viernes, 20 de julio de 2012

EL NACIONALISMO ES LA ÚNICA OPCIÓN

  Ernesto Damián Sanchez Ance

 

Sostiene Walter Beveraggi Allende en “El Dogma Nacionalista” que:

“Cuando Cristóbal Colón y los suyos pusieron un pié en América, una raza autóctona -desprevenida e ignorante respecto de muchos refinamientos intelectuales y formales de los nuevos colonizadores- empezó una desigual lucha por su supervivencia. En efecto: los descubridores les brindaban abalorios y llamativos collares de vidrio, pero procuraban su oro, sus pertenencias y su sometimiento a la condición de vasallos económicos.

El engaño implícito en las ofrendas de espejitos y cuentas de colores, contra el intento de avasallamiento permanente, simboliza a mi juicio, en buena medida, la trágica y prolongada lucha a que vienen haciendo frente desde entonces los pueblos latinoamericanos. Solo varían las técnicas y los particularismos formales propios de cada época, ya que la esencia del problema se mantiene la misma: los abalorios y los collares -como instrumentos de embaucamiento- son reemplazados sucesivamente por una serie de nuevos instrumentos, particularmente desde comienzos del siglo XIX, cuando nuestros pueblos alcanzan la segregación política o independencia, sin alcanzar su autodeterminación económica. Solo que para entonces los mismos habían adquirido, a través de algunos de sus exponentes más notables, una cultura intelectual que se sumaba a la confianza indomable en sus propias posibilidades de autodeterminación política y económica.

Por consiguiente, las técnicas de embaucamiento y los instrumentos de denominación adquieren nuevas fisonomías, para adaptarlas a las nuevas circunstancias. Los abalorios son reemplazados por sofisticados mecanismos: entre ellos, una filosofía liberal, una devoción fetichista por la ciencia y el progreso material indefinido, así como la democracia formal de tipo electoralista, todo lo cual estaba destinado a servir a la colonización ideológica y a las nuevas formas de imperialismo, europeo y norteamericano.

Por otra parte, los nuevos colonizadores económicos y políticos empezaron a contar, desde nuestras independencias nacionales, con un nuevo espécimen de importantes colaboradores: son los “cipayos”, los americanos nativos que por sumisión intelectual o por la paga… se convirtieron en los grandes aliados autóctonos de los dominadores extranjeros”.

Frente a este poco alentador panorama, es menester una resistencia civil que debe llevarse a cabo desde el hogar, desde los centros educativos, desde el trabajo y todos los ámbitos posibles, consistente en  terminar de obedecer mansamente a este sistema partidocrático, corrupto e infanticida. Esta desobediencia civil debe partir desde la base de la sociedad, la familia y expandirse a grupos de amigos, compañeros de trabajo, al barrio. Hay que hacer entender a la gente que la partidocracia es la principal responsable del desastre económico, cultural y moral de Hispanoamérica. Decía el Padre Julio Menvielle en “El Comunismo en la revolución anticristiana”: “Hay que poner fin a la mentira del Estado democrático y liberal burgués. Es un estado que, con el pretexto de la democracia y la libertad, sirve a los intereses sólidos de la burguesía. En este estado todo se convierte en tráfico de venalidad y enriquecimiento. La administración, la justicia, la vida militar, la vida pública y la vida privada, todo tiene precio”.

La resistencia civil se puede llevar a cabo de distintos modos, como ser: anular el voto, boicots y no pagar impuestos en casos extremos. Por supuesto que para esto es se necesita una organización numerosa en cantidad y en calidad de personas, siendo necesaria una gran disciplina y constancia. Las acciones individuales, mas allá de lo justificadas que sean, pueden resultar contraproducentes y arriesgadas.

Sería muy importante que esta resistencia civil vaya ganando adherentes entre los docentes de los distintos niveles, para lograr una reforma que procure una educación de características nacionalistas. La Educación es el arma más efectiva para derrotar a esta cultura demoliberal y progresista que ha hundido al País en este oscuro pozo. Así, una vez impuesto un sistema educativo como el que pretendemos, deberá imponerse en todas las escuelas una pormenorizada instrucción militar.

No estamos a favor del Servicio Militar Obligatorio. Mas allá de que a mucha gente de generaciones anteriores le haya sido de gran provecho, somos concientes que para ser militar hay que tener vocación y no es conveniente enclaustrar en un cuartel a gente que no la tiene. Sí proponemos que la instrucción militar y las prácticas de combate se den escuela secundaria.

En reemplazo de las giras de egresados, en que los adolescentes ingieren todo tipo de bebidas alcohólicas, en no pocos casos consumen drogas y, como en más de una ocasión ha sucedido, alguna chica ha quedado embarazada, deben realizarse campamentos orientados al combate, en los cuales los alumnos aplicarán toda la teoría que han recibido en la escuela. Estos campamentos deberán ser financiados por el Estado Nacional (transporte, alimentación, vestimenta, armamento, municiones, etc) para evitar gastos innecesarios a los progenitores, teniendo como destino, principalmente, sitios de la olvidada Patagonia, en especial zonas limítrofes, conviviendo con jóvenes de otras provincias y de distintos estratos sociales.

También se enseñará como materia obligatoria el Catecismo de la Religión Católica, en escuelas públicas y colegios privados. Simpatizamos con la posición de Beveraggi Allende, quien en el Dogma Nacionalista sostiene que el Estado Nacional debe establecer en todas las escuelas de la Nación, sean privadas o estatales la enseñanza de la moral inspirada en los preceptos del catolicismo, no admitiéndose la enseñanza de otra religión ni de otra moral que la católica. Esto no es discriminar. Por el contrario. Es solidificar el principal cimiento sobre el que se asienta nuestra nación: la Religión Católica, combatida no solo por marxistas, liberales, ateos, sionistas, etc, sino desde dentro mismo de la Iglesia por un sinnúmero de curas que no obran como debieran.

En lo que respecta a los idiomas, se debe restringir el Inglés. No tenemos nada contra este idioma ni sus hablantes. Pero su presencia en las currículas educativas de escuelas públicas lo convierte en arma de dominación cultural, económica y política. Y sostenemos que, en la mayoría de los casos, no se estudia Inglés por cuestiones laborales, sino por snobismo. En su reemplazo se debe impartir la enseñanza del Latín para que el educando conozca las raíces de la lengua Castellana, y clases de Lingüística Regional para que los alumnos comprendan la oralidad de su comunidad mediante la enseñanza de idiomas vernáculos preexistentes al Castellano en cada región, restringiéndose la enseñanza del Inglés a institutos técnicos del Nivel Secundario, carreras terciarias y universitarias en las que el conocimiento de esta lengua sea imprescindible para el desarrollo profesional de los egresados, como Turismo o bien las técnicas, aunque ello sea evidencia de nuestra falta de capacidad para crear tecnología, una causa mas de nuestra dependencia económica.

En Historia habrá que  tener como principales autores a historiadores revisionistas, y terminar con la visión antinacional de la historiografía liberal.

**********

Los problemas que aquejan a nuestro país se deben a este sistema económico basado en la usura, en el que el ciudadano está al servicio del dinero. Se trata de un sistema para el cual el dinero es un fin y no un medio. Debe ponerse fin a este sistema en el que las riquezas están en muy pocas manos para lograr una redistribución más justa y pareja, de acuerdo a los méritos, capacidad y necesidad de cada familia.

Reconociendo el derecho a la Propiedad Privada, siempre que esta cumpla una función social, el Estado debe expropiar latifundios de varios miles de hectáreas que en muchos casos están en manos de extranjeros para que mediante el pago que saldrá de un porcentaje de la producción de quienes lo trabajen, no haya campesinos argentinos sin tierras. Es inconcebible que haya extranjeros dueños de incalculables extensiones de tierras mientras que muchos argentinos nacidos en zonas rurales no tengan ni diez hectáreas en las cuales poder realizar un cultivo ni criar animales al menos para consumo del grupo familiar y se vean obligados a migrar a las villas de emergencia y zonas periféricas de las principales ciudades, en donde sus hijos correrán riesgos como caer en la tentación de las drogas mas nocivas y de entrar en círculos sociales ligados al hampa, amén de sufrir el desarraigo y tener que acostumbrarse a pautas culturales que les son ajenas con todo el drama sicológico que ello puede generar, en el caso, por ejemplo, de una adolescente casi niña que deja su hogar campesino para trabajar de empleada doméstica en una casa de familia de ciudad.

Nos oponemos a las Izquierdas de las más distintas tonalidades de rojo, idiotas útiles al servicio de intereses antinacionales. Habiendo fracasado el Comunismo a nivel mundial, hoy bregan por legalizar el asesinato de niños argentinos por nacer. Debieran los izquierdistas saber que las políticas orientadas a imponer el aborto y el control de natalidad en países como Argentina, son la ejecución del plan de CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO CERO que en la década de 1970 Kissinger presentó a Nixon, pues el crecimiento de la población de los de los países subdesarrollados pone en peligro la economía y la seguridad nacional de los Estados Unidos, proponiendo como solución los programas de control demográfico en dichos países que se llevarían a cabo mediante el ABORTO  y el CONTROL DE NATALIDAD.

Consideramos que el “Imperialismo Yanqui” del que aún se habla es una mentira  que solo pueden creer los tontos, puesto que EEUU no es una nación ni un imperio, sino un estado al servicio del único imperio: el Sionismo.

Las izquierdas son funcionales a lo que en 1931, Pío XI denominó IMPERIALISMO INTERNACIONAL DEL DINERO. Reducir el crecimiento poblacional de los países subdesarrollados y empobrecidos como Argentina, es un objetivo de los amos del mundo. No solo tratan de controlar la natalidad (especialmente en familias pobres), sino de imponer un nuevo sistema de valores que fomente el proceso de globalización económica al servicio de los intereses de los países desarrollados. Para eso, se pretende corromper a las sociedades, imponiéndoles una “nueva ética”, basada en la perspectiva de género, en las políticas de derechos humanos, en la imposición de la mal llamada interrupción voluntaria del embarazo (corresponde decir FILICIDIO), y en la difusión masiva de condones, en especial a adolescentes casi niños, todo esto con el beneplácito de organizaciones progresistas, marxistas y feministas.

Los izquierdistas son cómplices de quienes quieren imponer el infanticidio en nuestros países. Y utilizan causas justas y nobles como la lucha contra la violencia contra la mujer o la trata de personas como caballo de Troya para imponer el aborto. Ejemplo de ello son los nefastos Encuentros de Mujeres que se producen en Octubre de cada año, en los que se realizan talleres sobre distintas problemáticas que, en efecto, afectan a la mujer, en especial a la más pobre.  Pero es inocultable que esos temas son un chivo expiatorio, ya que su mayor y único interés es la legalización del asesinato del niño inocente e indefenso que está en el vientre de su madre.

Si la Izquierda realmente fuera antiimperialista, debiera oponerse a estas políticas que pretenden que Hispanoamérica sea una geografía con escasa densidad de población. Sin embargo, son funcionales y cómplices de los planes imperialistas de despoblar la Argentina y disolver la sociedad mediante la imposición de “matrimonios” homosexuales para así, poder dominarnos mediante pautas culturales anticristianas. Eso es lo que persigue la Izquierda abortista financiada y promovida muchas veces por el gobierno y por ONGs extranjeras, generalmente dependientes de grupos económicos transnacionales o con subvenciones del gobierno yanqui sirviente del Sionismo. Esa Izquierda que levanta banderas supuestamente antiimperialistas, pero que sigue los postulados y políticas del Imperio, es un verso en el que creen solamente los opas que no hacen otra cosa que atentar contra su Nación.

Estamos en contra del aborto porque no toleramos que se mate una vida inocente, máxime de un ser que no puede defenderse. El aborto es un crimen atroz y cobarde; y también nos oponemos al aborto desde una perspectiva netamente política, porque se trata de una imposición del Poder Mundial con el objetivo de crear en los países periféricos como el nuestro una merma importante de la densidad de población a los efectos de ejercer un dominio efectivo sobre nuestro pueblo y nuestros recursos naturales, estos últimos como reserva estratégica propia. Así, Amparo Medina, fue funcionaria del Fondo de Población de la patética ONU y desde su cargo promovía el aborto como un supuesto derecho de la mujer. Hoy militante provida, Medina sostiene que las organizaciones que buscan imponer el aborto en América Latina impulsan también el control natal. Esto les permite el manejo de recursos en América Latina, tanto del agua cómo el oxígeno.

El desequilibrio demográfico (macrocefalia) que evidencia nuestro país, se caracteriza por que principalmente Buenos Aires y su conurbano, mas Rosario y ciertas capitales de provincias son los centros urbanos que reúnen la mayor parte de la población, mientras que las provincias sureñas presentan una densidad poblacional preocupantemente baja, como poca es la población de la Argentina en general. Esta escasa cantidad de argentinos en la Patagonia, región en la que solamente habitan 1.600.000 personas, población ésta que apenas supera la cantidad de habitantes de Tucumán, la provincia mas chica del país con una superficie de apenas 22.500 km2, será motivo para que en un futuro no muy lejano, desde el Poder Mundial se exija a la Argentina ceder parte de su territorio austral. Seguramente que al negarnos, vendrán a ocuparlo militarmente. Y no tenemos dudas que, con un ejército totalmente diezmado por culpa de los gobiernos que van de Alfonsín hasta los Kirchner, la resistencia será absolutamente estéril.

Fomentar el aborto y la anticoncepción son tácticas funcionales a esos intereses antiargentinos, tácticas a las que adhieren las izquierdas, los grupos homosexualistas, feministas y unidos a ellos ciertos trasnochados indigenistas. Estos malos argentinos están en la misma sintonía de aquellos que sostienen que se podría pagar la deuda externa cediendo territorios patagónicos. Los marxistas partidarios del aborto y del control de la natalidad están en la misma trinchera de Alberto Fujimori, quien en la década de los 90 lanza un programa de Planificación para el control de natalidad, mediante diversos métodos anticonceptivos, entre ellos la esterilización quirúrgica voluntaria, que tuvo como resultado 270.000 esterilizaciones, la gran mayoría de mujeres. Este programa respondía a la Ley Nacional de Población, que tenía como objetivo rebajar la taza de fecundidad a 2,5 hijos por mujer en el año 2000”, según informe de Giulia Tamayo, abogada feminista especializada en Derechos Humanos. Este genocidio forma parte del proyecto del Poder Mundial al que nos referimos constantemente, ya que en el mismo estuvieron involucrados la ONU y EE. UU: “Ya en 1995 fue denunciada la “Ley de Planificación Familiar” de Fujimori, que contaba con el apoyo político y económico de varias agencias de las Naciones Unidas y de la Agencia Internacional para el Desarrollo de EE.UU. Una ONG feminista, el Centro Flora Tristán, descubrió que se estaban pagando “incentivos” a los trabajadores sanitarios para “captar” mujeres”, dice Andrés de las Heras.  (www.elmilitante.org/desde240702/esterilizacion.htm)

Llama también la atención que muchos indigenistas estén a favor del aborto, cuando en la cultura Inca, esta inhumana práctica era severamente castigada. El gran quechuólogo cochabambino Jesús Lara, soldado de la guerra del Chaco, y comunista que estuvo relacionado con Inti Peredo, sostiene en su libro EL TAWANTISUYU, que en tiempos de los Incas “la provocación del aborto con muerte de la mujer era considerada como un delito mayor, muriendo el autor del aborto apedreado o ahorcado. Si el feto era varón, la madre era condenada a pena de muerte, y si el feto era mujer el castigo a la madre consistía en 200 azotes y destierro”. Esa era la postura de los Incas con respecto al aborto. Pena de muerte para el abortero y la madre. Así también, para los Incas, dice don Jesús, el homosexualismo era calificado como uno de los delitos más monstruosos, correspondiendo en casos de sodomía pena de muerte mediante arrastramiento y horca”.

Para evitar que Argentina sea víctima de todos estos males, se necesita, además de voluntad para terminar con la Partidocracia, la decisión política para expropiar tierras que están en manos de empresas extranjeras; se necesita decisión para desenmascarar al Marxismo, representado hoy por patéticos grupejos de idiotas útiles como el Partido Obrero, el Movimiento Socialista de los Trabajadores, el Partido de los Trabajadores Socialistas y otros tristes grupúsculos anticatólicos que, terminado el proyecto comunista de dominación universal, hoy solo son sirvientes del Poder Mundial. Hay también que terminar con el Capitalismo Liberal que mata con el hambre a muchos de nuestros compatriotas y aplicar un orden social más justo inspirado principalmente en la Doctrina Social de la Iglesia y en los antiguos reinos indígenas como los Incas, que desconocían el hambre y la subalimentación.

Es necesario poner en manos únicamente del Estado el manejo del crédito, para que éste no se convierta en usura. Es menester que las importaciones y exportaciones estén en manos del Estado, como así también renacionalizar el petróleo y el subsuelo minero. Se impone la necesidad de derogar toda ley que proteja las patentes extranjeras, y limitar la importación de productos que sí se puedan producir en nuestro país. Y siguiendo las Divinas enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo, en el concepto de que es más fácil que un camello penetre por el ojo de una aguja a que un rico ingrese al Reino de los Cielos, no importar productos de lujo innecesarios para el digno vivir de los habitantes de nuestra nación.

Argentina e Hispanoamérica toda están, indudablemente, dominadas por este Sistema demoliberprogremarxionista. La única alternativa al Régimen de Dominación es un Nacionalismo basado, siguiendo las enseñanzas de Walter Beveraggi Allende, en la Fe Católica y la formidable fuerza cultural de las tradiciones indígenas que, ensambladas con aquella Fe, hicieron inabordables a nuestros pueblos respecto de los agentes y estímulos foráneos

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente camaradas! solo agregaria un detalle, no menor, el dia que el nacionalismo sea gobierno, cambiar los nombres de plazas y calles que digan: Sarmiento, Alberdi, Mitre, Roca, Rivadavia, Avellaneda, etc, por Rosas, Liniers, Quiroga, Peñaloza, Castellani, etc y todos los que pelearon por la Argentina catolica e hispanica, lo mismo para los monumentos!
Saludos.
Esteban L.

Lucio V. Pacheco dijo...

Esteban L.

De los nombres nefastos que habría que borrar te olvidaste de uno, no menor por cierto: Urquiza. En cuanto a Roca, fue lo mejor de la era liberal junto con Avellaneda, porque ambos defendieron la soberanía austral en contra de las pretensiones chilenas. No es poco mérito si se lo compara con los liberal-marxistas de las últimas 3 décadas, que si bien todavía no denominan plazas y calles, si el sistema se consolida (cosa que lo dudo) pronto lo harán. Me refiero a los Alfonsín, Menen, Cavallo, N. Kirchner, C. Kirchner.

Anónimo dijo...

Lucio : tenes razón en lo referente a Urquiza. Roca mas que defensa de la Soberania fue otra cosa y esa otra cosa habria que verla a la luz de la transición entre lo que se llama la estancia federal (como la de Rosas) y la estancia liberal que nace en aquella época mas que la defensa de la Soberanía hay que verla como la consolidación de un modelo productivo que iba necesitando mas tierras. Logicamente comparando con lo que existe ahora cualquier cosa que hubiera habido es mejor y mas patriotica. Lo que si este Sistema se va a consolidar definitivamente si es que nosoros no tenemos la lucides para oponerle otro. Hasta ahora y a enor de lo que se ve, vamos muy pero muy rezagados. Mariano

Anónimo dijo...

teniendo en cuenta que los liberales han usado historicamente de preservativo al nacionalismo y despues lo han perseguido implacablemente, hay que invertir el orden de prioridades, primero el liberalismo -mucho más peligroso cuanto sirve al poder internacional del dinero directamente, además de estar inconscientemente arraigado en la poblacion- y luego que siga en la lista

Anónimo dijo...

Apruebo algunas posturas del Programa del Nacionalismo. Pero insisto en reformar algunas posturas socializantes strasserianas, que puedan llegar a confundir a algunos incautos en emparentar nacionalismo con marxismo. Me refiero al tema de expropiaciones.
Marcelo Carolingio

Daniel Omar González Céspedes dijo...

Mr. Carolingio: Ya acábela, por el amor de Dios, con esas "posturas" que emparentan al nacionalismo con el marxismo, posturas que sólo están en su cerebro liberal. Le dejé un comentario en el artículo sobre Videla y Pinochet. Creo que es el comentario n° 21.
Atentamente.

Martín dijo...

Que pasa marcelo? Tenes muchas hectáreas improductivas con las que especulás?

Anónimo dijo...

Tovarich Cespedes, poco me importan sus comentarios acusandome de liberal. Soy contrario al liberalismo, pero mucho mas al marxismo, ya que es el Deicidio hecho "politica". La negacion concreta de la Cultura Greco romana. Y a Martin le pregunto si formo parte de las patotas marxistas k apoyando la 125.Atentamente.
Marcelo Carolingio

Anónimo dijo...

Mira Marcelo hace el favor de volver a donde saliste, no se si será la Campora u otra banda similar, a sembrar discordia al pedo en este sitio. Ya te dije si sos liberal andat con los liberales o a la TFP u otra secta esotérica por el esilo. Al menos no decis como antes que sos nacionalista ya es un paso, por que si fueras nacionalista hubieras leido a Genta, que justamente dice claramente que el marxismo surge de occidente, justamente de la deformacion de la que vos denominas cultura grecolatina y esa deformacion es fruto del liberalismo.
Con referencia a la facultad del Estado de expropiar no nos acomplejamos con eso. La banca la estatizariamos toda y lo que menciona Sanchez Ance tambien pero para aplicar esas tierras luego de darselas a productores argentino a la producción no a especular y despues venderlas y llevarse la plata al exterior. Ya se que eso (especulación en nombre del libre mercado) es lo que te agrada a vos y a tus amigos de La Prensa Popular o La Nación, pero que vas a hacer nosotros somos nacionalistas y este es un sitio nacionalista.

Daniel Omar González Céspedes dijo...

Mister Carolingio: No me interesa el debate, i mucho menos lo de "tovarich". Lo tomo de quien viene. Ud. es contrario al liberalismo "y mucho más al marxismo". Ahí está su gran error. Uno no es más malo que el otro. Y de ser así, el liberalismo es peor. Siga prefiriendo a Videla. Es su gran problema, no el nuestro.

Anónimo dijo...

ENTIENDO A LA GENTE COMO ESTE PERSONAJE MARCELO. SIMPLEMENT ES UN INFILTRADO SABIENDOLO O NO. EN EL ESTADO QUE ESTA EL NACIONALISMO TENER QUE LIDIAR CON SUJETOS COMO EL SUSODICHO...ES UNA DESGRACIA...ATOMIZADOS, DIVIDIDOS,INCOMPRENDIDOS O PERSEGUIDOS LOS NACIONALISTAS TENEMOS ALGO MUCHO MAS GRAVE LA CONFUSIÓN QUE PERSONAJES COMO ESTOS PRODUCEN EN NUESTRAS FILAS. SEGURO QUE ESTE TIPO PRESUME DE SER "CATÓLICO TRADICIONALISTA" O COSA SIMILAR PERO SI ALGO DISTINGUE AL CATOLICISMO ES LA PREOCUPACIÓN POR EL PROJIMO POR QUE AMA AL PROJIMO POR AMOR A DIOS Y JUSTAMENTE EL LIBERALISMO ECONÓMICO QUE PROFESA ESTE PERSONAJE ES LA NEGACIÓN DE LA CARIDAD...NO ES NECESARIO QUE EXPLIQUE POR QUE...POR ESO ESTA BIEN DESENMASCARAR A ESTA GENTE QUE PRESUME SER NACIONALISTA Y SON LIBERALES.EL NACIONALISMO NO ES LIBERAL NI MARXISTA PARECE QUE STA GENTE NO QUIERE ENENDERLO DE NINGUNA MANERA POR ESO HAY QUE SEÑALARLOS PARA QUE DEJEN DE EMBROYAR Y CONFUNDIR...NI VIDELA NI MARTINEZ DE HOZ NI MASSERA NI EL PROCESO ERAN NACIONALISTAS POR MAS QUE HAYAN COMBATIDO AL COMUNISMO (POR ENCARGO NORTEAMERICANO). NO TODO ANTICOMUNISTA ES NACIONALISTA...

Pampa dijo...

Con respeto, aprecio y estupor:

¿De manera que “cuando Cristóbal Colón y los suyos pusieron un pié en América, “procuraban” el “oro”, las “pertenencias” y “el sometimiento a la condición de vasallos económicos” por parte de los indígenas, y como modo de embaucarlos, “como instrumentos de embaucamiento” utilizaban “collares y abalorios”?.

¿Esta sería la “trágica y prolongada lucha a que vienen haciendo frente desde entonces los pueblos latinoamericanos”?.


Si tiene por afán que “en Historia habrá que tener como principales autores a historiadores revisionistas, y terminar con la visión antinacional de la historiografía liberal”, me pregunto, ¿qué diferencia hay entre el lenguaje señalado arriba y el utilizado en la versión marxista de las leyendas negras españolas?.

Cordial saludo.

Anónimo dijo...

O SEA BEVERAGGI SERIA UN ELEMENTO MARXISTA INFILTRADO EN EL NACIONALISMO.
LOGICAMENTE NO CREEMOS EN LA LEYENDA NEGRA PERO TAMPOCO EN LA ROSA.
PRIMERO JOSE ANTONIO Y RAMIRO SON ELEMENTOS STRASSERISTAS COMO DICE OTRO AQUI O EN UN POSTEO PROXIMO A ESTE. AHORA BEVERAGGI S MARXISTA INDIGENISTA...NO SE OFENDA PAMPA PERO CREO QUE ES DEMASIADO. SALUDOS

Pablo dijo...

Me parece interesante y correcto el artículo pero lamento estar en desacuerdo con que el nacionalismo deba basarse en alguna tradición indígena. Antes de que llegaran los españoles al Río de la Plata, la Argentina simplemente no existía. El territorio estaba habitado por pueblos aborígenes, pero es a partir de la fundación de las primeras ciudades hispánicas que nace la Argentina. Por lo tanto considero que lo importante es la Fe Católica y las tradiciones culturales hispánicas que se fueron constituyendo durante el período colonial. En mi opinión el elemento indígena simplemente no es tan importante en nuestro país como en otros países de la región (por ej. Bolivia, Perú o Ecuador).

Saludos.

Anónimo dijo...

La cultura Argentina o autoctona nace de la etnia propia que fundió al hispanico con el indio y que diera el mancebo de la tierra conocido como gaucho. Si solo vemos lo hispanico estamos rengueando.Si solo vemos lo indio rengueamos con la otra pierna No es ser indigenista reconocer la realidad historica de la existencia de una influencia aborigen en la cultura argentina. los españoles eran tan racistas (como afirmen los zurdos) que no tuvieron drama de casarse con las indias. Logicamente que antes de la llegada de los españoles la Argentina no existia, ni mejico, ni venezuela, ni nigun otro pais de nuestro subcontinente. La civilizacion nos la dio España como la Fe. El elemento humano y la cultura es criolla fruto del enrecruzamiento de dos estirpes y dos culturas. No creo que sea muy dificil entender esto.

Pampa dijo...

Estimado amigo Anónimo:

Discúlpenme por el grave exabrupto relacionado con el Dr. Beveraggi Allende. No puedo mostrar entre mis fojas una buena formación como para tocar con buenos fundamentos el gran tema de la Hispanidad relacionado con nuestra tierra. Esta es una excelente página y desde que la encontré viene aclarándome fundamentales temas que, si yo correspondiera a otra generación, ya debería de haberlas aprendido. Les estoy muy reconocido por ello.

No desconozco que el mestizo que logró erigirse en gaucho, sangre fecunda de nuestra Confederación, fue el buen retoño, como usted lo señala, que dieron el aborigen y el español. Orgullosos deberíamos estarlo. Para demostrarlo tan solo escuchemos las diversas tonadas que se dan cita entre los habitantes de nuestro patrio suelo.

Y si bien entiendo que el aprecio no omite que pueda consultarles los temas que mi falta de formación no entiende, la pregunta de arriba la dirigí por interpretar que en alguna parte del texto citado se desprende una visión mercantilista de la Conquista y Evangelización de América, al procurar Colón, desde el primer momento, el oro y embaucar para ello a los aborígenes con “chucherías”. Solo eso. Si el primer y principal propósito de los españoles no fue la Evangelización de estas tierras (estoy al tanto de numerosos desafueros al tratar de lograrlo), y se trocan las prioridades espirituales por el afán de riquezas temporales, ¿no quedará mucho para conceder como cierta la leyenda negra de la explotación de los españoles sobre los indígenas?.

Vuelvo a reiterar. Tengo mucho por aprender, y mucho por callar. Confío en que lo que esté mal interpretando será corregido inmediatamente. Lo espero desde el trato cálido que ustedes siempre me dispensaron.

Cordial saludo en Xto.

Anónimo dijo...

GRACIAS POR SUS PALABRAS AMIGO PAMPA QUE SON LAS DE UN HOMBRE HUMILDE.
YA LE DIJIMOS ANTERIORMENTE QUE NO CREEMOS EN LA LEYENDA MARXISTA Y LIBERAL LLAMADA LEYENDA NEGRA, PERO NO TODO FUE EVANGELIZACIÓN, FUE BASTANTE MAS MATIZADA LA COSA. EL SALDO FINAL NO OBSTANTE ES ALTAMENTE POSITIVO A PESAR DE LOS CLARO OSCUROS. LE MANDO SALUDOS QUE SIGA BIEN AMIGAZO

Anónimo dijo...

Algunos puntos de vista que defienden los autores de la Red y algunos lectores tienden a la confusión. El Imperio Hispánico extendió sus dominios civilizadores en las tierras irredentas y bárbaras con la finalidad de Evangelizar y civilizar, a diferencia de los mercantilistas. En estas tierras existían tribus pacíficas pero también muchas indolentes que vivían en el sacrificio humano y la antropofagia. No sé si es digno de admirar, mas bien no. Yo me siento heredero de la civilización hispana, cultora del Mundo Greco Romano. Y esa es la raíz de la Argentinidad. Plantear lo contrario le hace el caldo gordo a los calvinistas y marxistas. En qué vereda se encuentra la Red Patriótica???
Omar Andrada

Anónimo dijo...

LA RED PATRIOTICA ESTÁ EN LA VEREDA DE LA REALIDAD, FUERA DEL DELIRIO Y DE LA PELOTUDEZ. LA ARGENTINA ES LO QUE ES. ES UNA REALIDAD MESTIZA Y CRIOLLA EN ULTIMA INSTANCIA,NACIDA DEL ENTRECRUZAMIENO DE DOS CULTURAS, ANDRADA. YA LES DIJE NO ES TAN DIFICIL EL TEMA. VEAN COMO ERAN LOS MONTONEROS GAUCHOS, LOS SOLDADOS QUE MURIERON EN LA VUELTA DE OBLIGADO E INTERMINABLES ETC. DE NUESTRA HISTORIA NO ERAN ESPAÑOLES NI ERAN INDIOS SINO GAUCHOS. PIEL OSCURA O CETRINA OJOS Y PELO RENEGRIDO Y UN HABLAR PARTICULAR A PESAR DE HACERLO EN CASTELLANO. ES LA GENTE NUESTRA, A PESAR QUE LOS SUPUESTOS NACIONALISTAS SUELEN DESPRECIARLOS COMO "LOS NEGROS" CUANDO MUCHOS DE ELLOS ESTAN TODAVIA ATADOS AL BARCO QUE TRAJO A SUS ABUELOS EN LA ULTIMA OLEADA INMIGRATORIA, DONDE VINO TODO GENERO DE ANARQUISTA, MASON Y MARXISTA A JODER EN ESTAS TIERRAS.
ASI QUE ANDRADA, SI NO ENES NADA QUE HACER TE SUGIERO NO VENIR A HACERLO AQUI O AL MENOS SI VENIS HACELO CON ALGUN TIPO DE ARGUMENTACION MEDIANAMENTE SERIA, POR QUE RESULTA AHORA QUE ADEMAS DE MARXISTAS, SOCIALISTAS,INDIGENISTAS, NAZIS STRASSERISTAS AHORA TAMBIEN SOMOS CALVINISTAS...
¿POR QUE NO SE VAN A DORMIR LA MONA? SI PASARON LA TARDE TOMANDO FERNET O BIRRA NO VENGAN A HINCHAR AQUI.

Pablo dijo...

No dudo del aporte de los mestizos pero no se puede soslayar la importancia del elemento blanco en la Argentina. En mi humilde opinión tanto el uno como el otro aportaron a nuestro país y no todos los argentinos de la colonia y de la época pre-Caseros eran mestizos. De todas formas si hay algo en lo que estoy de acuerdo es que el problema en la Argentina nunca fue racial, a diferencia de, por ejemplo, EE.UU. El problema siempre vino por el lado de querer infiltrar culturas extranjeras y sistemas políticos masónicos, algo que el texto señala con gran atino.

Un saludo.