sábado, 8 de abril de 2017

HOMENAJE A NUESTROS HEROES EN SANTIAGO




En la noche del 1 de abril, un grupo de dirigentes y adherentes del Circulo Nacionalista de Santiago del Estero participaron de la yá tradicional vigilia del dos de abril que realizan los veteranos de guerra de nuestra provincia frente al monumento que recuerda la Gesta patriótica de 1982.
El acto contó también con la presencia de efectivos del Ejercito Argentino y de la Policía de la Provincia.
En el transcurso del mismo, representantes del Circulo Nacionalista colocaron una ofrenda floral en homenaje a los caídos durante el conflicto con el usurpador britanico. Acto seguido, el presidente de nuestra organización, el contador Enrique Marañon, invitado por las autoridades del Centro de Veteranos de Malvinas, pronunció unas emotivas palabras en homenaje a nuestros héroes las cuales fueron seguidas con sumo interés y efusivamente aplaudidas. A continuación se transcriben las mismas…
A los veteranos combatientes de la Guerra de Malvinas;
A todos los Camaradas y Compatriotas aquí presentes.-
Como Presidente del Círculo Nacionalista de Santiago del Estero, desde lo más profundo de mi corazón extasiado por el gozo de recordar juntos a Uds. la última gesta anti-colonialista que nuestro país llevó a cabo hace 35 años atrás, que fue la recuperación de la soberanía nacional de las Islas Malvinas e islas del Atlántico Sur; a través de una magnifica operación anfibia, que el extinto Coronel Seineldin bautizo como “Operación Rosario”, demostrando así su profunda convicción mariana, que en todo momento de la guerra puso al resguardo de nuestra amada Virgen María, la vida de sus soldados.
Si bien fue una operación incruenta para el lado ingles, la misma se cobraría la primera vida de las 649 que aún restarían producirse a lo largo de los 74 días de conflagración. He aquí nuestro recuerdo al Capitán de Fragata Pedro Giachino, primer mártir de esta guerra.
Quien le habla, en aquel entonces, cursaba el segundo año de primaria, y tengo que decir que nunca me olvidaré como los abrazos, los vítores y tantas banderas celeste y blanca, danzaban al compás de los cánticos que celebraban semejante noticia.
El país había recuperado por la fuerza lo que le fue quitado por la fuerza y esa acción fue legitimizada por el pueblo reunido en Plaza de Mayo donde el Sentimiento Nacional rugía como un león: MALVINAS ARGENTINAS!!!, muy distinto al sentimiento de hoy donde Malvinas en vez de llenarnos de orgullo, genera debate y permanente confrontación. Más que unirnos nos han dividido, y esto producto de quienes buscan menoscabar el esfuerzo de los valientes jóvenes que sin la debida preparación pero con un tremendo coraje y audacia, sufrieron todo tipo de privaciones y desventuras dando cara al enemigo. FUERON AUTÉNTICOS SOLDADOS Y NO CHICOS DE LA GUERRA.
Estamos convencidos que Malvinas fue una guerra justa, con oficiales y suboficiales que junto a la tropa conscripta, dieron todo hasta la última gota de sangre, luchando no solamente con un enemigo tecnológicamente superior sino también con generales ineptos que ni siquiera cumplieron con su deber de estar en primera linea. Fueron unos burócratas de la guerra, que malgastaron el espíritu de combate y el coraje del soldado argentino, que con muy poca instrucción militar y recursos bélicos, hicieron grandes proezas.
Párrafo aparte merece la mención de los soldados profesionales como la Compañía de Comandos 601 y 602, el Batallón de Infantería de Marina 5, los Regimientos 7, 4, 12, 25, y tantos otros más, que dejaron bien el alto el honor militar argentino, junto con nuestra extraordinaria Aviación que pusieron en jaque a la tercera flota del mundo después de EEUU y la Ex-URSS. GLORIA Y HONOR A NUESTROS HALCONES DE MALVINAS!!!
Cuando después de la batalla de Vuelta de Obligado en 1845, el Gran Capitán de los Andes, el Gral. San Martín, entregara su sable al Brigadier Gral. Don Juan Manuel de Rosas por su decidida defensa de la Soberanía Nacional, en su misiva diría:
” Los argentinos no son empanadas que se comen sin más trabajo que el de abrir la boca”
Hoy en este lugar, ante este monumento, le decimos a las generaciones futuras que no sean empanadas, que no se dejen comer por la cultura extranjera que les va quitando su identidad nacional, su patrimonio cultural y su espiritualidad cristiana.
Miren a nuestros Héroes que hoy recordamos, porque ellos son las semillas que darán frutos para engrandecer la Nación Argentina y poder recuperar la dignidad y el respeto que se supieron granjear los 649 soldados argentino, que están en Darwin esperando una respuesta.
NO LE DEMOS LA ESPALDA A NUESTROS HÉROES Y DIGAMOS TODOS JUNTOS POR DIOS Y LA PATRIA!!!! MALVINAS ARGENTINAS!! MALVINAS VOLVEREMOS!!! VIVA LA PATRIA!!!

No hay comentarios: