miércoles, 19 de septiembre de 2012

MARCHAS



Por: Guillermo Rojas
Esperé varios días para analizar  las consecuencias de la gran movilización de gente realizada contra el kirchnerismo, en base a los llamados de las redes sociales  de Internet, más que nada para observar las diversas reacciones que se produjeran en el escenario político nacional.
Ocurrió lo que ya se perfilaba. El gobierno la observó y la criticó con esa mezcla desdeñosa de resentimiento social y soberbia a la que nos tiene acostumbrados, pero no se le dio por iniciar una contramanifestación. Hábilmente  se dio cuenta que estas marchas no son en si, para ellos peligrosas, por la misma razón que, segun nuestra opinión,  son una vía muerta si se pretende que el gobierno cambie de tesitura o que  caiga o lo que sería ilusorio que el Sistema colapse. 
La oposición partidocrática, totalmente desorientada o cómplice del kirchnerismo se limitó a mirar y evaluar cómo sacar partido del suceso, lo cual es sumamente difícil que lo logre dados los niveles de desorganización y descrédito que lleva sobre sus espaldas, ganado a fuerza de ausencia de eventuales propuestas viables de alternativa a este estado de cosas.
Estas manifestaciones de descontento popular tienen ingredientes suficientes para ser por ahora, nada más que una catarsis dentro del Sistema que solamente lo descomprime temporariamente. El mismo Régimen las gobierna por los medios tecnológicos y periodísticos que le son propios, lo que las hace  completamente inocuas para él mismo. Aunque suelen ser vehículos eventuales, cuando se dan las condiciones necesarias, de cambio dentro del Sistema. Le lavan la cara como antes hacían los golpes militares. Cambio para que todo siga igual.

Podríamos decir también que este tipo de manifestaciones son similares a las que se produjeran en el 2001 aquí, cuyas  consecuencias en términos de verdadera liberación del yugo que atenaza a la Patria, fueran absolutamente nulas por iguales defectos. Similares también a las que se verificaran en los países árabes hace muy poco con suerte diversa
Se caracterizan por lo siguiente:
1.- Carecen de una conducción política unificada que las haga ver ante la población como algo organizado y con un objetivo predeterminado sea este cual fuere. Quienes convocan son desconocidos. Las consignas las impone y difunde cualquiera
2.- Dichas consignas de movilización son las más disimiles, lo que las hace anárquicas en su finalidad. Eran cientos las consignas (algunas atitéticas en si) que se barajaban: desde la caída lisa y llana del gobierno a la defensa de la constitución y el estado de derecho, hasta la liberación del dólar pasando por el freno a la delincuencia, el auge de la droga, el aborto y cualquier otra que anduviera dando vueltas por allí.
3.-  Como entidad política carecen de un proyecto unificador a largo plazo o un proyecto ideológico-político y de un puntual proyecto programático que las unifique en un conjunto de consignas concordantes y coherentes.
4.- Aquellos que concurren son una Babel política. Va gente para la cual el gobierno, o sea el enemigo que está en frente, es fascista y otra gente para el cual el kirchnerismo es comunista. A pesar que en el imaginario colectivo de lo políticamente correcto son la misma cosa, la realidad nos dice que no es así. Vaya esto solamente como un ejemplo de la confusión reinante.
5.- Por lo demás las consignas mencionadas son propias del Sistema. Pretenden el “mejoramiento”, una “mayor calidad institucional” del mismo “más seguridad”, “mayor liberad económica” etc. Muchos de esos pedidos curiosamente son de imposible cumplimiento dentro del Régimen.
6.- El componente burgués (en el sentido que lo entendemos nosotros) mayoritario de estas movilizaciones las hace chirles, sin una gota de mística patriótica, las hace impermeable al planteo radical de acabar con el Régimen.

Por ello es dable sospechar que, usando términos de la calle, “no va a pasar nada” políticamente hablando, salvo que se subsanaran los defectos mencionados, algo prácticamente imposible por lo ya reseñado, o que  alguien pusiera el ingrediente del muerto necesario, con lo cual la cosa cambiaría cualitativamente y el gobierno se encontraría en un aprieto luchando por subsistir en un ambiente de caos y reclamo enfurecido. En tanto ello no ocurra Cristina y el Sistema fuman.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente analisis, totalmente realista y absolutamente prudente. Representa la mejor mirada del tema a los ojos del nacionalismo practico.
Joseantonio

Anónimo dijo...

Digo, Camarada Guillermo, si bien el análisis que realizas es correcto, cuando los nacionalistas saldremos a marchar?.-
Solo Dios lo sabe...

Red Patriotica Argentina dijo...

PARTICULARMENTE SOY MATERIA DISPUESTA, PERO DETRAS DE UN PROYECTO POLITICO PROPIAMENTE NACIONALISTA Y PARA TENER GENTE QUE MARCHE, TIENE QUE EXISTIR EL PROYECTO Y UNA CONDUCCIÓN POLITICA. SINO, SALIMOS BAJO CONSIGNAS QUE NO SABEMOS BIEN CUALES SON O QUE SON LAS DEL ENEMIGO (LA DEMOCRACIA, EL ESTADO DE DERECHO, LA CONSTITUCIÓN ETC.ETC.) Y CON UNA CONDUCCIÓN QUE ESTA ESCONDIDA EN UNA CASILLA DE MENSAJES DE INTERNET O SEA QUE NO SABEMOS NI QUIEN ES.
PARA QUE HAYA PROYECTO POLÍTICO ESCENCIALMENTE ANTISISTÉMICO (PARA CAMBIAR A ESTOS POR MACRI O DUHALDE ME QUEDO DURMIENDO LA SIESTA) HAY QUE LUCHAR O SEA DAR EL COMBATE DE LAS IDEAS Y EN LA CALLE. CON IDEAS CLARAS Y DIFUSIÓN APROPIADA, TENDREMOS GENTE QUE MARCHE Y APOYE (CREO QUE EL NACIONALISMO ES PARA TODOS LOS ARGENTINOS DE BUENA VOLUNTAD) O SEA PODER PROPIO, LO QUE NO TENEMOS AHORA Y EN TANTO SIGAMOS DISCUTIENDO SOBRE EL SEXO DE LOS ANGELES Y NO MOVIENDO EL CULO, NO VAMOS A TENER NUNCA.
lAS MOVILIZACIONES ANARQUICAS SIRVEN SOLO A LA CATARSIS DENTRO DEL REGIMEN, POR ESO EL MISMO REGIMEN LAS PROMUEVE. SI LES DAMOS BOLA ESTAMOS COMO LOS TROTKISTAS QUE SIEMPRE QUIEREN ESTAR DONDE ESTA LA MASA Y ASI FUE COMO NEUTRALIZARON LAS DEL 2001 CON APOYO DE DUHALDE...HASTA BONAFINI SE DIO CUENTA DE ESO.
GUILLERMO

Alan Christian dijo...

Uno de los tantos problemas que tenemos es la infiltración en el seno de la iglesia.Hay muchos chicos "católicos" pero están bajo el influjo de la Masonería.Si pudieramos tener acceso a los espacios parroquiales estariamos dando un paso muy importante.En el 2010 se movilizaron 200 mil personas contra el macrinomio gay.El problema es que,como dice Capponneto,es un frente de algodón.Sería genial combatir a los Bergoglio.Son más fáciles de bajar que los Kirchner.Si copamos la Iglesia sería un milagro.El primer enemigo son los curas masones o judaizados.
Es solo una humilde opinión.No estaría mal avanzar por ese lado.Si tuvieramos acceso a las instalaciones de todas las parroquias nos hariamos con una plataforma formidable.No sé qué pensarán.Roque Alonso dijo que el nacionalismo debe buscar una opción por afuera de la Iglesia y el Ejército pero para eso se necesitan espacios físicos.Imaginense qué bueno sería poder proyectar peliculas y documentales en los salones parroquiales o dar charlas ahí.

Red Patriotica Argentina dijo...

Lo que decis es muy interesante pero quimerico querido camarada. Compartimos lo que dice Alonso, la Iglesia es en su jerarquia y clero, mayormente enemiga del Nacionalismo y los militares son cartón pintado y lo que no es cartón pintado tambien es enemigo. Justamente lo que se debe hacer es trabajo político y atraer militantes de espacios que no tengan nada que ver con eso.
Es lo que estamos haciendo y ha dado resultado siempre en relacion a la capacidad que tenemos nosotros. La gente que teniamos de "frente de algodón" en su gran mayoria no entendia la lucha sino en terminos del tema aborto y matrimonio gay se terminaron llendo, la misma clerecia de la Iglesia los sume en una ignoracia total con referencia al Sistema y a la lucha integral que hay que dar. En referencia a los que son meramente golpistas aqui no tienen cabida...tampoco se acrcan gracias a Dios.

Alan Christian dijo...

No viene al caso los gustos musicales de cada uno pero hay una entrevista muy interesante al cantante de Almafuerte,Ricardo Iorio,en la que él dice que la Dictadura fue un falso nacionalismo pagado por la CIA con el fin de imponer el liberalismo.Es increible que siempre nos relacionen con esas porquerías morales e ideológicas.Creo que ese es el estigma que nos creó el poder global.Nos dice golpistas y gorilas los de la izquierda y los gays de la derecha nos dicen comunistas por defender a la gente pobre que trabaja decentemente.Lo bueno de que nos peguen por todos lados es que de verdad somos una opción interesante.¿Por qué será que se juntan todos contra los nacionalistas?