lunes, 21 de mayo de 2018

SEÑOREAJE


El “señoreaje” es el ingreso o utilidad que percibe un gobierno o autoridad monetaria como resultado de su poder monopólico para la emisión de moneda.
Esta definición y su aplicación real debería ser muy bien entendida por todo el mundo, especialmente por la clase política y por los intelectuales de la economía.
En un ejemplo sencillo, si el costo de impresión de un billete de 1.000 pesos es de 0,5 pesos entre el papel, la tinta y el imprentero, decimos que la ganancia por señoreaje es de 1.000 $ - 0,5 $ = 999,5 $.
Se aprecia fácilmente que la ganancia por señoreaje es extraordinaria, ganancia que va a parar a manos del ente emisor y que le reportan al mismo un poder omnipotente por encima del resto de los mortales.
Toda la gente cree que es el Estado el que ejerce el derecho sagrado del Señoreaje.
ERROR, FALSO.
Son los Bancos comerciales los únicos que reciben esta renta extraordinaria, que debería estar en manos del Estado.
Los Bancos comerciales crean el 95 % de la oferta monetaria (crean dinero electrónico) utilizando la trampa de la RESERVA FRACCIONARIA con la cual conservan solo una pequeña porción de los depósitos en reserva, prestando el resto a otro cliente. En consecuencia, si fuéramos todos a reclamar nuestro dinero (empresas incluidas) a las ventanillas de los bancos, se pondría en evidencia el fraude.
El otro 5 % restante de la oferta monetaria son las monedas y billetes en circulación en manos del publico y en las reservas del central. Reciben el nombre de Base monetaria y me temo decir que también son de origen privado.
Pues, el Estado en lugar de emitir directamente desde el Tesoro de manera autónoma, le pide prestado dinero efectivo a la banca privada utilizando como intermediario al Banco Central, cómplice en esta fraudulento engaño.
Técnicamente el Estado se endeuda, emitiendo un documento llamado LEBAC mediante el cual el Estado se compromete a pagar intereses por el efectivo recibido. Una locura.
Ahora, después de esta explicación, estamos en condiciones de enfatizar y reclamar que nuestro Estado nacional a través del Gobierno de turno NO EJERCE EL SEÑOREAJE y en consecuencia nos endeudamos mas y mas cediendo todos nuestros derechos soberanos a los usureros locales e internacionales.

Marcelo Sanchez Alonso

1 comentario:

Carlos Mongiardino dijo...

Excelente recordatorio. Sería no menos útil un artículo sobre la composición y funcionamiento de la Reserva Federal de Estados Unidos.
Saludos cordiales.