viernes, 23 de octubre de 2009

INTENDENTE K DE TARTAGAL


El intendente de la ciudad va a juicio político para ser destituido. Su cercanía con un ex diputado involucrado en un narco crimen y su pésima relación con los medios.

El Concejo Deliberante de Tartagal, Salta, avanzará esta semana con el pedido juicio político contra el intendente Sergio Napoleón Leavy o Levy?.

El escándalo comenzó hace unas semanas cuando medios locales dieron a conocer que se habían esfumado más de $ 200 mil destinados a obras por el alud. Luego se pudo acceder a los documentos que probaban que parte de ese dinero lo cobró el cuñado de Leavy y su mujer.

La Justicia allanó las oficinas de Obra Pública, Asesoría Legal y Tesorería del municipio. Fue un pedido del juez de instrucción penal de segunda nominación, Fernado Marical Astigueta.

8 de los 11 concejales estarían dispuestos a avanzar contra el funcionario destituyéndolo del cargo.

Su historia. A Sergio Napoleón Leavy le dicen "el oso" porque "es gordo y cachetón". Cuando se le pregunta a los tartagalenses quién es Leavy, las historias y anécdotas se reproducen por decenas.

Este hombre parece sentirse, según varias fuentes, "el dueño" de la localidad salteña y desde que llegó a la intendencia en 2007, demostró a los ciudadanos quién es y hasta dónde es capaz de llegar.

Leavy, de 42 años, llegó a Tartagal dede Metán. Antes de desembarcar en política trabajó en empresas privadas. Pero en 2003 dio el gran salto y de la mano del kirchnerismo llegó a ser diputado provincial. Su padrino político fue el gobernador Juan Manuel Urtubey, quien ahora le soltó la mano luego de la trascendencia mediática del tema de los fondos por el alud.

Se presentó como candidato a intendente de Tartagal en las elecciones de 2007, bajo la insignia del Partido de la Victoria (PV), que responde directamente al kirchnerismo.

En los comicios venció al ex intendente Darío Valenzuela, del Partido Renovador de Salta (PRS).

Valenzuela dijo que Leavy "posee una visión anacrónica de un municipio mero prestador de servicios y no promueve al estado municipal como promotor del desarrollo económico local y regional".

Cómo llegó. Es sabido que en la Argentina para ganar una elección se necesita caja. ¿De dónde provino la de Leavy?. De su bolsillo no. Leavy tuvo cheques rechazados por $54.100 e incluso estuvo embargado por $8.389.

El rumor en Tartagal, es que el dinero lo habría aportado Lucas Cisneros, un político peronista ex concejal de Tartagal durante la década del '90. Cisneros pasó de ser un humilde albañil a exitoso empresario salteño.

A pesar del rumor, negó estos vínculos: "Trabajo en la actividad privada y no tengo nada que ver con la política", aseguró.

Al menos cuatro fuentes consultadas indicaron que Cisneros es uno de los testaferros de Ernesto Aparicio, ex diputado provincial justicialista que estuvo procesado por una causa por narcotráfico e involucrado en el asesinato de Liliana Ledesma.

A Aparicio lo acusaban de traficar cocaína en rollos de madera. Leavy tiene un aserradero en Tartagal, otro punto de contacto con Cisneros.

Hoy Cisneros y Leavy están distanciados y varios concejales responderían directamente a este empresario. El motivo de la disputa habría sido por cargos: Cisneros querría ser diputado provincial en las próximas elecciones en septiembre pero Leavy colocó como candidato a su hermano, Eduardo "Chanchín" Leavy. Según una fuente, "le desató una guerra a muerte".

Maldita prensa. "Se presentó como un oso, pero se convirtió en zorro", explica Marta Juárez, periodista de la localidad. "Tiene una molestia cotidiana con el periodismo" reconoce quien fue agredida verbalmente y amenazada por el Intendente en marzo de este año.

Ricardo Cuellar trabaja en FM Pilcomayo. Hace poco tiempo debió irse: "Hubo contacto de la radio con gente de Leavy para alquilarla. Me dijeron que si criticaba a Leavy criticaba a Urtubey. Después nos duplicaron los costos del programa. Decidimos irnos". Silvia Cardozo, directora de la FM negó estas acusaciones y explicó que sólo le pidió a Cuellar "equilibrio en la información".

Otros aseguran que detrás del contrato estaría Miguel Moyano, empresario cercano al intendente. El cuñado de Moyano es asesor legal de Municipio, Juan Martín Crossa. Su suegra es la secretaria de Leavy, Marta Chagra.

Hace unos días, cuando se comunicaron con Leavy por la denuncia acerca de los $200 mil que desaparecieron, dijo que Mario Andreani, periodista que destapó el escándalo, era "un anárquico de extrema izquierda".

Aquella vez el intendente se mostró cordial en una entrevista. Luego de publicada la primera nota su tono cambió radicalmente y no atendió nunca más los llamados.

A pesar de su eufórica defensa, lo cierto es que el "oso" volvería a invernar.

P.S
: Aclaro que los derrumbes en Tartagal son por EXPLOSIONES con destino a descubrir ORO y otros metales, que nadie se coma el CURRO que las inundaciones son por DETERIORO DEL MEDIO AMBIENTE !!!!


Destituyeron al intendente kirchnerista de Tartagal por malversación de fondos.


El intendente de la localidad salteña de Tartagal, Servio Leavy, fue destituido por el Concejo Deliberante acusado de malversación de fondos, mal desempeño y enriquecimiento ilícito. Había "mal administrado" los fondos que la Nación envió para reparar los daños que provocó el alud en febrero pasado.

Tras tensas horas de sesión, en la que se cruzaron insultos entre oficialistas, opositores y el propio jefe comunal, ocho de los once concejales votaron este miércoles a favor de la destitución de Leavy.

¿Por qué destituyeron al intendente de Tartagal?

La presidenta del Concejo, Olga Ferrer, explicó en declaraciones televisivas que el intendente había "mal administrado" los Fondos que la Nación envió a la localidad para reparar los daños que provocó el alud en febrero pasado.

El 10 de febrero pasado, un alud de barro y agua provocado por el desmadre del río Tartagal arrasó viviendas, vehículos y lo que encontró a su paso generando pérdidas millonarias y dejando a cientos de personas sin casa.

Por entonces, la presidenta Cristina Fernández visitó la zona del desastre y se reunió con el gobernador de la provincia, Juan Manuel Urtubey, y con Leavy, a quienes les prometió fondos para construir 627 casas.

Ahora, el Concejo Deliberante de la localidad decidió que el intendente no puede seguir en su cargo debido a las denuncias por malversación de fondos, mal desempeño y enriquecimiento ilícito, entre otros cargos.

Tras ser destituido, el intendente insultó a los concejales que lo acusaron y aseguró que apelará la sentencia, por lo que la Justicia de Salta tendrá que decidir si lo restituye o si avala la decisión del Concejo.

Leavy tendrá siete días para presentar la apelación y el Poder Judicial de la provincia 60 días para expedirse sobre las formas de la acusación. En caso de que confirme la destitución, Leavy tendrá que dejar el cargo y la localidad quedará en situación de llamar a votación para un mandato de dos años, ya que Ferrer no podrá asumir porque su banca vence el 10 de diciembre.

"Todos los testigos mienten. Acá se ha armado una causa en mi contra. Me siento agredido nuevamente. Nunca pude luchar contra los monopolios", aseveró el intendente a los gritos cuando los concejales levantaron la mano y lo destituyeron.

En medio de la tensión y ofuscado por la decisión de los ediles, Leavy dijo tener la documentación para demostrar su inocencia y negó que sea culpable de todos los cargos que se le imputan.

Algunas de las denuncias señalan que se el jefe comunal se había quedado con unos 200 mil pesos que llegaron al municipio desde la Nación para obras de reparación tras el alud.

En tanto, de las 627 casas que prometió el Gobierno nacional y para las que habría enviado los fondos, sólo se terminaron 10. "En una de las causas se lo acusa de haber comprado terrenos a nombre de su mujer y su cuñado. Además, habría falsificado la firma de un plomero para cobrar 16 cheques. Y esto cayó terriblemente mal en el pueblo", dijo Ferrer.

Parece que la lección hondureña fue implementada por los salteños. Una golondrina no hace verano pero lo anticipa.

Foto: la banda en pleno Urtubey, Randazzo, Kristina y el destituido intendente Leavi (una deformación de Levi).

No hay comentarios: