miércoles, 13 de noviembre de 2019

CHILE vs BOLIVIA: SEGÚN DENES MARTOS

En cierta oportunidad pude ver un movimiento popular en Londres.
Las personas corrían muy excitadas por la calle.
Todos los que las veían se unían a la corrida.
Corrían simplemente porque todo el mundo lo hacía.
Fue tremendamente impresionante ver a miles de
personas disparadas así a toda velocidad.
Sin duda alguna era, literalmente, un movimiento popular.
Más tarde pude averiguar que todo empezó con una vaca espantada.

Esa vaca tuvo una participación importante
en mi educación como filósofo de la política.
Puedo asegurarles que si, en lugar de leer libros
o los artículos del diario, estudian multitudes,
o animales perdidos y aterrorizados, o cosas por el estilo,
podrán aprender muchas cosas sobre la política.
Por ejemplo, muchas elecciones no son más que estampidas.
Entre nosotros, la anteúltima que tuvimos
fue un conspicuo ejemplo de ello.

La vaca era rusa.
George Bernard Shaw
Prefacio a "El Carro de las Manzanas", 1929. 


El 6 de Octubre de 2019 nos sorprendimos todos al enterarnos de que en Chile se había producido un pandemonio de los mil demonios después de que el gobierno aumentara en 30$ el precio del viaje en subte. Los disturbios siguieron durante todo Octubre y recién a principios de Noviembre los medios dejaron (por un tiempo [**]) de publicar las consabidas imágenes de saqueos, incendios, represiones y desastres varios.  Todos, naturalmente, caratulados de "demostraciones pacíficas" con los eternos "grupos marginales" de siempre, responsables de los destrozos más notorios y, en algunos casos, hasta abominables.

No nos habíamos curado de espanto cuando el 21 de Octubre estallaron disturbios en Bolivia originados por una elección con un bastante dudoso recuento de votos pero principalmente por la decisión de un Evo Morales de imponerse como candidato luego de 14 años de ejercicio de la presidencia, esquivando la cláusula de reelección (inserta en una Constitución que él mismo había diseñado) con un truco calcado de la famosa "re-re" de nuestro Carlitos Menem. Por supuesto, otra vez los medios nos llenaron de imágenes de protestas, incendios y desórdenes varios. Cuando nos enteramos, un amigo mío me comentó sacudiendo la cabeza: "Pero a este muchacho ¿justo la del turco tuvo que intentar? Está bien que por ahí no tuvo a mano una esposa adecuada para hacer la del Néstor, pero ¿no se le ocurrió hacer al menos la de Putin?" En fin, hay cosas que no se entienden demasiado. Aunque seamos sinceros: también nos faltan datos. Todavía.

De cualquier modo, lo curioso del caso es que, si las imágenes no hubieran sido provistas de títulos aclaratorios, en varios casos no hubiéramos podido saber si la fotografía o el video correspondía a Santiago o a La Paz. O a una manifestación en Venezuela. O a los saqueos del 2001 en la Argentina. O, quitando los chalecos amarillos, a alguna de las baraúndas de Francia de otro Octubre pero del 2018 que después, a lo largo de Noviembre, repercutieron en Bélgica, Holanda, Alemania, Italia y España. [1]  Los mismos saqueos, los mismos incendios, las mismas pedradas, las mismas caras de odio, las mismas puteadas, los muertos, los gases, las caras tapadas, las mismas represiones, los mismos garrotazos. Salvo los gases y las balas de goma, nada nuevo desde que un 14 de Julio de 1789 el populacho de París salió a romper todo para bajar a una monarquía obsoleta y suplantarla por una democracia liberal que tan solo 15 años después les pondría un emperador en el mismo lugar del rey derrocado. [2]




Uno se podría poner ahora a analizar por qué un gobierno liberal de "derecha" como el chileno genera prácticamente la misma clase de reacción que el gobierno liberal de "izquierda" boliviano. Cuando uno analiza fríamente los números y, si no tiene la mente envenenada por ideologías, partidismos o revanchismos estúpidos, tiene que reconocer que ni el gobierno chileno ni el boliviano han sido tan fantásticamente buenos pero tampoco tan desastrosamente malos como algunos quieren presentarlos. Es cierto: ninguno de los dos fue tan bueno como para aplaudirlo de pié. Como dicen los chicos: tampoco la pavada. Pero si me pongo a comparar los liberales chilenos con los liberales de Macri o al "populista" Evo con el no menos "populista" Maduro, honestamente no sé quiénes podrían llevarse el laurel al menos malo.

Me dirán ustedes: esa comparación es discutible. Por supuesto que lo es. Es mi opinión subjetiva. Basada en la consideración de algunos hechos concretos pero, expuesta en definitiva a un montón de "pero"-s  y "sin embargo"-s perfectamente válidos. Además confieso que tampoco me interesan demasiado los pormenores de estos procesos. En parte porque, en lo esencial, son casi siempre los mismos y en parte también porque analizar la causa real de estas explosiones multitudinarias nos lleva también casi siempre a la misma cuestión.

De cualquier manera que sea, ponerse ahora a discutir si lo de Bolivia es – o no – un golpe de estado promovido por el imperialismo y si lo de Chile es – o no – un levantamiento popular ante una opresión capitalista, significa quedarse en la superficie de los hechos y perder de vista lo esencial.

Porque lo esencial es el fracaso del Estado liberal – sea de "derecha" o de "izquierda" – en cumplir con las funciones esenciales que en absoluto justifican su existencia. Como ya he reiterado hasta el hartazgo en otros escritos, más allá y antes de sus funciones administrativas, el Estado tiene funciones políticas esenciales y las mismas son tres:

  • Función de Síntesis para construir consensos sintetizando las fuerzas divergentes que siempre existen en toda sociedad amenazando desgarrarla en clases o bandos contrapuestos si no son debidamente controladas y sintetizadas.
  • Función de Planificación: para construir una planificación estratégica que permita establecer políticas de Estado tendientes a la construcción de un futuro necesariamente positivo.
  • Función de Conducción: para ejecutar las políticas de Estado con continuidad y coherencia, en un ámbito de paz social, basada en el orden y el consenso.

Estas tres funciones son, por supuesto, complementarias entre sí y, mediante su poder, un Estado bien organizado y administrado las ejecuta en forma simultánea. [3] Pero no vamos a hablar de eso ahora. Lo que en este caso específico interesa en forma especial es la primera de las funciones: la de síntesis. [4]

No es necesaria una larga demostración para probar que en toda agrupación social humana, desde un club de ajedrez, pasando por una orquesta filarmónica hasta un partido político de masas, siempre existen diferentes opiniones, diferentes tendencias, diferentes visiones, diferentes deseos, diferentes convicciones y, sobre todo, diferentes intereses, a veces explícitos, a veces implícitos y a veces hasta ocultos.

En los Pueblos sucede exactamente lo mismo. A veces mitigado – pero no superado – por condiciones etnoculturales arraigadas en, por ejemplo, un mismo idioma, una misma religión, una misma escala de valores, una misma tradición y un fuerte y amplio sentido de solidaridad y de pertenencia. En unos cuantos casos sin embargo, el fenómeno se encuentra exacerbado por exactamente lo contrario: condiciones etnoculturales diversas, distintos idiomas, distintas escalas de valores, distintas creencias, distintas actitudes frente a la vida, diferentes tradiciones y solidaridades básicamente reducidas al grupo, clase o tribu de pertenencia. Y podríamos citar docenas de otros factores que hacen a lo que se denomina técnicamente como la homogeneidad relativa de una sociedad determinada.

Es evidente – y esto tampoco necesita largas explicaciones – que estas fuerzas divergentes, libradas a la suerte de un desarrollo incontrolado, a la corta o a la larga terminan entrando en conflicto. Cualquiera de estos conflictos, si también carece de un control adecuado, degenera muy fácilmente en la formación de grupos compactos contrapuestos cada uno de los cuales considera al otro, no como un adversario al cual hay que vencer, sino como un enemigo al que hay que eliminar. En ese punto, el conflicto se ha vuelto político y, si sigue fuera de control, a largo plazo el resultado prácticamente inevitable es la guerra civil. [5] 

Las explosiones sociales tanto en Chile, en Bolivia como en varios otros países responden todas básicamente a las tensiones sin resolver descriptas. Un grupo, clase, casta o clan se adueña del poder y no solo trata de gobernar A la comunidad en lugar de gobernar en nombre de la comunidad, sino que trata de hacerlo en beneficio de solo un sector de esa comunidad.

Cuando, por ejemplo, quienes acceden al poder pertenecen a la casta empresarial y financiera las decisiones políticas empiezan a justificarse con teorías como las del "efecto derrame" que en lo esencial significan "si nos va bien a nosotros también les irá bien a todos ustedes"; o bien, como decía un insigne norteamericano "lo que es bueno para General Motors es bueno para los Estados Unidos de América". [6]

Y cuando quienes acceden al poder pertenecen a la casta de la baja burguesía o a una casta situada apenas algo por encima de la marginación total, resurgen las viejas teorías social-marxistas de la lucha de clases en dónde todas las supuestas soluciones pasan por terminar con los ricos y repartirse los despojos del saqueo en forma igualitaria.

Por supuesto, en ninguno de los dos casos se soluciona nada. Con suerte se evita una guerra civil mediante la famosa "alternancia" en el poder como la que podremos gozar el próximo 10 de Diciembre. Pero si el próximo gobierno de los Fernández se propone seguir aplicando los criterios utilizados durante los 12 años previos del kirchnerato, pues volverá a fracasar y, con su fracaso, volverá a abrirle las puertas de la Rosada a los empresarios locales y a los empleados de la plutocracia tal como lo tuvieron que hacer en Diciembre de 2015.

Y, con suerte, otra vez sopa. Nuevo giro de la calesita y empezamos de nuevo.

Uno de los problemas más graves de la política argentina es que todos hablan de "la grieta" pero nadie sabe qué hacer para superarla más que haciendo hipócritas llamados al eterno "diálogo". En estos casos el diálogo democrático es tan efectivo como la actitud de una profesora en una clase de adolescentes inmanejables, que trata establecer el orden y la disciplina con el ruego casi desesperado de "chicos, pórtense bien".

En algún momento todos – políticos y ciudadanos de a pié – tendrán que tener en claro que, si nadie consigue consensuar los intereses y las divergencias en una síntesis puesta al servicio de un objetivo planificado, esos mismos intereses y divergencias formarán grupos antagónicos que se considerarán enemigos entre sí. Cuando eso ocurra el antagonismo se habrá vuelto político y la única forma de resolver un antagonismo político descontrolado es la guerra que deja vencedores y vencidos.

Por eso, en la antesala de una guerra todas las palabras de un diálogo son palabras al viento porque solo se "dialoga" para sacar alguna ventaja antes de las batallas. Y, cuando la guerra finalmente estalla, no se dialoga; se combate.


*****************


En la Argentina, el liberalismo de izquierda organiza una gran manifestación, pone decenas de miles de personas en la plaza y todos saltan enfervorizados al grito de "si éste no es el pueblo, el pueblo dónde está" salpicado hace poco con frecuentes "Macri, basura, sos la dictadura" o lindezas por el estilo. Una semana más tarde, el liberalismo de derecha pone decenas de miles de personas en una avenida, la llenan de banderas azules y blancas, gritan "Argentina, Argentina" salpicado con no tan frecuentes "¡Sí, se puede!" y se van luego a sus casas. 

Un par de días después todos van y votan.

¿Resultado? Macri 40,38% (10.470.607 votos) - Alberto  Fernández 48.10% (12.473.709 votos). Diferencia a favor del Alberto: 2.003.102 votos. [7] En un país de 45 millones de habitantes el liberalismo de izquierda aventajó esta vez al liberalismo de derecha por el 4.45% de la población total. Además, con esos porcentajes queda clarísimo que el 59,62% de los votantes argentinos está en contra del liberalismo de derecha y el 51,9% está en contra del liberalismo de izquierda.

Seamos concretos y realistas: a los efectos prácticos tenemos a la mitad del país de un lado y a la otra mitad en la vereda de enfrente. Y las dos mitades se miran con bronca. Hasta se putean a cada rato.

Pues en Chile, en Bolivia, en Brasil y en varios otros lados, incluso en Europa, la situación es muy similar y en algunas partes es casi la misma: un Estado que no cumple con su función esencial de sintetizar divergencias y construir consensos está condenado a tener "grietas" y a soportar periódicamente el estallido de alguno de los dos lados de esas grietas.

Mientras tanto, en las esferas de una plutocracia cuyas instituciones y asociaciones constituyen de facto el verdadero poder detrás del poder, se siguen planificando los pasos para lograr el Nuevo Orden Mundial. 

En 1930 – hace ya ochenta y nueve años – un madrileño muy inteligente y que quería bien a los argentinos les dio un buen consejo que, como todos los buenos consejos, nadie se preocupó demasiado por seguir. Sin embargo, lo que dijo fue muy apropiado.

En lugar de discutir si lo de Bolivia es – o no – un golpe de Estado y si lo de Chile es – o no – un levantamiento popular, dejen las discusiones estériles para otro momento y ocúpense de solucionar los problemas que padece este hermoso y bendito país.

Y para eso, convoquen a todo el mundo bajo una sola consigna:





--------------------------------------------


NOTAS
[**] Al momento de escribir estas líneas (12/11/2019) la embajada argentina en Chile está siendo sitiada y atacada por manifestantes.

1)- https://aristeguinoticias.com/2411/mundo/espana-y-belgica-se-unen-a-protestas-de-chalecos-amarillos-franceses/
2)- El 28 de mayo 1804 Napoleón Bonaparte se proclamó emperador.
4)- Que obviamente no existe ni debe existir sola y por sí misma, siendo en la política real siempre necesariamente acompañada también por el cumplimiento de las otras dos funciones.
5)- " Cuando dentro de un Estado las contraposiciones partidarias se han vuelto las contraposiciones políticas por excelencia, hemos arribado al punto extremo de la secuencia posible en materia de "política interna"; esto es: los agrupamientos del tipo amigo-enemigo relativos a la política interna, y no a la política exterior, son los que se vuelven relevantes para el enfrentamiento armado. En el caso de semejante "primacía de la política interna", la posibilidad real del combate, que siempre tiene que estar presente para que se pueda hablar de política, se refiere por lo tanto a la guerra civil y ya no a la guerra entre unidades organizadas de pueblos (Estados o Imperios)"
6)- Charles Wilson, propuesto por Dwight Eisenhower como Secretario de Defensa de los EE.UU.
7)- https://www.lanacion.com.ar/politica/mapa-resultados-elecciones-generales-2019-nid2300184#/presidente

domingo, 3 de noviembre de 2019

LA IZQUIERDA CANICHE DE LA PLUTOCRACIA



Ya hemos explicado en diversas ocasiones que los negociados de derechas e izquierdas se han repartido los papeles, en su apoyo conjunto a la revolución del capitalismo global que destruye a los pueblos. Mientras la derecha apoya orgullosa esta destrucción (metiendo miedo a sus adeptos), la izquierda apacienta a los trabajadores hacia el redil de la rendición, convertida en el perro caniche de la plutocracia. Y es que, como nos enseña Pier Paolo Pasolini (a quien ya hemos citado en alguna ocasión anterior), «el neocapitalismo se presenta taimadamente en compañía de las fuerzas del mundo que van hacia la izquierda».
Para desactivar la protesta de los trabajadores, la izquierda traidora se sirve de los mismos métodos que el Estado empleaba en Un mundo feliz, la distopía de Aldous Huxley: la libertad sexual y el reparto de ‘soma’ (droga). «En la medida en que la libertad política y económica disminuyen –escribe Huxley–, la libertad sexual tiende a aumentar». Así se explica que la izquierda traidora ponga tanto empeño en las ‘políticas de identidad’ financiadas por la plutocracia, que desactivan por completo la vieja ‘lucha de clases’, atomizándola en un enjambre de egoístas luchas sectoriales que dejan al trabajador más solo y desvinculado que nunca, absorto en  el desciframiento de su sexualidad polimorfa.
 Pero la izquierda traidora no se conforma con desactivar la protesta de los trabajadores; necesita también asegurarse de que no se reactive. Y así se declara también partidaria del reparto de ‘soma’; o sea, de la legalización de las drogas.
Resulta, en verdad, lastimoso que la izquierda, que empezó denunciando la ‘alienación’ del trabajador en la sociedad capitalista, haya acabado reivindicando «el consumo de marihuana con fines recreativos». Resulta, en verdad, patético que una ideología que execró la religión, tildándola de ‘opio del pueblo’, postule ahora que el pueblo se drogue, para habitar pasajeramente realidades menos crudas. 
Pero ¿no era la religión una salida mágica que impedía al trabajador tomar conciencia de su situación oprobiosa? ¿Es que fumar porros, en cambio, lo ayuda a recuperar esa conciencia? Que la izquierda, después de haber combatido la religión, promueva la legalización de la marihuana tiene muchísima miga. En primer lugar, nos vuelve a confirmar que cuando alguien deja de creer en Dios puede empezar a creer en cualquier paparrucha. Pero también nos muestra que la droga ejerce de modo indubitable los efectos adormecedores que la izquierda atribuía falsamente a la religión. En la novela de Huxley, de hecho, se presenta el ‘soma’ con el que el Estado embrutece a los trabajadores como una sustancia que «tiene todas las ventajas de la religión, sin ninguno de sus efectos secundarios»; de ahí que, para controlar las emociones de los trabajadores alienados y mantenerlos contentos, el Estado se encargue directamente de su reparto.
Esto mismo pretende hacer la izquierda traidora con la marihuana. Para defender su legalización, utiliza las consignas más burdamente mercantilistas, asegurando que así se proporcionarán «ingentes beneficios» al Estado. Naturalmente, todas estas pamplinas delicuescentes no hacen sino ocultar la connivencia de la izquierda con la plutocracia, que necesita trabajadores dóciles y manipulables que, a la vez que se empobrecen y aceptan condiciones de trabajo cada vez más oprobiosas, encuentren consuelos vicarios y paraísos artificiales. Así se explica, por ejemplo, que el plutócrata y especulador globalista George Soros esté impulsando la legalización de la marihuana, con la disculpa propagandista de acabar con las mafias del narcotráfico (que tal vez encubra su propósito de sustituirlas en posición monopolística). 
Pero este plutócrata protervo, como otros de su cuerda, anhela crear sociedades pasivas y devastadas por el hedonismo que acepten lo mismo la destrucción de su identidad que los más clamorosos abusos laborales; pues su fin último no es otro sino asegurar el acopio de mano de obra barata y mansurrona. Y para lograr culminar sus desmanes, necesita tanto las avalanchas migratorias como la legalización de la marihuana. En lo que demuestra actuar con irreprochable (aunque maligna) lógica.
La estrategia de la plutocracia, en su desactivación de la resistencia de los pueblos, es cristalina: primero les ofrece un supermercado de identidades de bragueta, para que abandonen la lucha por la dignidad de su trabajo; luego los adormece y convierte en guiñapos con el reparto de ‘soma’. Mucho más turbia y abyecta es la posición de cierta izquierda, convertida en un perro caniche de la plutocracia.

JUAN MANUEL de PRADA

lunes, 21 de octubre de 2019

DEBATE



No esperábamos más de este circo mediático. Desde nuestra óptica no existió debate sino un simple cruces de chicanas políticas. Las mismas caras de siempre, “speech” proselitistas  , sin opciones nuevas y frescas.

Esperábamos oír acerca de una propuesta  de un modelo industrial nacional, como fuente generadora de empleo genuino, como medio de producción y exportación de productos ya terminados. Citando al Gral. Belgrano “exportemos Zapatos, no cuero”

Esperábamos También oír hablar de soberanía nacional, y todo lo que eso abarca, como la explotación de nuestros recursos nacionales en manos de entes nacionales y no extranjeros, de nuestra soberanía monetaria  y económica. Pero no ocurrió.

Tampoco escuchamos denunciar que los que ganaron en estos últimos años fueron los bancos, quienes triplicaron sus ganancias en detrimento de los trabajadores. Timba financiera, Tasa de intereses por las nubes, que sumado al negocio de las empresas energéticas han destruido a las PYMES y colateralmente a la masa trabajadora.

En fin, sabemos que nos esperara más de lo mismo más allá del resultado que arroje el 27 de Octubre.  Queda en nosotros no bajar los brazos y construir una opción nueva de cara al futuro, sin distinción de clases, Trabajadores, empresarios, obreros y profesionales, unidos por el mismo objetivo. Que solo haya una clase, la de los que trabajan.

Núcleo Social, 
Nacionalismo militante.

viernes, 18 de octubre de 2019

PORQUE ME QUEDO EN MI CASA EL DIA DE LAS ELECCIONES:



La Revolución Inglesa (English Civil War en ingles) es el periodo de la historia del Reino Unido que abarca desde 1642 hasta 1688.
En realidad, no se muy bien porque se la llama “revolución” ya que el periodo incluye tres guerras civiles, un intento fallido de instaurar la república, el protectorado de los Cromwell y -como corresponde a cualquier proceso histórico ingles- un rey decapitado.-
Poco importa eso a los fines de las presentes lineas. Lo realmente relevante es lo siguiente. Antes de la “Revolución” Los representantes reunidos en el Parlamento concurrían investidos de lo que se llama “mandato vinculante”. Es decir que debían seguir las instrucciones de sus representados sin apartarse un ápice bajo pena de retiro del mandato lo que implicaba, en realidad, volverse a su casa con pena y sin ninguna gloria. Los representantes se constituían así en una valla de contención frente al poder real. 
Para entender el asunto hay que dejar claro que es lo que discutían los representantes con el Monarca. Fundamentalmente dos temas: leva de Tropas y cobro de impuestos. Como dice un amigo mio “sin guita y sin fierros nadie puede gobernar”. 
Famoso es el caso en el cual un representante logro impedir la suba de impuestos propuesta por el Rey. Se llamaba Sir Thomas Moore (aprovecho para recomendar el libro “La Hora de Tomas Moro – Solo Frente al Poder" de Peter Berglar donde se relata el episodio). Pero ¿cuál era la espada de Damocles que pesaba sobre los representantes del pueblo? LA DIETA.
La dieta de los representantes era pagada por sus representados. Ello sumado al “mandato vinculante” producían como efecto que, ante el menor desvió en la defensa de los intereses de los representados, estos revocaban el mandato, cancelaban el pago de la dieta y el representante volvía a su casa -como dijimos- con pena y sin ninguna gloria. Y ¿qué tiene que ver esto con la Revolución Inglesa amigo Clive? Tranquilo amigo lector. No me corra porque llueve que adelante llueve igual. A la Corona se la ocurrio una doble solución: 
Primero quitar el mandato vinculante reemplazándolo por el mandato libre. A partir de ese momento cada representante votaria sin atadura alguna con la voluntad de los representados. 
En segundo lugar, hizo desaparecer la espada de Damocles. Las dietas serian pagadas por la Corona y no por los representados. ¡Magia! Los representantes del pueblo pasaron a ser representantes del Rey. Se diluyo en un plis plas la representación de los gobernados frente al poder. Pero la cosa no termino ahí. Para pagar las dietas de los representados, el Rey tuvo que recurrir a la toma de créditos. ¿Y quienes otorgaban los créditos? ¡Bravo! Los banqueros. O sea que los representantes del pueblo pasaron a ser representantes del monarca y -como este no tenia guita para solventar el despelote- al tomar créditos los representantes del rey pasaron a ser representantes de intereses financieros. 
¿A que la historia les suena?. 
Es lo que Chesterton llama en su “Pequeña Historia de Inglaterra” “la revolución de los comunes contra las comunas”. 
¿Se ve claro ahora? . 
El problema no es votar a tal o cual. TODOS son empleados del monarca. TODOS son empleados de la banca (y todos sabemos quienes manejan la banca). ¡Lo que esta podrido es el sistema!. ¡No se puede jugar a un juego que invento el enemigo y pretender ganar! Llego la hora de patear el tablero.


CLIVE LEWIS

sábado, 12 de octubre de 2019

ANTE UN NUEVO ANIVERSARIO DE LA HISPANIDAD


Ante la proximidad del 12 de octubre, contemplado durante muchos años en nuestro país como Día de la Raza, o de la Hispanidad, por el trascendental hecho histórico realizado por nuestra Madre Patria España, como lo fuera el Descubrimiento de América; los Círculos Nacionalistas de Salta, Santiago del Estero, Tucumán y Jujuy adheridos al Foro Nacionalista del NOA, quiere recordar y advertir a los argentinos desprevenidos, ante el avance de modas ideológicas foráneas que persiguen el aniquilamiento de nuestra identidad nacional histórico-cultural y que han logrado robarnos la celebración del Día de la Hispanidad, subvirtiéndolo por el del “Día del Respeto a la Diversidad Cultural”, quitando o rebajando así, la unidad lingüística- cultural-histórica que nos caracteriza a los argentinos e hispanoamericanos. Está visto que con esta maniobra siniestra, haciendo uso de un eufemismo seductor, lo que buscan a través de la diversidad es la fragmentación de nuestra unidad y bien sabemos cuáles son las potencias enemigas históricas, las que permanentemente usan a los cipayos locales, a sus servicios y trabajan con ese propósito. 
Ahora esos mismos cipayos, tanto de izquierda como de derecha, se suben a las modas ideológicas del indigenismo, promocionadas y financiadas con sus sospechosas ONG por la agenda globalista de entidades supranacionales muy conocidas mundialmente.  
Respecto a los improperios que suele repetir el indigenismo de cuño liberal-marxista, para denostar la proeza de España y la Catolicidad, nos preguntamos: ¿Pudo un grupo reducido de españoles imponerse en todo un continente desconocido sin la alianza de los mismos pueblos originarios? Y ¿Por qué muchos de esos pueblos prefirieron a los españoles que a sus propios hermanos originarios? ¿No será que el totalitarismo antropofágico de una parte de los “originarios” era tan cruel, tan funesto que los prefirieron a los recién llegados quienes traían la Fe misericordiosa del Cristo y su Santa Madre? 
¿Cuántos fueron los españoles y cuanto los “pueblos originarios” que acompañaron a Hernán Cortez en su conquista de México? 
Cuando llegaron al Cuzco los españoles ¿no se encontraban los incas en una guerra verdaderamente fratricida, en donde dos hermanos se disputaban el trono? 
Pretende la hispanofobia ¿Qué somos miopes o tontos? ¿Qué sientamos vergüenza de nuestros antepasados? ¿Qué decretemos el final de la portación de nuestros apellidos 
hispánicos? ¿Qué decretemos la abolición del castellano? ¿Qué renunciemos a la Fe del Crucificado? ¿Qué en aras de un indigenismo paganizante restauremos los rituales sangrientos y las prácticas de esclavismo y canibalismo? 
¿Qué indígenas, criollos, mestizos e inmigrantes, que desde los tiempos de nuestra independencia hemos decidido vivir en paz y unidos en este continente, ya no nos veamos como hermanos del gran espacio “Latinoamericano”, o  Iberoindoamericano o mejor Hispanoamericano? ¿De la Patria Grande que soñaron hombres como San Martín y tantos arquetipos de nuestra nacionalidad? Porque nuestra verdadera unidad nacional reside en nuestra unidad lingüística y cultural si nos remontamos a los orígenes de nuestra tradición hispánica, porque no nacimos de un repollo, venimos de un común origen, con un sello identitario, por nuestra lengua, sangre, religión y cultura. Si nos atenemos a aquello de que la Patria es la tierra del padre y en ese caso entendemos a nuestro espacio americano, como el lugar del encuentro de nuestros padres, del linaje hispano con los pueblos del linaje de la América indígena; en muchos casos ese encuentro sirvió como fusión de una América irrita, indómita y fecunda. El gaucho, el cholo, el guaso, el llanero y así, de acuerdo a las diferentes denominaciones que recibió en la diversidad geográfica americana, el hombre mestizo del campo, es la representación más simbólica del ser americano, porque es la fusión del español con el indígena y al mismo tiempo es la unión, el compromiso y la resolución de caminar hermanados en el espacio americano, este hombre heredero de las Tradiciones del Viejo y el Nuevo Mundo, es el nuevo hijo que ha parido la América Indo-Hispánica y cuyo derecho y pertenencia a esta tierra no podrá ya ser sanamente cuestionado. 
Estemos advertidos y alertas ante esta nueva onda hispanofóbica porque se sospecha que hay potencias históricamente enemigas que pretende un enfrentamiento étnico para fragmentar los actuales Estado “Hispanoamericanos”, así como hoy lo hacen en Medio Oriente y lo hicieron en tantos otros lugares. 
Nuestra misión como nacionalistas y católicos es ser guardianes de nuestra tradición histórica, de nuestra Identidad Nacional; con la unidad lingüística, cultural e histórica que hasta ahora hemos preservado; pero para ello es imprescindible en un largo proceso reconstruir nuestro Estado-Nación hoy desecho por la corrupción política y precisamente por los cipayos de turno, y para ello se hace indispensable conservar nuestra Identidad si queremos preservarnos como Nación y por todo ello es fundamental recuperar el día de la Hispanidad, condición fundamental de nuestra Identidad, para saber de dónde venimos y hacia dónde nos dirigimos como Nación que porta un destino en lo Universal. 

sábado, 5 de octubre de 2019

NUESTRO FUTURO IMPERFECTO




Amanezco  con la noticia que los principales candidatos en las próximas elecciones y especialmente los vinculados al kirchnerismo tratan de sacarle el cuerpo al debate que se ha establecido por ley como paso previo a la confrontación en las urnas. Lo real tal vez sea,  más que las razones ridículas alegadas y que pueden leerse en la prensa, la absoluta orfandad de ideas respecto a que hacer una vez en el manejo de la cosa pública. Será también no decir lo que realmente se llevará a cabo, para atarnos más como colonia de la oligarquía financiera global
Es desgraciado que en definitiva seamos entregados a  un grupúsculo de fracasados o de agentes extranjeros , sean unos u otros, los ganadores de las elecciones  que se realizarán el mes corriente.
Muy poca gente tiene idea de la gravedad de lo que ocurre en Argentina y muy pocos son los que tienen idea o lo analizan con una visión retrospectiva o sea tomando en cuenta los antecedentes de la crisis que tenemos hoy devorándonos, y que a su vez hacen un pronóstico a futuro, mas que nada por la enorme magnitud del desastre que ven en ciernes. Un debate más o menos en muy poco va a profundizar  nuestra penuria y nuestra ruina.
Muchos se preguntan el porqué de la elección de Alberto Fernández como candidato, casi cantado como presidente, para el peronismo K. Otros se interrogan como sacó de foco a Cristina.
Lo cierto es que Fernández no es un peronista ni es liberal ni tiene las ideas de fantasía que se tejen a la hora de barajar tendencias políticas dentro del Régimen, sino que se trata de un cuadro del Régimen mismo más allá de esas ideas “de mentirita” como dirían los chicos, sobre las que se discute acaloradamente en los programas de la TV basura o se escribe pomposamente desde los diarios y revistas reputadas por el Sistema mismo como serias.
Fernández  se trata de un escalador de la pirámide de una estructura no reglamentada legalmente, pero indudablemente existente y con peso a la hora de salir de las ficciones y darse un mínimo baño de realidad. Es uno de los personajes que vinculados a Bancos, fundaciones, tanques de ideas y servicios de seguridad de países centrales (muchas veces enmascarados en esas fundaciones y tanques) que han despertado la confianza de determinados sectores del poder mundial para desarrollar ciertas tareas sucias en momentos capitales. Creer que el personaje es títere de Cristina es creerse los memes de internet.
En este puntual caso, el personaje está vinculado a la social democracia, el partido Demócrata norteamericano y puntualmente a George Soros. No asombra entonces que haya anunciado aborto para todes. En esas manos hemos caído por que ese poder mundial se ha convencido que Macri con su vacuidad de ideas su puerilidad política y su menguada inteligencia, no puede poner en caja a la Argentina. Con lo cual como siempre, se recurre a la idea de que la cascara del peronismo, su folklore hipnótico para la masa y el fácil recurso de la migaja y la sensiblería, podrá encubrir una brutal restructuración capitalista que se requiere para salvar al Régimen del colapso final y de la necesidad de otras medidas mucho más radicales para nuestro país.
Si el personaje cumplirá con las expectativas de sus mandantes no podemos asegurar nada ni si nuestra nación se salvara de remedios más radicales impuestos desde el exterior.
Tal Vez la volatilidad del encuadramiento que lidera Fernandez esta descripto por un periodista del Sistema en esta forma El frente electoral que más chances tiene de ganar en octubre es efectivamente una enigmática coalición con pronóstico reservado, entre sectores que simulan ser iguales, pero que son muy distintos y sin un liderazgo total que les aplique disciplina y rumbo único. Aludo, naturalmente, a ese diez por ciento de la elite peronista en que un día deciden ser neoliberales de Menem y al siguiente, nacionalistas de Rosas. (1) Pero no solo esa es la cuestión para ser más preciso me auto referencio “Lo que viene es una variante política con una enorme contradicción interna. La social democracia encarnada por Alberto Fernandez y por otro lado las tropas hirsutas del decadente chavismo representadas por La Campora y Cristina Kirchner. Algo así como Guaidó y Maduro conviviendo en el mismo partido político. No pregunten como puede terminar algo así.(2)
En efecto la contradicción estará latente entre los partidarios de la legalidad progre con capitalismo salvaje detrás del poncho y el realismo mágico de Grabois con su reforma agraria y urbana o la Campora pidiendo reforma constitucional para perpetuar en el poder a su jefa o Cristina misma  queriendo licuar al poder judicial para lograr impunidad. Que se puede esperar de esto, francamente el pronóstico es ominoso.
Ese futuro ominoso ya se expresa en la calle con las organizaciones de planeros conducidos por sellos de goma con propiedad exclusiva de un grupete de dirigentes más o menos marxistas, más o menos delincuenciales entre los que influyen el mencionado Grabois, Pérsico o Dhelia. En esto del caos hoy resulta fácil generarlo pero no se sabe cómo gobernarlo ni cómo termina. Estos grupos son consecuencia de la licuación de los partidos políticos que tuvo su punto inicial en 2001 y hasta hoy no se ha reconstituido ni creo que lo haga. Además se han visto potenciados por el flujo de dinero de las arcas públicas que les inyectara el mismo macrismo.
El pronóstico es que de vencer el kirchnerismo la realidad caótica de la economía se potenciará por la combustible por la heterogénea conformación del frente gobernante: encabezado por un personaje funcionario al Poder Mundial que se verá enfrentado por sectores partidarios del Socialismo del Siglo XXI y los emergentes de los 12 años del robo kirchnerista. Nada bueno puede salir de ello salvo una lucha feroz.
Vaticinamos un seguro triunfo de los K, pero de cualquier forma que se dé un segundo mandato de Macri muy improbable, le sería imposible gobernar, por la acción en la calle de estos mismos grupos antes mencionados. La Argentina sea como se  de el resultado, se encuentra en una encrucijada de difícil pronostico.

 Guillermo Rojas

2.- http://redpatrioticargentina.blogspot.com/2019/08/reflexion-y-entrevista-ii.html


lunes, 23 de septiembre de 2019

IZQUIERDA Y FRIKISMO

La palabra friki, como tal, es una adaptación al español de la voz inglesa freaky, un adjetivo empleado coloquialmente para referirse a algo o alguien extraño o excéntrico. Un freak, en este sentido, era el tipo de personas que participaban en los espectáculos de fenómenos (o freak shows) de los circos o ferias, populares sobre todo entre los siglos XIX y XX, como el enano, la mujer barbuda, los tragasables, el hombre elefante, el gigante, etc.

Mediante esta definición que utilizamos como descripción entre burlona y grotesca, nos referimos a la izquierda posmo, esa que ha perdido todo lo que quedaba en ella de espíritu revolucionario y de concesiones a la realidad, aunque mas no sea por imperio de  la mera necesidad contingente, abrazando toda una temática cara al Poder Mundial, especialmente a la cultura que la oligarquía financiera global apaña y promueve de mil maneras especialmente con carradas de dolares para tratar de caotizar y pudrir lo poco que aun queda de la sociedad tradicional, del sentido común y de orden natural. Como dijimos alguna vez "Los zurdos ya no son como los de antes". Los financian y les dan letra la ONU, las multinacionales, las fundaciones norteamericanas y europeas y los Bancos y los magnates como Soros, Gate, o Bouffet. A veces hasta se extraña a los enemigos de antaño. Hoy los verdaderos enemigos están detrás de una tropa de fenómenos horribles, con ropa horrible, modos horribles, pelos desgreñados y de variopintos colores que se dicen llamar de izquierda y anti capitalistas aunque sean financiadas por oligarcas de la finanzas y la explotación del hombre por el hombre u organismos internacionales que apoyan de mil maneras genocidios y masacres varias mientras beneficien a los amos del mundo contra los que la izquierda dice combatir, en especial al capitalismo global
De las toneladas de basura que esta gente  desgrana sobre nuestra aturdida Argentina, descuellan el aborto, la ideología de género y otras cosas igual de destructivas, pero nada tan indeciblemente idiota como el denominado lenguaje inclusivo, ya popularmente hablado por estudiantes de los dos primeros años de las facultades(después se les va a olvidar) pese a que la RAE lo defenestro absolutamente,  e impulsados demagogicamente por políticos y funcionarios políticos, no sea cosa de quedar como fachos delante de la tropa hirsuta generalmente de féminas que odian indeciblemente tanto a machos como a fachos. 
Luego de esta disgreción subimos un articulo interesante y dos vídeos del Cda. Di Marco en relación a este tema esperando no tenernos mas que ocupar de este tipo de pavadas y desatinos propios de gente aburrida por falta de materia gris  cuando no de alquilones de desagradables patrones a los que por su declamada ideología deberían despreciar  En adelante queremos ocuparnos de los dueños del circo no de los payasos que quieren cambiar el mundo cambiándole una letra a las palabras. Gatopardismo friki.
La Pagina
"EL LENGUAJE INCLUSIVO Y OTRAS DELICIAS DEL FRACASO TOTALITARIO
En la Rusia de finales de los años 30, el régimen comunista (en su eterno afán de arrasar y luego refundar la sociedad a su imagen y semejanza) puso los ojos en el calendario. La excusa era organizar la semana de forma que pudiera mejorar la productividad del país. Fue entonces que Yuri Larin propuso la semana de trabajo continua durante la celebración del Quinto Congreso de los Trabajadores, Soldados y Campesinos Soviéticos. El buen Larin consiguió acceso a la oreja de Stalin e inmediatamente la prensa comenzó a poner en agenda y ensalzar la idea.
Una vez que Stalin se pronunció a favor de la semana continua no pararon de lloverle partidarios. En pocas semanas el Consejo de Ministros declaraba esencial que se prepare la transición al nuevo sistema en empresas e instituciones. Luego de un prolongado desfile de burócratas para ver quién presentaba la idea más patética, se decreta una semana de 6 días. Los días de la semana pierden su nombre y se les asigna un color o un número romano. A cada trabajador se le asigna un color o número. El nuevo calendario también racionalizó la duración de los meses, que pasaron a ser todos de 30 días o sea tenían 6 semanas de 5 días. Los 5 días que sobraban se consideraba que no pertenecían a ningún mes y se situaban intercalados entre ellos. Una pinturita.
Al objetivo incrementar la productividad y permitir que las fábricas permanecieran funcionando todos los días del año, se sumaba el intento de que el nuevo calendario, carente de connotaciones religiosas, borrara de la sociedad la tradición de festejos. Por otro lado, la adopción de una semana de laboral de 5 días, en la que el día de descanso no tenía por qué coincidir con el domingo, hacía más difícil asistir a los oficios religiosos o de cualquier otra festividad que tradicionalmente se celebrara el domingo. El hecho de que el día de descanso no fuera el mismo para todos hizo que la vida familiar se empiojara bastante y lo mismo pasaba con la vida social, ya que era muy difícil mantener el contacto con las amistades de otro color. El intento de deconstruir la estructura familiar y social era evidente y notará el lector que nada nuevo hay bajo del sol aunque nos vendan ideas viejas como la vanguardia del pensamiento.
Pero la productividad no se incrementó, y para colmo, con el nuevo ritmo de trabajo, la maquinaría se estropeaba más rápido al no haber paradas semanales para el mantenimiento. La impopular inutilidad de la semana continua llevó a Stalin a condenar la idea y en junio 1940, se elimina el único vestigio de la reforma que aún quedaba en el calendario. Se abandonó la semana de 6 días y volvió la de 7 días, con el domingo como día de descanso.

INGENIERÍA SOCIAL
Este es sólo un ejemplo de la amplia biblioteca de fracasos que los totalitarismos generan cuando la emprenden con el diseño de sociedades según su ideología. Sin embargo resulta una constante el pensamiento totalitario el barrer las condiciones antropológicas que están en la base de las necesidades fundamentales del ser humano: raíces, identidad, lengua, tradiciones en las que poder anclarse y reconocerse, en suma, de inscribirse en un conjunto cultural con conciencia de sus ancestros. De ahí la reincidencia en considerar al pasado como culpable de todo.
 Una versión novedosa de este pensamiento surge con lo que se da en llamar lenguaje inclusivo que sostiene la idea de que somos una porquería aunque no nos demos cuenta, y que por lo tanto hay que destruir y cambiar la forma en la que hablamos. Para dejar de ser esta bolsa de horrores debemos deconstruirnos y no seguir siendo seres atrasados. Al cambiar la forma en la que hablamos mágicamente se terminará con los males del planeta.
La idea de que se puede introducir a las piñas un nuevo lenguaje diseñado por algún iluminado se parece mucho al pensamiento infantil según el cual si se es una persona positiva alejada de ideas negativas, se producirá una conexión nigromántica con el universo que logrará que se realice aquello que se desea; de la misma infantil manera los ideólogos de “lenguaje inclusivo” consideran que a través de esta imposición terminaremos por comprar sus formas de pensar y ver el mundo.
Ganar la batalla cultural a través del discurso les abre las puertas del dominio político y ante nuestras narices han emprendido una guerra de palabras. Este intento retorcido de fijar con la fuerza de la voluntad ideológica el pensamiento de una sociedad será un eslabón más en la cadena de estupideces dictatoriales pero hasta que fracase habremos retrocedido. Vamos a los ejemplos:
La excusa del lenguaje inclusivo es que busca no discriminar a ninguno de los sexos. Para esto utiliza expresiones cercanas a la comedia burlesca como las impronunciables niñ@s, niñxs, alumnes amigues. Se sustituye la “o” del masculino neutro por alguna cosa que pretende abarcar a todas las sexualidades diversas dado que parece que la letra “o” es sumamente dañina y traumática para los individuos.
En esta línea cuando quiere referirse a ambos sexos los expresa con: todos y todas, alumnos y alumnas, ciudadanos y ciudadanas y así hasta el sopor final. Este tipo de desdoblamiento artificioso es insoportable de leer y mortífero de escuchar pero es además innecesario desde el punto de vista lingüístico. Existe la posibilidad del uso genérico del masculino para designar a todos los individuos sin distinción de sexos.

NEGOCIOS MILLONARIO
Tengamos en cuenta que el lenguaje inclusivo se ha convertido en un negocio millonario que mueve suculentos subsidios pagados con nuestros impuestos para observatorios, comisarías de género, cátedras, cursos y protocolos que son en la actualidad de carácter obligatorio. Con la excusa de la lucha contra la letra “o” se ha inventado un medio fabuloso para controlar y recortar libertades. Y para vivir de arriba, digamos todo.
La pugna por fijar el lenguaje inclusivo no es un hecho aislado ni una idea de locos sueltos. La ONU ha comenzado a imponerlo, el gobierno lo está utilizando, las fuerzas políticas lo toman como bandera y se ha instalado de forma institucional en la educación. El lenguaje inclusivo inserto en ese marco, ya no es una propuesta si no un conjunto de normas destinado a señalar a quienes no siguen sus instrucciones. El ansia dictatorial de los comisarios del lenguaje inclusivo ya no se molesta en discutir sus ideas, sino que descalifica a quien no lo acepta, impone anatemas y condena al infierno. Quienes no apuesten a hablar con la e, con la x o a repetir masculinos y femeninos hasta el hartazgo serán gente no abierta, no plural, no global o sea señalada como pichones de fascistas.
Este construccionismo social, la idea de que no hay vestigios de condición natural o biológica en la sociedad si no que todo es una construcción de los aparatos de dominación y que por tanto puede ser reemplazada por otra, tiene un lado oscuro. En principio porque nada nos garantiza que los nuevos constructores sociales no sean tan despóticos como los viejos. Pero en segundo lugar nos expone a la refutación de los logros científicos, tecnológicos y sociales más importantes. Si todo es una mera construcción, la ciencia médica, la declaración de los derechos universales o la patria potestad son sólo una construcción viciada, mañana algún iluminado como Stalin podría decidir “deconstruirla” según su buen entendimiento.
Camuflados tras la idea de la lucha contra un lenguaje al que acusan de males que imaginan terroríficos, los gerentes del lenguaje inclusivo se han hecho de pingües negocios desde los aparatos del poder político y para sostener sus privilegios actúan como modernos Torquemadas, persiguiendo a los que discrepan con su ideología hasta extremos que jamás imaginamos ni creímos posibles en plena democracia.
El totalitarismo volverá a fracasar, ya tenemos sobradas pruebas de su ferviente inutilidad pero en el mientras tanto nos va sometiendo con estos embustes, sin prisa pero sin pausa mediante la técnica de no tolerar discrepancias so pena de considerarse víctima de la intolerancia que el mismo totalitarismo profesa. Está en nosotros que fracase por nuestro rechazo o que caiga por su propio peso, la diferencia es el tiempo...y el tener que escucharlos hablar.”

Karina Mariani
http://www.laprensa.com.ar/481046-El-lenguaje-inclusivo-y-otras-delicias-del-fracaso-totalitario.note.aspx


VÍDEOS DE "LA PATRIA DEL ALMA"


INFLACIÓN Y DINERO BANCARIO II

Claro esta que si el crecimiento excesivo de la masa monetaria genera inflación , y el interés del dinero obliga al aumento la masa monetaria (o a la concentración de la misma en la mano del que posee el capital mayor con lo cual toda la oferta monetaria termina siendo privada y un monopolio ) , la solución propuesta por Milton Friedman es en realidad el problema .

Por Marcelo Sánchez Alonso:
El “interés” y la generación de la “inflación”, lo que los economistas liberales, y marxistas siempre callan:
Ni oposición ni liberales han dicho ni dicen una sola palabra sobre el rol de las “tasas de interés” como factor súper importante en la generación de la inflación.
En efecto, según los críticos y doctrinarios del dogma liberal, la causa de la inflación es “siempre y en todo lugar resultado de la excesiva creación de moneda”.
Por ese motivo Milton Friedman, el maestro y gurú de los monetaristas liberales, promueve la restricción monetaria en términos severísimos, acompañada del aumento enorme del interés bancario.
Para Friedman, el déficit presupuestario es el causante principal de emisión de moneda, aunque la experiencia nos ha demostrado que la eliminación de la emisión ha ocasionado que el Estado se quede sin medios para invertir, y servido para endeudarse con la Banca.
Es así como siguiendo esa doctrina, el país espejo donde se miran los liberales: Estados Unidos, es desde los años 80 y continúa siéndolo el país más endeudado del mundo.
Para colmo, la propuesta de Friedman de “aumentar el interés bancario” (teóricamente para evitar la aparición de dinero crediticio inflacionista) ha llevado a que los servicios de la deuda sean simplemente usurarios.
Veamos el caso de nuestro país Argentina, a lo largo de este último año.
El presidente del BCRA en Octubre del año 2018, siguiendo los consejos monetaristas de Milton Friedman, congelo la Base Monetaria hasta Junio del año 2019.
De manera paralela, el Costo Financiero Total del crédito se ubica por arriba del 120 %.
Vemos que a pesar de haber seguido a rajatabla los consejos de Friedman, pese a la recesión y al congelamiento de la base monetaria, la inflación sigue fuera de control en torno al 4% mensual y aumentando.
Volvamos al tema central, los adoradores del dogma liberal asumen que el interés bancario es una herramienta maravillosa para regular cualquier economía de mercado, y se equivocan de la peor manera, evidencia a la vista.
El interés bancario es el peor veneno de una economía productiva, porque atenta contra el empresario y produce una enorme transferencia de riquezas desde el que trabaja hacia el financista improductivo.
Tanto el costo financiero como los impuestos desmedidos son transferidos del costo hacia el precio y esto se transforma en inflación.
Es un error pensar que si no tomamos crédito ni nos retrasamos con la tarjeta, no hemos de pagar intereses. Pues, el interés está oculto en todos los productos que compramos y en consecuencia es parte componente importante de todos los precios.
Para terminar, lo que hizo el BCRA, institución inservible y expropiadora de riquezas, es comparable al método de la sangría usada por los médicos de la edad media, o también comparable a la copa de ginebra servida en ayunas al alcohólico por la mañana para que se componga.
Lo correcto hubiera sido, para combatir la inflación, eliminar de cuajo el interés del dinero en la economía.
Para lograr esto, es esencial emitir la base monetaria desde el Tesoro, al costo del papel y de la tinta, sin pagar un peso de interés.
Esta emisión primaria con dinero sano libre de intereses debe inyectarse solamente al sector industrial para pagar obras en curso y conforme al avance de la obra, nunca para costear el gasto político.
Con respecto a la emisión secundaria, debe eliminarse por completo, porque los bancos comerciales no deberían crear dinero, jamás, y para esto hay que exigirle a los bancos un coeficiente de encaje del 100 % sobre los depósitos a la vista.
Al no poder crear dinero bancario de la nada y sin sacrificio financiero, los bancos ya no producirían expansión monetaria al otorgar un crédito, y aparte de este beneficio, no habría más inestabilidad del sistema ante el riesgo de una corrida.
Así, el dinero de las cuentas a la vista permanecería en resguardo por el banco, y el depositante no ganaría intereses por el perjuicio que representa atesorar en lugar de invertir.
El dinero electrónico que hoy crean los bancos comerciales utilizando el multiplicador bancario del sistema de reservas fraccionarias, debería ser creado desde el estado, a costo cero como la base monetaria.
Solo así, sería factible monitorear la oferta monetaria en tiempo real, y tener control sobre la misma, también se podría decidir desde el Estado hacia donde queremos que fluya el capital.
Solo si emprendiéramos este camino, podríamos alcanzar la soberanía financiera y con esta, la libertad deseada

martes, 17 de septiembre de 2019

INFLACIÓN Y DINERO BANCARIO


Nuevo, sencillo e ilustrativo escrito del Cda. Sanchez Alonso

"La inequidad extrema, rasgo evidente del mundo contemporáneo, particularmente de América Latina, está llegando a extremos intolerables.
La concentración exacerbada de riquezas, fuente innegable de desigualdad, se alimenta de un mecanismo perverso: la emisión privada del dinero; hecho que contradice y desmantela la creencia generalizada de que la emisión del dinero es ejercida por los gobiernos a través de sus bancos centrales.
La emisión del dinero por parte de los gobiernos permitiría la prosperidad y no causaría inflación, la deuda federal se podría pagar, los impuestos a la renta podrían ser eliminados y los programas sociales podrían ser incrementados y todo esto podría hacerse sin imponer medidas de austeridad en las personas ni provocando una inflación galopante.
Las monedas y los billetes representan menos de 3 % de la oferta monetaria.
El restante 97 % solo existe como registros contables, y todo este dinero es creado por los bancos en forma de crédito.
Los impuestos en general fueron creados para que los contribuyentes paguen los intereses adeudados a los bancos sobre la deuda federal.
Si el dinero fuera creado por el Gobierno (en lugar de pedirlo prestado a los bancos) la mayoría de los impuestos no serían necesarios
La inflación no es causada por la impresión irresponsable de pesos por parte del gobierno.
La inflación es ocasionada por los bancos que amplían la oferta monetaria con los créditos, utilizando el mecanismo de reservas fraccionarias al cual hay que sumar el requerimiento de intereses.
A finales de los años veinte del siglo pasado, Josiah Stamp, quien fuera gobernador del Banco de Inglaterra y el segundo hombre más rico de Gran Bretaña en aquellos años, revelaba de manera elocuente el fundamento del poder económico:
El sistema bancario moderno fabrica dinero de la nada […] Los banqueros son los dueños de la tierra. Quítensela, dejándoles el poder de crear dinero y, con el movimiento de una pluma, crearán dinero suficiente para comprarla de nuevo. […] Remuévanles este gran poder y todas las grandes fortunas como la mía desaparecerían, y entonces este sería un mundo mejor y más feliz para vivir. […] Pero, si quieren seguir siendo los esclavos de los banqueros y pagar el coste de su propia esclavitud, entonces que los banqueros sigan creando el dinero y controlando el crédito.
Testimonios acerca de los últimos momentos de Woodrow Wilson, presidente de los Estados Unidos de 1913 a 1921, señalan que dijo antes de morir:
“Sin saberlo, he arruinado a mi país”.
Él firmó la ley de la Reserva Federal de 1913 e hizo realidad el proyecto de más de un siglo de los banqueros, que requirió la alianza de las facciones enemigas de los Morgan y los Rockefeller, para monetizar la deuda del gobierno, es decir, imprimir su propio dinero y cambiarlo por títulos públicos o pagarés.
La emisión privada del dinero conduce a una espiral de deuda perpetua."

Marcelo Sanchez Alonso

miércoles, 11 de septiembre de 2019

DÍA DEL MAESTRO



Recordemos en este día a maestros patriotas que firmaron sus enseñanzas con su propia sangre, como lo hicieran nuestros docentes mártires Genta y Saccheri

En el día del maestro recordamos al Sr Julio Cao (el maestro soldado)
"Pronto vamos a estar juntos": la conmovedora carta que el soldado maestro le escribió a sus alumnos desde Malvinas
Julio Cao era maestro en la escuela N 32 de Laferrere.
El 10 de junio de 1982, el soldado Julio Rubén Cao murió en Malvinas de manera abrupta al recibir un proyectil en su espalda durante el combate en Monte Longdon. El jóven, que había nacido en Ramos Mejía el 18 de enero de 1961, era uno de los pocos voluntarios que combatió durante el conflicto bélico.

A los dieciocho años, cuando culminó la secundaria, comenzó a trabajar en la fábrica de acero inoxidable de su padre. Pero su verdadera vocación era la docencia. "Enseñar es lo más lindo que hay. Enseñar a leer, a escribir. Ser maestro. Julio Cao (3º B)", cuenta su familia que escribió a los ocho años, mientras cursaba el tercer grado.
Julio Cao estaba casado y falleció sin conocer a su hija Julia, quien nació en agosto de 1982.
Vuelto a la vida civil, una vez finalizado su servicio militar obligatorio, retornó su labor en la Escuela Nº 32 de Laferrere, que hoy lleva su nombre. Cuando supo la noticia de la recuperación de Malvinas, elaboró con patriota pluma el discurso para el colegio en el cual trabajaba, sin saber aún que debería acudir al llamado de la Patria.

Julio Cao partió como voluntario un 12 de abril de 1982 a Malvinas. Desde allí escribió una hermosa carta dirigida a sus alumnos del tercero "D" de la Escuela N° 32. En ella les pide disculpas por su repentina partida hacia las islas. La carta está fechada en Puerto Rivero, el nombre con el que se llamó a la capital de las islas en un primer momento.
La carta llegó a sus alumnos a tiempo. No así la identificación del cuerpo de Julio, que estuvo 36 años sin reconocerse. Julio Rubén Cao, el maestro que se despidió de sus alumnos mediante una nostálgica carta desde las islas, es el ex combatiente N°92 identificado.
Puerto Rivero, 24 de abril de 1982
"A mis queridos alumnos de 3ro D:
No hemos tenido tiempo para despedirnos y eso me ha tenido preocupado muchas noches aquí en Malvinas, donde me encuentro cumpliendo mi labor de soldado: Defender la Bandera. Espero que ustedes no se preocupen mucho por mí porque muy pronto vamos a estar juntos nuevamente y vamos a cerrar los ojos y nos vamos a subir a nuestro inmenso Cóndor y le vamos a decir que nos lleve a todos al país de los cuentos que como ustedes saben queda muy cerca de las Malvinas.
Y ahora como el maestro conoce muy bien las islas no nos vamos a perder. Chicos, quiero que sepan que a las noches cuando me acuesto cierro los ojos y veo cada una de sus caritas riendo y jugando; cuando me duermo sueño que estoy con ustedes. Quiero que se pongan muy contentos porque su maestro es un soldado que los quiere y los extraña. Ahora sólo le pido a Dios volver pronto con ustedes. Muchos cariños de su maestro que nunca se olvida de ustedes.
Señora, además desearía hacer llegar mi recuerdo y saludos a todo el personal a la señora Bibiana, al Sr Galo, Cristina, Nora, Mercedes, Bárbara, Isabel y a todos los docentes de mi turno y de la escuela; a la señora Alicia quisiera que sepa que extraño mucho su mate de las 13 hs, y espero pronto volverlo a saborear ya que aquí el desayuno es una especie de mate cocido mezclado con cal de albañil y hasta un poco de cemento, nada de azúcar.
Habiendo distraído demasiado su atención pero sintiéndonos por un instante con uds me decido a concluir estas líneas con la esperanza de encontrarme a la brevedad con ustedes.
Afectuosamente, JULIO.
Agradecemos a la Camarada Mary por este recordatorio tan lindo. La Pagina