de Rosas a cuantos en ellos sumergen honradamente en busca de la verdad, extraños a esa miseria de la historia dirigida, desdeñosos de los ficticios honores oficiales.
Cuando alguien vitorea a Rosas piensa en el hombre que durante doce años defendió, con talento, energía, tenacidad y patriotismo, la soberanía y la independencia de la Patria contra las dos más grandes potencias del mundo.
El rosismo, ferviente movimiento espiritual, es la aspiración a la verdad en nuestra Historia y en nuestra vida política, la protesta contra la entrega la Patria al extranjero, el odio a lo convencional, a la mentira que todo lo envenena.
El nombre don Juan Manuel de Rosas ha llegado a ser hoy la encarnación y el símbolo de la conciencia nacional, de la Argentina independiente y autárquica, de la Argentina que está dispuesta a desangrarse antes que ser estado vasallo de ninguna gran potencia.
Frente a los imperialismos que nos amenazan, sea en lo político o en lo económico, el nombre Rosas debe unir a los argentinos.

Manuel Gálvez