miércoles, 15 de julio de 2020

MANIFIESTO POR UNA INDEPENDENCIA PENDIENTE

En el marco de las celebraciones por el día de nuestra Independencia, el Circulo Nacionalista de Santiago del Estero manifiesta su honda preocupación por los últimos acontecimientos públicos, que por su gravedad institucional, opacan la celebración que da lugar al nacimiento soberano de nuestra nación Argentina un 9 de Julio de 1816, donde el pueblo criollo tomó, la dolorosa pero necesaria decisión, de realizar un acto de autodeterminación legítimo con respecto a la Corona de España de Fernando VII.

Las diversas corrientes historiográficas siempre han mostrado a la Independencia Nacional como un acto de ruptura total con nuestro pasado hispánico,  como si fuésemos niños rebeldes, que envalentonados desde el 25 de Mayo de 1810, decidimos enfrentar a nuestra Madre Patria para liberarnos de su “yugo opresor”, rompiendo de ese modo con unas cadenas que desde la fundación de Santiago del Estero, nos sometían y ultrajaban. Nada más que puro sofismo liberal.

Ni el 25 de mayo de 1810 fue tan revolucionario, ni el 9 de Julio fue tan independista. Así como Mayo fue un acto autonómico realizado en perfecta lealtad con el rey ausente; el 9 de Julio fue la decisión legítima de emancipación ante ese mismo rey que -vuelto al trono- se negó a reconocer lo que hicieron sus leales vasallos.

Fue esa realidad la que llevó a los pueblos de las Provincias Unidas del Rio de la Plata a iniciar el camino de la independencia política de España y de toda nación extranjera. Sin embargo ese hecho no significaba una independencia de nuestro pasado ni de nuestra cultura fundacional. La Argentina seguía siendo fiel depositaria del espíritu de la hispanidad católica. Seguía siendo fiel a su tradición histórica; y fue tan así que solo luego después de la caída del gobierno de don Juan Manuel Rosas que comenzó a imponerse en nuestro país una falsa tradición liberal, materialista y laicista.

En definitiva, lo que los congresales de 1816 declararon en Tucumán fue nuestra independencia política, no el abandono de nuestra Tradición Hispano Criolla y católica. El proyecto iluminista masonico y anti argentino se instalara recién después del 3 de Febrero de 1852, con la derrota nacional de Caseros.

Es por eso que hoy en día nuestra nación se encuentra en un estado total de postración, en lo político y económico, pero sobre todo en lo cultural y espiritual. Porque hemos perdido nuestra independencia política y porque hemos renegado de nuestra autentica Tradición nacional.

Un ejemplo, pequeño pero muy significativo de ello, es lo sucedido tan solo hace unos días, cuando un colectivo minoritario pero poderoso izó en una plaza pública su bandera multicolor reemplazando a nuestro pabellón nacional celeste  blanco, prenda de unión de todos los argentinos sin exclusiones. Y otro ejemplo más –también sucedido hace poco- fueron las expresiones de un ex gobernador de la provincia de Mendoza y actual legislador nacional, quien descaradamente propuso la secesión de su provincia del resto de nuestra nación.

Pero hay que decir que a pesar de todos estos signos de oscurantismo y de perdida de nuestra independencia, existe todavía una esperanza, un haz de luz que se ve reflejado en el Nacionalismo Argentino y en el espíritu patriótico de los argentinos sencillos y anónimos que buscan hacer brillar de nuevo esta Independencia opacada por el error y la confusión.

Es por ello que frente a esta independencia opacada e incompleta es nuestra obligación renovar aquel compromiso de nuestros congresales de 1816, fortalecer nuestro federalismo más que nunca, y levantar de nuevo los estandartes de batalla donde la Cruz y el Celeste y Blanco vuelvan a flamear juntos, al son de clarines y tambores, al compás de espíritus altivos y dignos, de almas ardiendo consagradas a Cristo y a la Patria.

POR UNA AUTENTICA INDEPENDENCIA NACIONAL, POR NUESTRAS TRADICIONES AUTENTICAS

¡VIVA CRISTO REY! ¡VIVA LA PATRIA!.

CIRCULO NACIONALISTA DE SANTIAGO DEL ESTERO


domingo, 12 de julio de 2020

MOVILIZACIÓN DEL NACIONALISMO II




Por Marcos María Esquivel
Sigo con el tema de la nota anterior y sin animo alguno de pretender pontificar sobre nada sino de emplear mínimamente el sentido común digo que me alegra sobre manera ver el nacionalismo movilizado detrás de consignas justas que tienen tanto que ver con la conservación y defensa de nuestra Patria como del pueblo todo.
Manifestar por el fin del encierro irracional y contra la ruina de tantos compatriotas sin trabajo es lo mínimo que se puede hacer como argentino de bien. Manifestar y protestar contra este gobierno de la cipayeria mundialista que nos impone esta cuarentena sin fin y este mito de la pandemia no es manifestar en favor de Macri y su recua de ladrones de guante blanco, tan ladrones como los que gobiernan hoy. No es manifestar por la constitución de 1853 o en favor de una empresa vaciadora y evasora que extranjerizo millones de dólares argentinos. No es manifestar por la democracia que desde hace cuatro décadas nos viene destruyendo material y espiritualmente. Ni es llorar por el libre mercado conculcado por el socialismo, como lo hace el boludaje liberal. Es decir a voz en cuello que hoy tocamos fondo, que esto no es un movimiento anticuarentena como lo llama el periodismo basura por boca de sus payasos de los medios. Es la necesidad de otra Argentina que se junta primero por imperio de la circunstancia para luego continuar  de forma orgánica
Es manifestar por la salud de la Argentina (ya que la apelación a la misma hoy está de moda) es manifestar por los obreros despedidos, los comerciantes cerrados y fundidos, los chicos sin colegio, los templos clausurados y los pobres que en cuatro meses recibieron migajas para subsistir o son confinados con centinela a la vista. Es manifestar contra esa frase insidiosa de la “nueva normalidad que no es otra cosa que la miseria Francamente enorgullece ver al nacionalismo como “un ir directo a las cosas” que es lo que necesitamos de forma apremiante.
Lógicamente esa hermandad de la calle, lugar donde en definitiva se lucha y se dirime la política puede ser importante para posteriores acciones al interior del movimiento, como el hecho de estrechar filas y tender a lo que siempre a tendido fallidamente el nacionalismo, o sea la unión la conformación de un movimiento con un proyecto político claro que dará como resultado un programa concreto, creo humildemente que ello debe descansar sobre principios comunes que nos unen, dejando entre paréntesis otros que finalmente nos llevan a la ruptura y a divergencias sin fin. Para eso tendremos que tener en cuenta las palabras de un experto camarada:
"Al nacionalismo argentino lo mato Perón en los 40 y remató lo que quedaba en los 50... lamentablemente. Siguen habiendo nacionalitas pero con peso y organización política de consideración no hay. Yo estuve ahí y lo intente 12 años. Lamentablemente el peor enemigo del nacionalismo son otros nacionalistas. Normalmente la grieta Perón Si vs Perón No y Nacionmismo Católico si vs Nacionalismo Católico no... ni hablar el centralismo porteño... Y hoy los liberales se disfrazan de patriotas y nacionalistas, confundiendo aún más las cosas. Asi andamos… perdidos"
Queda bien en claro con ello que debemos dejar de lado al momento de intentar la unidad posible: el peronismo, sin hacer antiperonismo tan cerril como ridículo  y anacrónico y la religión sin apartarnos de los principios rectores que alumbraron nuestra nacionalidad e informan nuestra cultura.
A ello se agrega marginar a los delirantes y conspiracionistas partidarios de teorizaciones aberrantes que solo nos desacreditan como ya lo dijimos en el artículo pasado.
Una tarea ardua, difícil pero a todas luces acuciante para rescatar a una Argentina cautiva

viernes, 10 de julio de 2020

MANIFESTACIÓN CONTRA LA CUARENTENA


DISCURSO (9 DE JULIO 2020)

Queridos amigos:
Primero muchos lo sospechábamos. Muchos al principio creían en que realmente vivimos una crisis sanitaria y hoy ya están completamente desengañados. Cada minuto la gente cree menos en esta cuarentena, cada segundo que pasa hay más gente que se da cuenta de que lo han estado estafando en los últimos 100 días. Que ha sido una cuarentena excesiva, que las cifras están infladas, que hay un aprovechamiento político, que esto es una falsa pandemia. Que se presentan muertes por neumonía como muertes por coronavirus.
La acumulación de evidencias, de datos, de testimonios. Las contradicciones del Presidente de la Nación, sacándose selfies y rodeado de multitudes. Los absurdos de la OMS, que oficialmente ha reconocido que los test por coronavirus arrojan “falsos positivos” y “falsos negativos”. UNICEF diciendo que la cuarentena puede ser más dañina para algunos países que la difusión del coronavirus. El propio Pedro Cahn, médico que responde a Fundacion Huesped (abortista), diciendo que el tapabocas no es necesario y que incluso es contraproducente. Los protocolos para detección de COVID son tan amplios y tan elásticos que prácticamente todo es coronavirus. Recientemente, la propia Carla Vizzotti ha llegado a decir la barbaridad de que “hasta que se demuestre lo contrario, todo resfrío en este invierno es coronavirus”.
El absurdo que estamos viviendo lo vemos todos los días en la calle: policías que deben hacer cumplir la cuarentena hostigando a gente normal que anda en auto. La Gendarmería Nacional, reducida a un brazo del Poder Ejecutivo de Alberto –el presidente abortista y aliado de Cristina Kirchner–, le es dócil. Por lo bajo, todos, todos, nos dicen lo mismo: “Esto es todo un verso, esto es mentira, esto es un circo”. Circovid. Nadie lo cree pero muchos o casi todos se someten.
Las consecuencias son nefastas para la sociedad argentina y también para varios lugares del mundo: miles de empresas quebradas, cientos de miles de puestos de trabajos perdidos, problemas psicológicos, prisión domiciliaria disfrazada de cuarentena, familia que no se ve, que no se abraza hace meses, amigos que no pueden encontrarse, personas que han muerto sin la presencia de sus familias en el momento final. Templos cerrados y Supermercados abiertos. La insolencia de los periodistas en los medios de comunicación, que nos dicen “Quedate en casa” en el mismo momento en que ellos incumplen el distanciamiento social. Como si el periodismo fuese actividad esencial. Sí: es esencial para aterrorizarnos. Para eso sí es esencial el periodismo.
Los tribunales de justicia cerrados. Los colegios paralizados. Los profesores y docentes, en heroica labor, haciendo lo posible para dar clases a través de la virtualidad. Las prepagas han establecido un sistema infame, una estructura en la cual privilegian los posibles casos de COVID por sobre otras enfermedades de dolencias. De repente, no hay en el universo otro enemigo de la salud que el coronavirus. Si te morís por desnutrición no pasa nada. Si te morís porque te mata un delincuente liberado por Zaffaroni no pasa nada. Si se matan personas por nacer con pastillas de misoprostol, compradas por el Gobierno de Kicillof, no pasa nada. Si morís por sobredosis de drogas, sos un número en una estadística. El Gobierno Nacional puede dormir tranquilo, aunque haya desnutrición, delincuencia, aborto, narcotráfico. Esas muertes no importan.
Pero si alguien tiene síntomas, ¡Válgame Dios! ¡Que el mundo entero se detenga! ¡Que el país se congele! ¡Que todos los organismos del Estado se pongan a rastrear a ese pobre desgraciado (y a quienes ese desgraciado haya contactado)!
Todo esto se enfrenta de una sola manera: con lucidez y coraje. Tenemos que organizarnos. Ser sistemáticos. Ser ordenados. Estar unidos y trabajar codo a codo. Esto es el principio apenas. Tenemos el valor para organizarnos, para una batalla prolongada, para no aceptar migajas de libertad. Tenemos el deber de luchar por nosotros, nuestras familias, nuestros hijos, nuestra patria. Con la ayuda de Dios Todopoderoso, sigamos adelante.

JUAN CARLOS MONEDERO (H)

miércoles, 3 de junio de 2020

MOVILIZACIÓN DEL NACIONALISMO


Marcos María Esquivel

Vi las manifestaciones, que se convocaron por la temática del infame encierro al que nos someten con la excusa del COVID19. Desde mi provincia no podía más que desear estar allí. Más allá de la mezcla que se evidenciaba en la convocatoria había gran cantidad de camaradas que acudieron convencidos del evidente peligro que se cierne sobre la Patria. Fue como tal una válida reacción ante el desastre que se avizora a muy corto plazo y de lo que solo vivimos los prolegómenos.
Dado que es mucho lo que falta y que se aceleran los tiempos, es necesario según mi humilde saber y entender, y visto desde afuera y desde lejos, pulir ciertas cosas, absolutamente necesarias para que la gente entienda bien la protesta y el reclamo y para evitar que los mercenarios del micrófono, la lacra del periodismo,  termine tergiversando todo y sometiéndonos al ridículo y a la burla.
Primeramente saber por qué se protesta y contra quien se protesta y ello porque hay una protesta reivindicativa sobre los efectos inmediatos del encierro, que era reclamar por el final del mismo con ideas fuerza bien concretas y simples así como entendibles para la mayoría que ya está absolutamente harta de la cuarentena y de los delincuentes de la política que la promueven. Lo cual es lo que aconseja el sentido común.
Otra cosa es enfrascarse en las causas del mismo que se tornan difusas para el vulgo carente de formación y de lecturas al respecto y más aún pasados por el tamiz de los payasos de los medios prestos a tratar de convertirnos en los dementes anti-cuarentena, partidarios de teorizaciones aberrantes.
Lo primero es lo lógico y lo que hay que repetir. Con un mensaje univoco, con una conducción unificada y con consignas simples. La realidad da para eso como nunca: trabajadores parados cuando no despedidos, comerciantes fundidos, gente que se ganaba el mango convertidos en planeros, compatriotas impedidos en viajar para cuestiones esenciales. Vigilancia mediática ilegal así como trabas inconstitucionales y gobierno autocrático por DNU e interminable etcétera. Hay material de sobra para plantear reivindicaciones caras a un gran conjunto de la población y de manera inteligente.
Creo también que es necesario por ahora dejar para otros momentos las tesis sobre el porqué de la cuarentena, sobre la causa de la pandemia, el origen del COVID19, la eficacia de las vacunas y de la medicina o farmacopea actual, y las diversas tesis conspirativas o no al respecto. Darse cuenta de lo inmediatamente necesario y dejar para otro momento lo de fondo.
Pero previamente deberá bajarse un discurso político homogéneo tanto para adentro como para afuera dejando de lado, las tesis aberrantes, el conspiracionismo el profetismo y el providencialismo. Entiendo por esto
Las teorías seudocientíficas que nos remontan a los tiempos anteriores a Copérnico, la creencia que todo obedece a una conspiración perfecta y cerrada con conspiradores que van desde los Iluminati a los antiguos astronautas sumerios, la historieta de que todo está ya escrito en profecías que nos adelantan que está también todo definido de antemano o la idea que no hay que hacer nada porque son tiempos postreros y que ya viene Cristo a salvarnos. Teorías todas estas que nos hacen ver como un grupúsculo manicomial y un bocado apetitoso para la prensa basura. Va a ser difícil pero indispensable

sábado, 23 de mayo de 2020

SI NO LO HACEMOS NOSOTROS NADIE LO HARÁ


Ya vimos como la banca internacional con su lógica de la usura , que no es otra que el deudor no pueda pagar la deuda , sobre todo cuando se trata de naciones deudoras ,con la complicidad de los sucesivos gobiernos corrompidos y promocionados por el propio usurero con sus herramientas de formación de opinión que son los medios de comunicación y las organizaciones extra gubernamentales e inclusive las cátedras universitarias , han logrado obtener el control y la explotación de diversas empresas de servicios públicos , yacimientos y la propia oferta monetaria que es la sangre vital de la economía .
Esto quiere decir a las claras que el poder sobre toda la nación esta privatizado .
También hemos visto que la base de este poder privado para el logro de sus nefastos objetivos es ni mas ni menos que el INTERÉS del dinero .
Por lo tanto esta muy claro lo que cada individuo consciente del problema puede hacer .
NO ALIMENTAR AL BANCO .
Las tarjetas de crédito son alimento para el usurero por varias razones , utilices o no el crédito , todas las operaciones pasan por al banco y tus depósitos producen en manos del usurero una deuda de 30 veces tu dinero depositado aproximadamente y los productos se encarecen inclusive para el que paga en efectivo.
Si depositas tu dinero en el banco te auto perjudicas .
Es preferible invertirlo en cualquier bien real que poner dinero a plazo fijo .
Si quieres luchar contra el crimen y la corrupción , NO ALIMENTES AL USURERO .
Si el usurero pierde su poder ,todos sus sistemas , su ejercito de estafadores y su ejercito de sirvientes corruptos , lo políticos , se caen con el .
¿ Quieres ver con brutal claridad el tema ?
Piensa en esto :
¿Como financia la FED (Banco de la reserva federal americana) a Estados Unidos y al mundo ?
La respuesta es muy sencilla , EMITIENDO DINERO y prestandolo con interés .
Esta moneda es colocada como préstamo a interés en casi todo el mundo y ese interés se recauda mediante el gravamen impositivo a la actividad productiva de las naciones en cuestión por lo tanto siempre es el TRABAJO lo que le da valor al dinero .
Si la balanza de pagos es favorable , el banco retiene los dolares provenientes de las exportaciones  y le entrega al exportador pesos al cambio oficial y recien emitidos aumentando el volumen de la masa monetaria.
Y si la balanza es contraria entonces el volumen de dolares disminuye por el pago de importaciones y obliga al banco a retirar su equivalente en pesos de la circulación o el peso se devalúa .
Por eso en este país los prestamos siempre se realizan a los especuladores financieros y no a la industria .
ESTO NOS OBLIGA A ENDEUDARNOS O A QUEDARNOS SECOS (CUANTAS VECES ESCUCHARON LA TRISTEMENTE CÉLEBRE FRASE "NO HAY UN MANGO" .
¿Entonces que tan complejo puede ser ahorrar un paso y que los estados nación emitan su propio dinero ahorrando tanto la deuda de capital como el interés y reemplazar las famosa balanza de pagos por el sistema de trueque internacional ?
No tiene nada de complejo , es mas el planteo es tan estúpido que parece mentira que hoy el sistema bancario sea el que emite el dinero por derecho legal y no los estados nación y que el sistema bancario sea el intermediario obligado para el comercio internacional con la moneda internacional (el dolar americano) que los mismos banqueros emiten .
El verdadero poder esta en el conjunto de la ciudadanía , el valor del dinero bancario se lo da nuestro trabajo .
¿Y si ahorramos un paso y evitamos alimentar al banco ?
De apoco , sin ansiedad , piensa y actúa , en poco tiempo veras como podes prescindir del banquero .
Tomemos revancha , su publicidad nos trata como a unos estúpidos , como si fuesemos niños estúpidos , "¿fuiste al frances? "
La banca internacional es la fuente de alimentación del sistema de gobierno mas criminal , perverso e ideológicamente falso de toda la historia humana .
¡ NO LES DEMOS NADA !
https://www.facebook.com/gottfried.feder.182/posts/144568557152561

viernes, 1 de mayo de 2020

SENTIDO COMÚN

ARGENTINA: LA OBLIGACIÓN DE LA HORA

Sergio Raul Castaño

Sin perjuicio de su oclusión y subordinación a fuerzas transnacionales -y sin que signifique una contradicción con tales intereses-, parece claro a esta altura que, con pretexto en una epidemia (entre nosotros, de bajo impacto), el gobierno argentino no trepida en destruir el tejido socioeconómico de la comunidad política. Y es probable que después avance en la semisovietización de una población que habrá perdido los resortes fundamentales del normal desenvolvimiento de su existencia familiar, laboral, económica y espiritual; y que hasta verá peligrar la supervivencia física. Entonces la vida y los bienes de los ciudadanos (en actividad y en retiro) seguramente estarán a merced del poder político -ese gestor del bien común que cada vez más a menudo se ha convertido en el “agresor del orden social”, como lo estigmatizara, lapidario, Bertrand de Jouvenel-.

En Argentina (como hoy mismo en muchas sociedades del mundo, pero más agudamente aun), la catástrofe está a las puertas. Y no la trae ni la "curva" ni el "pico" de la "pandemia", sino la clausura de la actividad comercial y productiva y del intercambio de bienes y servicios. Con más: a) la internalización de hábitos de obediencia suicida y sicofántica entre los ciudadanos; y b) la neutralización de las instituciones que pueden preservar los auténticos derechos y las legítimas libertades.
En un tiempo más, si el criterio del gobierno nacional replicado por gobernadores y municipios se mantiene, un porcentaje escalofriante de pequeñas empresas y comercios puede colapsar, y una masa ingente de trabajadores (de los que todavía quedan, en una sociedad viciada por el tumor de la miseria subsidiada) puede perder su empleo. Y muchos –empresarios y empleados- hasta caerán incluso endeudados con el sistema financiero….

Se trata de una gravísima encrucijada de bien común, cuyas exigencias se imponen, por poco que se advierta lo que se arriesga (un marasmo devastador del orden social) y la razón por la que -¿pretendidamente?- se lo arriesgaría (“salvar vidas”). Cabe plantearlo así, como pregunta –en referencia al poder-, porque cuesta creer que, en el concreto escenario epidémico argentino, se esté empujando la sociedad al desastre sin segundas intenciones. Sea lo que fuere de esas intenciones, cada semana que pasa sin revertirse esta política demencial nos acerca más a un abismo.
Ésta, pues, es la obligación de la hora: no dejarse engañar; y disentir, denunciar y resistir a la clausura de la vida social que impone el gobierno. Si ella continúa por algunos meses más, el día después nos encontrará con la sociedad diezmada – además de domesticada, y a merced de ideólogos corruptos acompañados de una jerarquía religiosa cómplice-.

martes, 28 de abril de 2020

PANDEMIA MEDIÁTICA

Por: Guillermo Rojas

A esta altura lo fundamental es tener pensamiento crítico y ver lo que pasa bajo el filtro de nuestro sentido común. Me refiero a la pandemia mediática y a la consiguiente psicosis colectiva desatada desde los centros de poder mundial,
Desde que se inició esta historieta de la infección del coronavirus toneladas de basura informativa se ha descargado sobre la humanidad toda, tendiente a esparcir el temor y a compeler a la obediencia borreguil a una masa acostumbrada a no usar el cerebro y a que todas sus decisiones – desde la compra de una pasta para los dientes a la elección de un presidente- pase por la maquina picadora de ideas de los medios de comunicación, donde se nos dice que cosa es conveniente y que cosa no lo es, por lo general apelando a los más bajos recursos de la psicología de masas cuando no a las mentiras más viles.
No otra cosa ocurre con este tema de la pandemia. a todas luces una operación de guerra bacteriológica sobre la que se montó una campaña gigantesca de acción psicológica, ambas cosas de factura netamente mundialista por sus características, por los valores a los que apela y por los personajes que la propagandizan, por los medios que se emplean para hacerla masiva y por los objetivos que persigue.
Es una operación de guerra bacteriológica pues el virus que la produce es un organismo de laboratorio soltado en China sabe Dios por quienes. Dicho virus esta patentado a nombre de laboratorios de occidente y modificado con aviesas intenciones de que afecte a seres humanos. Desde China se expandió a varios países tanto centrales como periféricos, comparativamente con otras afecciones con baja mortalidad y baja morbilidad. Sin embargo la Organización Mundial de la Salud, una agencia de la ONU copada por intereses de los laboratorios multinacionales y grupos científico-políticos favorables a un gobierno mundial, la declaró pandemia y se desató la histeria transnacional.
En medio de la operación con los medios transmitiendo en cadena cualquier pensamiento divergente en sentido contrario de lo que sostiene el discurso hegemónico, es demonizado descalificado y ridiculizado por más científico que el mismo sea. Muy poco o casi nada se decía de las curiosas anticipaciones que sectores interesados en la venta de vacunas, habían hecho de esta pandemia, especialmente Bill Gates una de las figuras claves del abortismo mundial con enormes inversiones en la industria farmacéutica.
La afección en si  es una suerte de neumonía y su mortalidad es muy alta  en gente anciana con problemas anteriores de salud (los que consumen y no producen), muy baja  en las capas más jóvenes de la población (los que están abocados a producir hoy) y prácticamente nula en los niños (los que deben producir en el futuro). Un curioso virus que tiende a limpiar la humanidad de sus “residuos”. Una suerte de eugenesia de la cual nadie sería responsable para el caso de un futuro juicio de Nuremberg.
Luego de las primeras y alarmantes noticias desde los medios de comunicación propiedad en su mayoría de multinacionales de la mentira y la manipulación y sostenedores de los valores e ideas del mundialismo. apelando a los recursos propios de la Ventana Overton, se dedicaron a sembrar el miedo y la histeria entre la población.
Los gobiernos como el nuestro obediente cual perrito faldero a las ordenes mundialistas declaro esta cuarentena cuyo único logro será destruir más lo que queda de la economía real, mientras la lacra del sector financiero se llenara los bolsillos más que nunca, disolver los lazos de cohesión social, sembrar la desconfianza entre semejantes. La sospecha y la delación se convertirán en norma
Algo similar ocurrirá a nivel global, con el reseteo de un sistema financiero destructivo que lanzara una nueva ola de endeudamiento planetario para paliar la crisis del parate económico, para no hablar de las medidas de control social que tendremos que bancarnos en adelante.
¿Que nos queda para adelante?  En caso de terminar pronto este pandemónium, cosa que desconfió, enfrentaremos la realidad de un masivo empobrecimiento de los argentinos. Morirán mas de hambre que de coronavirus. A su vez una mayor y más abyecta dependencia del país a los centros mundiales de poder, especialmente en el orden financiero.
Contra esto es muy poco lo que podemos hacer que no sea lo ya dicho de tamizar todo lo que nos llega por el filtro del pensamiento crítico y del sentido común esclareciendo a la mayor cantidad de gente que podamos y confiar en Dios que escribe derecho con los renglones torcidos.
         

miércoles, 15 de abril de 2020

PROCLAMA


Proclama a los argentinos en estas horas de gravedad extrema para la existencia de la Nación

En estos tiempos oscuros y angustiantes por los cuales estamos atravesando los argentinos pareciera que el enemigo histórico de nuestra nación y de las naciones del mundo, parapetado desde un poder trasnacional (la oligarquía financiera internacional, cuyo epicentro sería el eje Nueva York - Londres, pero con ramificaciones sobre la emergente China) ha decidido emprender una novedosísima guerra, por ahora oculta y solapada, por el predominio mundial.
Este conflicto, que se presenta en esta instancia como una guerra bacteriológica de baja intensidad, ha desencadenado un masivo terrorismo psicológico y sociológico, mediante la manipulación de la información y el silenciamiento de cualquier visión crítica al discurso único y hegemónico, con el objetivo siniestro de aterrarnos, paralizarnos y confinarnos hoy en nuestros hogares. Para pasar luego al convencimiento de aceptar como borregos las imposiciones de un neo-totalitarismo del Nuevo Orden Mundial.
Esto ya ha sido admitido por notorios exponentes del Poder Mundial que, con la excusa de la actual pandemia, están justificando la imposición de este nuevo ordenamiento supranacional. Así  por ejemplo el ex Primer Ministro británico Gordon Brown ha pedido recientemente a los líderes mundiales que creen una forma temporal de Gobierno Mundial para hacer frente a la doble amenaza (sanitaria y económica) provocada por el coronavirus.
En este marco se han destruido las economías nacionales, paralizado la producción y pulverizando nuestras fuentes laborales, lo que sin lugar a dudas traerá aparejado consecuencias nefastas e impredecibles que pueden derivar en un caos generalizado en todos los órdenes de nuestra vida social y nacional.
Ante tamaño  y artero ataque, exhortamos a todos los argentinos a tomar conciencia de la grave situación que atravesamos y a permanecer despiertos, y llegado el caso a movilizarnos para reconquistar y defender al Estado Nacional Argentino, que desde hace largos años ha sido secuestrado por los “gobiernos” de ocupación al servicio del enemigo que ha esclavizado a las naciones mediante la usura, es decir el endeudamiento perpetuo, forma astuta de dominio y sometimiento.
Hoy el mundo atraviesa una crisis trascendental. La gran disyuntiva es el triunfo del Globalismo expoliador o el resurgir del Estado-Nación al servicio del bien común.
Está claro que la oligarquía globalista pretende con su agenda antinatalista y eugenésica reducir a la población al máximo para adueñarse de los recursos naturales y económicos del planeta para su exclusivo beneficio. Los pueblos y las naciones deben enfrentarlos y quitarles el poder que ostentan ¿seremos capaces los patriotas de derribarlos de la cúspide del poder que ahora controlan? El tiempo lo dirá, pero dependerá fundamentalmente de nuestra voluntad y entereza lograrlo. La historia enseña que cuando una minoría patriota, con fuerza de voluntad, inteligencia
y coraje, se dispone a arriesgarlo todo por amor al prójimo y a la patria, el pueblo se encolumna tras ella y se logra lo imposible.
Que Dios, nuestro Señor y Señor de la historia, al final y luego de atravesar estos tiempos dolorosos de pasión nacional, en donde deberemos purgar nuestros pecados individuales y colectivos, por su inmensa misericordia nos otorgue la victoria, para restaurar nuestra Patria en Cristo y alcanzar nuestro destino de grandeza. Así sea.

Dios y Patria o Muerte.

JORGE CAMACHO RUIZ (CIRCULO NACIONALISTA DE SALTA)

GUSTAVO VILLAGRA (CIRCULO NACIONALISTA DE TUCUMAN)

ENRIQUE MARAÑON (CIRCULO NACIONALISTA DE SANTIAGO DEL ESTERO)

jueves, 26 de marzo de 2020

LA VERDADERA PANDEMIA




ALGO PARA TENER EN CUENTA

En una situación critica como esta, los estados se ven obligados a inyectar grandes cantidades de dinero para que el sistema siga funcionando: por ejemplo, que las personas que se han quedado temporalmente sin trabajo sigan cobrando para poder pagar las facturas, o que las empresas que no pueden producir puedan pagar a sus trabajadores.
Otros países, como Francia, han anunciado que se suspende el pago del alquiler y de las facturas de la luz, gas o agua, mientras el propio Estado se hará cargo de pagar los créditos bancarios de la gente que no pueda asumirlos por culpa de la pandemia.
El fantasma de la sublevación social, los saqueos y la guerra civil entre ciudadanos desesperados esta rondando cada vez mas cerca, y solamente el Estado (mal que le pese a la ideología liberal) puede tomar medidas para pacificar los ánimos y calmar el hambre de los mas necesitados.
Este es la primera vez que vivimos las graves consecuencias de una pandemia mundial.
Sin embargo, podríamos aprovechar esta tragedia social para sacar un beneficio enorme, paso a explicar.
Es evidente que todos los sectores se han solidarizado con los mas damnificados por la pandemia, y hasta el sector político esta re calculando, pero hay una excepción : la BANCA.
Todo se ha detenido, la educación, el comercio, la fabricación, los servicios, el crecimiento del PBI, ....pero los intereses siguen corriendo sin pausa.
Dada la coyuntura, van a ser necesarios grandes volúmenes de dinero que deberán inyectarse en la economía del trabajo durante y después de la crisis, y esta situación favorece enormemente a las aves de rapiña que no tienen piedad por nadie.
El cuerpo agoniza y el buitre permanece al acecho para tomar su libra de carne.
Entonces, este es el momento en que la sociedad debe exigirles a los depredadores usureros que contribuyan a la causa devolviendo a la sociedad lo que robaron durante cientos de año, utilizando el engaño.
Digamos la verdad, los Estados nacionales en todo el mundo han cedido la soberanía monetaria a estos reptiles, y lo peor es que los medios (de su propiedad) callan y confunden esta enorme verdad.
Volviendo a la situación presente, es sabido y previsible que los depredadores financieros no van a contribuir con la sociedad, de ninguna manera.
Ante esta realidad, la sociedad mundial debería reaccionar contra la usura mundial y quitarles la potestad de crear la oferta monetaria y de prestar dinero con intereses.
Hecho esto, una vez que apartemos al parásito de la economía, vamos a entrar en un periodo de abundancia y equidad para los que trabajan conduciendo empresas, invirtiendo en fabricas, manejando una maquina, enseñando en una universidad o trabajando en un laboratorio.
Debemos exigir a la Banca un aporte voluntario y de ser necesario, cerrar el Central, apartar los parásitos de la economía y emitir dinero soberano libre de deuda y libre de intereses directamente hacia la producción.
Cambiemos los momentos adversos por mejoras en nuestras vida

Marcelo Sanchez Alonso

viernes, 20 de marzo de 2020

OPINIONES SOBRE LA PESTE


Publicado en LewRockwell.com


Los gobiernos aman las crisis porque, cuando la gente tiene miedo, más deseosa está de renunciar a sus libertades ante gobiernos que tendrán cuidado de ellos. Después del 11-S, por ejemplo, los americanos aceptaron una destrucción de sus libertades cuasi total, en base a las promesas vacuas de seguridad de la llamada PATRIOT Act.
Es irónico que los mismos Demócratas que intentaron derrocar a Trump por medio de una moción de censura (impeachment) el pasado mes, por abuso de poder, estén ahora demandando que la administración tome más poder y autoridad en nombre del combate de un virus que ha matado a mucho menos de 100 americanos.
Declarando una emergencia pandémica el viernes, el presidente Trump declara el poder de mantener en cuarentena a individuos sospechosos de ser infectados por el virus y, como se escribe en Politico, «parar y tomar cualquier avión, tren o automóvil para impedir la expansión de una enfermedad contagiosa». También puede llamar al ejército para acordonar un Estado o ciudad norteamericana.
Las autoridades locales y estatales también admiran el pánico. El alcalde de Champaign, Illinois, firmó un decreto para prohibir la venta de pistolas y alcohol, y suspender el suministro de agua, gas o electricidad a cualquier ciudadano. El gobernador de Ohio, simple y esencialmente, ha cerrado su Estado entero.
El atemorizador principal de la Administración Trump es, sin duda alguna, Anthony Fauci, jefe del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas en los Institutos Nacionales de Salud. Fauci es todo sobre los medios, sirviéndonos con absolutas falsedades para sembrar más pánico aún. Él testificó al Congreso que la tasa de mortalidad del coronavirus es diez veces superior a la gripe estacional, una afirmación sin ninguna base científica.
En Face the Nation, Fauci dio lo mejor de sí mismo para dañar una economía ya en desplome, declarando: «Ahora mismo, personalmente, yo mismo, no iría a un restaurante». Apostó por cerrar el país entero por catorce días.
¿Por qué? ¿Un virus que ha matado como mucho a solo 5000 personas en todo el mundo y menos de 100 en Estados Unidos? Por el contrario, la tuberculosis, una antigua enfermedad no muy discutida estos días, mató a casi 1’6 millones de personas en 2017. ¿Dónde está el pánico sobre esto?

En cualquier caso, lo que están demandando personas como Fauci y otros atemorizadores hará, probablemente, que la enfermedad sea peor. La ley marcial con la que sueñan dejará a la gente recluida en sus casas en vez de salir al exterior o a la playa, donde los rayos del sol y el aire fresco les ayudarían a mejorar su inmunidad. El pánico producido por estos atemorizadores puede ayudar a expandir la enfermedad, en tanto que masivas aglomeraciones se generarán en Walmart y Costco para el último rollo de papel higiénico.
La locura sobre el coronavirus no solo se limita a políticos y miembros de la comunidad médica. El director del neoconservador Atlantic Council escribió, esta semana, un editorial en el que exigía a la OTAN la aprobación de una declaración de guerra contra el coronavirus, conforme al artículo 5. ¿Vamos a enviar tanques y drones para acabar con esos enemigos microscópicos?
La gente debe preguntarse a sí misma si la “pandemia” del coronavirus podría ser un gran engaño, con el peligro actual de una enfermedad masivamente exagerada por aquellos que buscan beneficiarse -política o financieramente- del consiguiente pánico.
No quiero decir con esto que la enfermedad no sea dañina. Sin duda, habrá gente que morirá de coronavirus. Aquellos en categorías vulnerables deben de tomar precauciones para limitar su riesgo de exposición. Pero hemos visto esta película antes. El gobierno exagera una amenaza como una excusa para arrebatarnos más libertades. Sin embargo, cuando la amenaza esté superada, ellos no nos devolverán nuestras libertades.

Dr. RON PAUL
Medico y político del Partido Republicano de EEUU



Publicada por ambito,com


No se trata de cargar las tintas con nadie. No. Ni con los economistas, ni con los políticos ni con los periodistas ni mucho menos con los pobres médicos que por guardar nuestra salud aconsejan arrasar con todas nuestras libertades y derechos civiles. Pero lo cierto es que algo no funciona en el maremágnum noticioso acerca del monotema que campea hoy en los medios de todo el planeta: el coronavirus.

Resulta que la producción china cayó cerca de 13% en el primer bimestre del año contra primer bimestre del año pasado y las ventas minoristas se desplomaron, Europa muestra caídas abismales en sus PBI, en Estados Unidos cunde el desconcierto en la administración Trump y país tras país, región tras región y provincia tras provincia cierran sus fronteras. Sin embargo, en los medios es poco lo que podemos saber de nuevo de esta peste que oficialmente mata a solo el 3% de los casos detectados con lo que la cifra sobre los casos reales es entonces muy inferior. Para colmo el 3% de pacientes de más de 65 años con antecedentes graves de otras enfermedades…¿Mata realmente esta peste? ¿O las consecuencias económicas van a matar muchas más personas? Es difícil saberlo. Lo cierto es que poco se puede avanzar en el saber acerca del coronavirus más allá de aprender a como lavarse las manos cantando dos veces seguidas el “Cumpleaños Feliz”, advertir que nos debemos ubicar a más de un metro uno de otro, saludarnos con los codos y tener la cortesía de no estornudarle en la cara al prójimo.
Quienes quisieron enterarse de más seguramente se zambulleron en la web y accedieron así a un cúmulo de leyendas urbanas, de mitos, medias verdades y falsedades. Entre estas falsedades figuran la “tesis conspiranoica norteamericana” y la “tesis conspiranoica china”. La primera esboza que los chinos inventaron este virus con el fin de conquistar Occidente, enfermar a su población y hacerse de las acciones, bonos y empresas occidentales a precio vil. La segunda en cambio postula que los militares norteamericanos introdujeron la enfermedad en China en oportunidad de celebrarse las Olimpíadas Militares en la ciudad de Wuhan entre el 18 y el 27 de octubre de 2019 (1). Obviamente se trata de dos teorías falsas que no merecen mayor consideración. Pero mientras conspiranoicos de uno y otro lado se tiran con munición gruesa, algunos datos relacionados con una empresa biotecnológica norteamericana y con una droga antiviral en particular pasaron inadvertidos para el gran público o al menos, la información no fue conectada.

Pues bien: la empresa biotecnológica en cuestión se llama Gilead Sciences ( BCBA: GILD) y el medicamento, que sería nada menos que la cura para el coronavirus se llama Remdesivir. Las acciones de la empresa en cuestión valían u$s1000 hacia fines de septiembre de 2019, y ayer, tras la terrible corrección bursátil a la baja de semanas valían u$s1690. O sea, un alza de casi 70% callada y silenciosamente, en medio de una debacle, cosa que difícilmente ceda mientras el Nasdaq siga titulando en su propio sitio web: “Gilead Sciences podría ser la primera en derrotar al coronavirus” (2). ¿En que estado está el testeo del antiviral Remdesivir patentado por Gilead? Pues bien, lo suficientemente desarrollado como para que el propio Pentágono haya decidido hace días firmar un contrato con la biotecnológica para proveer esta droga a todas las tropas norteamericanas (3).

Pero las cosas no quedan allí. El lector seguramente se vendrá preguntando últimamente como puede ser que China haya comenzado a derrotar esta peste poco mortal físicamente pero letal para la economía si los chinos caían enfermos – si no muertos - como moscas. Pues bien, según informa la revista Time en febrero la biotecnológica china Bright Gene comenzó a fabricar de manera masiva Remdesivir aún cuando aún no tenía comprados los derechos a Gilead Sciences, lo que dio origen a una agria discusión entre las partes lo que sin embargo no impedía que los médicos chinos distribuyeran masivamente a todo vapor el medicamento (4). Lo cierto es que a inicios de febrero comenzaron los tratamientos masivos con Remdesivir en China (5) Hasta aquí, una parte de la información.

Con lo que hemos dicho pareciera que deberíamos vaciar nuestros bolsillos para levantar un monumento a los científicos que descubrieron esta droga en tan poco tiempo de forma tal que este virus que no mata tanto como corta lazos sociales y daña con poder mortífero las economías, pueda ser rápidamente desterrado de la faz de la tierra. Antes de que el lector se abalance a buscar los teléfonos de la firma con sede en Foster City, California, para dar las gracias, es mejor contar con cierta información adicional. Lo primero que en este punto vale la pena preguntarse es ¿Cómo es que hay una cura tan rápidamente? Bueno, una primera aproximación a la respuesta es que no debe extrañar que en esta fase de la globalización las curas aparezcan mucho tiempo antes que las enfermedades…. Es ese precisamente el caso.

El Remdesivir dista de ser una nueva droga. Gilead la patentó allá por el 2002 cuando el mundo se aprestaba a luchar contra otro coronavirus: el del SARS. En aquella época las noticias también provocaron una fuerte suba en las acciones de Gilead al mismo tiempo que surgían acusaciones acerca del posible “diseño de laboratorio” del virus del SARS. Eran épocas de Bush invadiendo Afganistán e Irak. En Gilead el exsecretario de Estado de Ronald Reagan, George Schultz hacía y deshacía, según lo reconoce la propio firma en su sitio web (6) Parecía que el SARS invadiría el mundo entero. Pero, aunque la enfermedad probaba ser muy seria y ciertamente muchísimo más letal que el Covid-19, aquel virus poseía un claro “talón de Aquiles”: contagiarse el SARS no era fácil. Era muy mortal….pero muy poco contagioso. Fue así que lo que parecía un auténtico despegue de la acción de Gilead terminó por ser un fiasco, de manera tal que el secretario de Defensa de Bush, Donald Rusmfeld, expresidente de la biotecnológica ( sí: presidente) (7) y principal accionista de la misma se privó de ganar fortunas con aquella pandemia porque terminó en breve tiempo con pocos muertos. Así dadas las cosas, Gilead y sus contactos del Pentágono tenían “el pescado sin vender”. Se lo intentó utilizar entonces en varios brotes casuales del ébola en África (8), pero hete aquí que los resultados no fueron nada auspiciosos. El Remdesivir no curaba el ébola.

Así llegamos a la actualidad, con un antiviral que tenía casi 20 años de vida pero que aparentemente no servía para nada, hasta que…¡zas! ¡Casualidad! ¡Aparece el coronavirus! Y de la mano del pánico colectivo por una enfermedad que al revés del SARS no mata a casi nadie, pero contagia muy fácilmente, la biotecnológica californiana y su accionista principal el casi nonagenario y muy belicoso Donald Rumsfeld ahora sí parecen frotarse las manos: ya tienen un contrato con el Pentágono, ganarán fortunas con China - país que seguramente no querrá ni escuchar hablar acerca de gallardas olimpíadas militares de nuevo - y seguirán seguramente facturando altas sumas incluso en Argentina. La acción podrá así seguir subiendo y subiendo hasta la estratósfera.
Sin embargo….¿Quiere el lector saber la opinión del autor? Pues bien: la primera salió mal, la segunda salió mal, la tercera es de un tamaño descomunal por el pánico colectivo causado, así que…. La verdad que esta historia puede terminar pareciéndose a la película “Los Desconocidos de Siempre” que allá a finales de los 50 filmó el genial Mario Monicelli y protagonizaron nada menos que Vittorio Gassman, Marcello Mastroianni, Claudia Cardinale y el inmortal Totó. Vale la parábola. Si los italianos se despabilan a tiempo seguramente podrán dirigirse a la sede de Gilead en…¡Milano! En Vía Melchiore Gioia 26 (9) y “hacerles ver la película” a los directivos de la biotecnológica. Ojalá no haya que esperar a que los españoles se despierten y sean ellos quienes lo hagan en la sede madrileña de Gilead en Calle Vía de los Poblados 3 (10).
¿Cómo era la comedia de Monicelli? Un grupo de pillos se propone robar una casa de empeño con tan mala suerte que a poco de comenzado el operativo tienen que ir reduciendo sus ambiciones más y más, hasta que se les acaba el tiempo y lo único que pueden hacer es comerse una cacerola de pasta con garbanzos que el dueño dejó en la heladera. Cuando están por saborear el triste plato deben retirarse a las corridas porque están por pescarlos, por lo que uno de ellos solo alcanza a manotear un reloj despertador, con tan mala fortuna que el mismo empieza a sonar ruidosamente en medio de la fuga por lo que deben tirarlo mientras huyen despavoridos.Al día siguiente, un periódico, desconcertado titula que un grupo de desconocidos entró a una casa de empeños a robar un plato de pastas con garbanzos…Como bien dice uno de los personajes: “Rubare è un mestiere impegnativo, ci vuole gente seria, mica come voi! Voi, al massimo, potete andare a lavorare!” (“Robar es un emprendimiento. Se necesita gente seria, no como ustedes, en el mejor de los casos ustedes podrían ir a trabajar”) Seguramente con el tiempo recordaremos estas historias de otro modo. Como tras un derrumbe, los escombros se asienten y el polvo se disipa. Y quizás caeremos en la cuenta de que toda esta alocada historia tenga un objetivo adicional de orden superior al de ganar dinero: frustrar la reelección de un auténtico “outsider” en el Partido Republicano: el presidente Donald Trump.

Lic. WALTER GRAZIANO
Economista escritor, periodista y consultor
empresario

1) The Human Price of Wuhan’s Military World Games: https://bitterwinter.org/the-human-price-of-wuhans-military-world-games/
(2) Gilead Sciences Could Be the First to Beat the Coronavirus: https://www.nasdaq.com/articles/gilead-sciences-could-be-the-first-to-beat-the-coronavirus-2020-03-08
(3) Pentagon Strikes Deal With Biotech Firm to Make Coronavirus Drug Available to Troops: https://www.voanews.com/science-health/coronavirus-outbreak/pentagon-strikes-deal-biotech-firm-make-coronavirus-drug
(4) A Chinese Drugmaker Has Started Mass-Producing an Experimental Drug for COVID-19: https://time.com/5782633/covid-19-drug-remdesivir-china/
(5) Coronavirus: Gilead’s Remdesivir Begins Trials as Researchers Publish Positive In Vitro Results: http://www.natap.org/2020/newsUpdates/020620_02.htm
(6) George P. Shultz: https://www.gilead.com/about/leadership/board-of-directors/george-shultz
(7) Donald H. Rumsfeld Named Chairman of Gilead Sciences: https://www.gilead.com/news-and-press/press-room/press-releases/1997/1/donald-h-rumsfeld-named-chairman-of-gilead-sciences
(8) As the coronavirus spreads, a drug that once raised the world’s hopes is given a second shot: https://www.statnews.com/2020/03/16/remdesivir-surges-ahead-against-coronavirus/
(9) Gilead in Italy: https://www.gilead.com/utility/global-operations/europe/italy
(10) Gilead in Spain: https://www.gilead.com/utility/global-operations/europe/spain/spanish-translation

miércoles, 18 de marzo de 2020

REFLEXIÓN EN TIEMPO DE PESTE


Sea virtual o real, biológica, cultural, mediática o política, lo cierto es que la peste esta sobre nosotros y no se avisara su final. A veces es útil una reflexión al respecto.


"La devastación final del mundo blanco europeo.
Occidente está a la deriva. El sistema occidental colapsa, para volver a imponer luego el mismo sistema recargado.
Sólo los pueblos de trabajadores y soldados, con una fuerte cohesión étnico cultural, pueden sobrevivir a una guerra del tipo que sea.
Nuestro enemigo es interno: es la gente con la que compartimos la vida diariamente, los que se dicen nuestros amigos, nuestros compañeros, muchas veces nuestros parientes más cercanos.
En situaciones críticas, queda claro que "mi hermano es quien sangra conmigo en la trinchera".
Pase lo que pase, quede en pie quien quede en pie, una cosa queda clarísma: hay que cerrarse sobre sí mismos. Militarizar la mentalidad y el espíritu. Ayudar al que sea consciente y esté comprometido con sobrevivir y ayudar a morir al inconsciente individualista.
Europa quedará devastada. América blanca es una proyección de Europa en sangre y cultura. El mundo blanco quedará devastado, más devastado que antes de la pandemia.
El dinero y el poder mundial se servirá de los chinos o de los yankis, o de ambos a la vez para imponer el final de nuestra raza, como la única raza capaz de darle forma humana y digna al mundo.
Se echan la culpa los unos a los otros, yo creo que han sido todos los que se echan la culpa entre sí. Cosas como las que están ocurriendo siempre se negocian arriba de todo.
Esto es parte de un largo proceso de devastación del mundo blanco europeo. O parimos la bestia blanca de Nietzsche, o dejamos de existir. El margen es mínimo, pero nunca se sabe. Aunque es sólo  si nuestra voluntad y nuestros dioses resucitan."
Juan Pablo Vitali.