lunes, 14 de mayo de 2012

AMANECER DORADO


LOS "NAZIS" DE SIEMPRE


Vuelve el nazismo puro y duro. Toda una medida de la crisis:


El nazismo surgió en su tiempo como reacción frente a dos fenómenos: 1/ la brutalidad asesina de la revolución bolchevique, que empezó a exterminar en masa mucho antes de la guerra civil rusa y actuó siguiendo un plan genocida expuesto por el judío marxista Gregory Zinoviev (éste ya avisaba en 1917, en efecto, de que los comunistas iban a liquidar a 10 millones de ciudadanos rusos; en la práctica fueron, como mínimo, unos 20 millones y, según Alexandr Solzhenitsyn, Premio Nobel de la Paz, 66 millones, sin contar 80 millones de víctimas de otros países dominados por esa misma ideología); 2/ el bloqueo naval inglés de Alemania durante la Primera Guerra Mundial, que vulneraba todas las leyes de la guerra y que, después de la rendición de Berlín, prosiguió implacablemente, con el fin de rematar la hambruna provocada a posta, causando la muerte de 1 millón de civiles alemanes, la mayoría mujeres y niños. Pero si por nazismo entendemos "Holocausto", entonces hay que añadir un tercer fenómeno, a saber, el plan de exterminio aliado de Alemania, hecho público en febrero de 1941 y puesto en práctica inmediatamente con los bombardeos terroristas ingleses; a tal efecto se utilizaron unos artilugios especialmente diseñados para quemar vivos al máximo número posible de civiles de nacionalidad alemana; dichas atrocidades fueron sólo la primera fase de un proyecto criminal que se completaba, tras la victoria de Churchill, Roosevelt y Stalin, con una nueva hambruna masiva y la castración generalizada de la población adulta de Alemania. La expresa finalidad de los mencionados estadistas era que la "raza germánica" desapareciera o quedara demográficamente amputada. Como consecuencia de estas medidas genocidas, 13 millones de alemanes, civiles y militares prisioneros desarmados, fueron exterminados entre 1941 y 1949.

Las erinias de la venganza

Pero hay que contabilizar además, en el haber de los "liberales" y de los "progresistas" actualmente en el poder, todas las tropelías cometidas o consentidas desde la firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos por los políticos promotores de tal documento, hogaño manchado de sangre y mierda desde la primera hasta la última página.

Cada tres años, 50 millones de personas han perecido de hambre y miseria en el Tercer Mundo. Multipliquemos y el resultado son unos 1000 millones de víctimas de la alta finanza de Wall Street. Hitler sería poco menos que Bambi comparado con la oligarquía.

El comunismo siguió, después de 1945, asesinando gente hasta alcanzar la cifra de 150 millones de víctimas.
Los judíos sionistas de extrema derecha perpetraron crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en Palestina (la Nakba), instaurando un Estado racista y supremacista cuyas ambiciones no se limitan a lo conseguido hasta el día de hoy (sin prisa pero sin pausa), sino que pretende la construcción del Eretz Israel -del Nilo al Éufrates- con la lacayuna ayuda de los EEUU.

No olvidemos Hiroshima y Nagasaki, el mayor crimen de guerra que la historia humana registra. Entre otras fechorías.
Ahora irrumpe en la conciencia de la población la corrupción generalizada del sistema oligárquico occidental, basado en el dominio descarado de los sionistas y del mundo del dinero, es decir, en el desprecio más absoluto de los denominados "valores democráticos". Mientras existió en Europa un Estado del Bienestar, la mayoría de los ciudadanos pudo ser comprada combinando el "lavado de cerebro" más descarado sobre el "Holocausto" con un consumismo degradante, a cambio de la total libertad del estamento político para saquear impunemente el erario público. Tenía tarde o temprano que llegar el desastre, la quiebra, y llegó. El nazismo vuelve como las Erinias de la Venganza. ¿Podía preverse otra cosa? El nazismo, por segunda vez, representa la consecuencia necesaria del dominio de la oligarquía. La corrupción no es más que la supuración purulenta, pestilente, de la podrida raíz asesina que sustenta al régimen oligárquico. El nazismo es efecto, no causa. Lo fue tras el Tratado de Versalles y lo es ahora de la impunidad de esos ladrones, mentirosos, criminales y genocidas denominados "políticos democráticos".

Nosotros no compartimos la ideología de Amanecer Dorado, pero, si estos "nazis" les cortan las p... a los politicastros de la oligarquía local helena (de idéntica calaña que la nuestra), tampoco espere nadie que vayamos a lamentarnos. O, mejor dicho, protestaremos exactamente en la misma medida -léase: ninguna- en que dichos politicastros lo hicieran a lo largo de décadas ante la comisión de crímenes de dimensiones cósmicas de los que ellos serán responsables, por acción u omisión, hasta el fin de la eternidad.
http://nacional-revolucionario.blogspot.com.ar/

13 comentarios:

Anónimo dijo...

El peligro para las democracias occidentales es la aparición de este fanatismo racista antisemita y sus amanuenses como esta pagina de nazis criollos vernáculos que da risa. O los civilizados nos ponemos los pantalones y enfrentamos esta plaga o la plaga se nos vendrá encima cuando menos lo pensemos. POR LA DEMOCRACIA Y LA LIBERTAD DE LOS PUEBLOS CONTRA LA BARBARIE NAZI, A COMBATIR AHORA O NUNCA!!!
Mauricio Ackerman

Anónimo dijo...

Excelente!ESTOY CON LOS NAZIS, cuanta falta nos haría en nuestro país un amenecer celeste y blanco para ordenar este hermoso país. Jorge.

Anónimo dijo...

JAJAJAJA AKERMAN OTRA VEZ...HOY ACKERMAN OTRAS VECES AKERMAN...LOS PANTALONES AJUSTADOS Y SE VAN A LEVANTAR CHONGOS...

Pablo dijo...

Ackerman dejate de joder, a nadie le importa una mierda lo que digas. Tarde o temprano se te va a terminar la joda, tanto a vos como a tus amigotes usureros sionistas.

PD: Me cagué de risa con el comentario anterior al mío.

Anónimo dijo...

Akerman, como de costumbre, te pregunto, cerdo sionista, algun comentario por los 150 millones de asesinados por la barbarie judeo-marxista? o los miles de palestinos asesinados por el racismo judio?
ya tendremos nosotros tambien como Alemania en 1933, nuestro resurgimiento!!!!
Esteban L.

Anónimo dijo...

JAJAJA DESPUES ESTOS CERDOS DICEN QUE NO SON NAZIS!!! Estean l. no me consta el tema de los supuestos 150 millones asesinados por la supuesta barbarie judeo marxista. Muchos de esos ucranianos, rusos, lituanos supuestamente asesinados eran antisemitas furiosos que se enrolaron en las filas del Tercer Reich. Del tema de los palestinos ya es cuestion vieja. Se trata de un pueblo inventado que ya ni los arabes se la cree. Por ultimo, seguro que muchos de los que escriben en esta pagina nazi son morochitos que en el III Reich no pasarian de barrenderos suplentes.
Mauricio Ackerman

Martín dijo...

Según ackerman el peligro es el "racismo antisemita", pero no dice nada del racismo projudio, ¿será que está a favor de este último?

Anónimo dijo...

Quién dijo algo de antisemitismo? este Cakerman está paranóico, lo que sucede es que un nacionalismo fuerte lucha contra todo lo que le hace mal a la patria y tipos como él raramente van a hacer algo por nuestra nación.Jorge.

Martín dijo...

Ya ni originales son las boludeces que escribís ackerman, caíste en el "ustedes nazis son todos morochos", ¿Que pasa? ¿Estas nervioso? jajajaja Patetico.

Anónimo dijo...

Akerman, idiota, descerebrado, los 150 millones viene de un ruso, Alexander Solyenitzyn, premio nobel, asi que boludito racista-judio, deja de decir estupideces, en todo partido marxista los que mandan son judios, no obreros!!! y lo de los palestinos pueblo inventado,!!! anda a la con........de tu madre, reitero, judio racista!
Esteban L.

Anónimo dijo...

Quisiera desasnar al asno de Estebanquito... la Rusia de Stalin fue tan antisemita como la Alemania de Hitler. No se a que partido comunista dominado por judíos se refiere el nazi de pacotilla. Todos los partidos stalinistas del mundo, por lo general, son pro arabes y antisionistas, ergo antisemitas. El ruso Soyelnitzin fue un preso del regimen stalinista, pero nada comparado con las terribles persecuciones que sufrieron los judíos de manos de genocidas como Hitler o Stalin. Gracias a Dios existe el paradigma de la democracia representada por las naciones civilizadas de Occidente que ponen un freno al avance salvaje del fundamentalismo islámico y a los nazis de izquierda y derecha. Tenganlo en cuenta, cuando escriben tantas estupideces amenazantes.
Mauricio Ackerman.

Anónimo dijo...

Aker-mentiroso, sos un indocto e ignorante, la ideología marxista fue creada, dirigida y financiada por judíos, por eso es anti-cristiana e internacionalista, esto lo escribieron autores de distintos países (Ford, Bochaca, Romanescu, Escurra Medrano), incluso muchos judíos reconocieron el carácter judío de la revolución rusa.

Marx, Lenin, Trosky, Stalin, fueron todos judios, por citar solo a los famosos

Y en el caso de Argentina, el líder del principal partido marxista es Altamira, cuyo nombre real es Wermus, y es judío, y el otro famoso revolucionario marxista, el Che Guevara, fue reconocido por una publicación judía, como de origen judío,

Y respecto a Solyenitzin, reconocio esto tambien, cosa que vos hábilmente pasas por alto

Entonces, deja de joder, deja de querer vender gato por liebre y anda a escribir a Pagina12!
Esteban L.

Romina dijo...

Mauri:

Si "la Rusia de Stalin fue tan antisemita" -como tú dices-, entonces, ¿por qué "Stalin" -de dudoso origen racial- se casó tres veces y con tres hebreas talmúdicas y cabalistas?

El "antisemitismo" de Dzhugashvili fue TAN INVEROSÍMIL como el "anticomunismo" de Winston Churchill-Jacobson, Franklin D. "Roosevelt" (Rosenvelt) y Dwight D. "Eisenhower" (Eisenhauer).