lunes, 14 de septiembre de 2009

HAMELIN CRIOLLO


Un porteño entra a una tienda de antigüedades, en una callecita de San Telmo.
Pasa el tiempo mirando los objetos en venta y descubre la escultura de una rata.
La estatua es del tamaño de una rata verdadera, tan bien detallada y única, que el hombre se interesa y le pregunta al dueño del negocio:
- ¿Cuánto cuesta esta escultura de la Rata?
- Cincuenta pesos por la rata y mil pesos por la historia que la acompaña.
- Quédate con la historia, viejo, -responde el cliente- yo compro solo la rata.
Habiendo completado la transacción, el argentino se va del negocio con su escultura de la rata bajo el brazo..
Cuando cruza la calle frente al negocio, dos ratas vivas salen del desagüe de la calle y comienzan a seguirlo.
El hombre se pone nervioso cuando las ve y comienza a caminar más rápido. Sin embargo, cada vez que pasa por un desagüe más ratas salen y lo siguen.
La gente comienza a señalarlo y a comentar.
El camina más rápido y pronto comienza a correr.
Mientras tanto, toneladas de ratas salen desde los desagües, los sótanos, los lotes vacíos y los autos abandonados.
Miles y miles de ratas casi le pisan los talones.
El porteño, toma rumbo a las orillas del Río de la Plata y comienza a correr lo más rápido que puede.
No importa que tan rápido corra, las ratas lo siguen chillando de una manera horrible.
Cuando llega a la costanera del río, las ratas que lo siguen cubren 12 cuadras de la ciudad.
El hombre da un salto olímpico hacia un poste de electricidad, se agarra al poste con un brazo y con el otro lanza la escultura al río con toda la fuerza que le da su brazo.
Sube las piernas, se abraza al poste y observa como las miles de ratas se lanzan al río y se ahogan.
Temblando y murmurando para si mismo, regresa al negocio de antigüedades.
El dueño lo ve y le dice:
-¡Ah!... ¿Regresaste a que te cuente la historia?
-No, -responde el cliente y le pregunta- ¿NO TENÉS UNA ESCULTURA del CHE GUEVARA?...

1 comentario:

mgoncebat dijo...

Me encantó este relato!
El unicó problema es que me parece que el cliente compró la segunda estatua....y a estas ratas no les gusta hundirse solas, hasta para eso son comunistas, TODO EL MUNDO TIENE QUE HUNDIRSE CON ELLAS!
Para mi que nos llevan puestos a nosotros también!!!!!!